LA DIVINA TRINIDAD

 

Dios Trino surgió como respuesta a las falsas doctrinas de los llamados testigos de Jehová sobre la divinidad de Jesús y la personalidad del Espíritu Santo. Después de debatir ampliamente con varios de sus dirigentes y adeptos llegué a la conclusión que debía confeccionar un compendio sencillo sobre la verdad de la naturaleza del Hijo de Dios y que más tarde amplié a toda la Trinidad. Este tema, por tanto, ahonda en los diversos nombres de Dios, Su carácter y naturaleza desde una perspectiva práctica, ampliamente documentada y fundamentada en la verdad revelada en las Sagradas Escrituras.                   

 

DIOS.-

 

¿Cómo es Dios? ¿Cómo podemos conocerle?.  La mejor forma en que podemos conocerle es por medio de LA REVELACION que Él hace de Sí mismo en las SAGRADAS ESCRITURAS  (Ro.16:25,26) (Mt.16:13-17). El orden que está establecido en las Escrituras para llegar al conocimiento revelacional de Dios es primero reconciliación, luego conocimiento.

 

          a)  Reconciliación con Dios, por medio de la fe en Jesucristo.

          b)  Conocimiento de Dios, toda Su inmensidad a nuestro alcance.

 

LOS NOMBRES DE DIOS

 

Los nombres de personas en el A.T. revelaban su carácter: Abrahán (príncipe), Isaac (risa), Jacob (usurpador), etc.  Una de las maneras que tenemos para poder conocer mejor a Dios, es a través de los nombres que se nos revelan en las Escrituras.  Veamos cuáles son:

 

ELOHIM (Gn.1:1).  Dioses (Trinidad).

Este nombre está en plural y aparece en tres pasajes en el Génesis.  (1:1) (1:26) (3:22) (11:7).  (EL = poder)  Nos muestra el poder de Dios, Creador, etc.

 

ADONAI (Gn.15:2,8)

Este nombre significa: Señor.

En castellano se traduce además por: Dueño, Maestro (Mt.23:10) (Jn.13:13-17).

El es responsable de nosotros (Ro.14:4).

 

EL SHADDAI (Todopoderoso  Gn.17:1).

Es poderoso para cumplir todo lo que ha prometido.  (Gn.48:3 ss.) (Gn.49:25) (Ap.1:8).

Su poder lo comparte con nosotros para capacitarnos.  (Ex.6:2-7) (Hch.1:8).,

 

EL OLAM (Gn.21:33) (Dios Eterno).

 

EL ELYON (Gn.14:18 ss.) (Dios Altísimo) (Sal.91:1).

Tiene autoridad celestial (Dn.4:32-34) (Dt.32:8).

Tiene autoridad terrenal (Dt.32:8).

Jesús tiene toda autoridad en el cielo y en la tierra.  (Mt.28:18).

 

Notemos que la mayoría de los nombres de Dios están relacionados con la Persona de Jesucristo.  Eso nos lleva al pensamiento siguiente:


  •  El Dios revelado en el A.T. (Jehová) es Jesús en la mayoría de los casos.
  •  Nos muestra la divinidad de Jesús.

JEHOVA o YAHVEH (YHVH).

Se menciona unas 7.000 veces en el A.T.

Los rabinos judíos le tenían tanto respeto a este nombre, que no se atrevían ni a pronunciarlo, y comenzaron a decir Señor. Así se traduce en la Biblia de las Américas.

Con este nombre conocemos a Dios en varias funciones:

 

1.  "YO SOY".  Viene del verbo Ser.  Con él se reveló a Moisés en la zarza (Ex.3:14 ss.). Jesucristo es la revelación del YO SOY.  En el evangelio de San Juan tenemos esa revelación:

          * YO SOY el Pan de vida (6:35).

          * YO SOY la Luz del mundo (8:12).

          * Antes que Abraham fuese YO SOY (8:58).

          * YO SOY  el Buen Pastor (10:11).

          * YO SOY la Resurrección y la Vida (11:25).

          * YO SOY el Camino, la Verdad y la Vida (14:6).

          * YO SOY la Vid verdadera (15:1).

 

2.  EL DIOS SANTO.  (Is.6:3).

          Sin impureza, ni pecado (Stg.1:13).

 

3.  EL DIOS DEL PACTO.  (Ex.6:2-6)

          Jehová hizo el pacto con el pueblo de Israel.

          Jehová establece el Nuevo Pacto con todos los hombres.

          (He.8:10) con (Jer.31:33).  Jehová es Jesús.

 

4.  EL DIOS DE LA REDENCION.  (Ex.12:11-13)

          Jehová fue el Redentor de Israel (Is.48:17)

          Jehová es el Redentor de los gentiles hoy (Ro.3:24)

          Jehová en el A.T. es el mismo que Jesús en el N.T.  (2 Ti.1:3-5). 

 

LOS NOMBRES COMPUESTOS DE JEHOVÁ

 

"Jehová de los Ejércitos".

Los ejércitos celestiales (Gn.32:1,2) (1 R.22:19).  Los ejércitos del pueblo de Israel

(Jos.5:13-15).  Los ejércitos de la iglesia de Dios (Ef.6:12) (1 Ti.1:18) (1 Ti.6:12) (2 Ti.2:3,4)

(2 Ti.4:7) (2 Co.10:4).

 

"Jehová- Nissi"  (Ex.17:15 ss.) (Jehová es mi Estandarte).

"Jehová- Ra-ah"  (Jehová es mi pastor) (Sal.23:1) (Jn.10:11).

"Jehová- Rafah"  (Tu Sanador)  (Ex.15:26).

"Jehová- Jireh"  (Jehová Proveerá) (Gn.22:14) (Mt.6:31-33)

"Jehová- Shalom"  (Jehová es Paz) (Jue.6:24).

"Jehová- Tsidkenu"  (Jehová es Nuestra Justicia) (Jer.23:6)

Jesús es nuestra justicia (Ro.3:22-24) (2 Co.5:20,21).

"Jehová- Mecadishkem"  (Jehová nos santifica)  (Ex.31:13)


Dios el Padre santifica (Jd.1) (1 Ts.5:23).

Dios el Hijo santifica (1 Co.1:30).

Dios el Espíritu Santo santifica (Ro.15:16) (1 P.1:2).

 

LOS ATRIBUTOS DE DIOS

Un atributo es cada una de las propiedades del ser.

 

Dios es Creador.  (Is.45:12,18) (Gn.1:1).

Él ha hecho todo cuanto existe, visible e invisible.

Él nos ha creado a nosotros.  Le debemos gratitud.

 

Dios es Omnipotente.  (Todopoderoso).  (Job 42:2) (Is.40:12-21) (Mt.19:26).

Dios tiene todo el poder.

"Si Dios está con nosotros, ¿Quién contra nosotros?"  (Ro.8:31).

 

Dios es Omnipresente.  (Está en todo lugar). (Sal.139:8-12) (Pr.15:3,11).

Dios nos ve, alcanza hasta el corazón.  Esto nos hará vivir lejos de la hipocresía, además de darnos seguridad.  (Mt.6:1-6), 16-18).

 

Dios es Omnisciente. (Tiene todo el conocimiento, lo sabe todo) (1 Jn.3:20) (Sal.147:5) (1 P1:2). Dios tiene todo el conocimiento y toda la sabiduría. En Jesucristo estamos completos, en él están escondidos todos los tesoros de la sabiduría...  (Col.2:2-10).

 

Dios es Eterno.  (No tiene principio no fin). (Is.40:28) (Ap.1:8). Dios no ha sido creado, no morirá jamás.  (2 Ti.1:9,10) (1 Ti.6:15,16). Dios es la Vida misma.  (1 Jn.1:2).

 

Dios es inmutable.  (No cambia) (Mal.3:6) (He.13:8). La actitud de Dios hacia nosotros no cambia.  Él no depende de sentimientos fluctuantes. Lo que cambia los planes de bendición de Dios es la desobediencia del hombre y su rebeldía.  (Dt.28).

 

EL CARACTER DE DIOS

 

Los atributos de Dios no están a nuestro alcance, sin embargo, Su carácter, Su naturaleza sí lo está.  (Gá.5:22,26) (2 P.1:3,4).

 

Dios es Amor.  (1 Jn.4:8,16) con (1 Co.13). Y por ello nos amó, y dió a Su Hijo.  (Jn.3:16). Dios nos ha dado de Su amor.  (Ro.5:5) (1 Jn.4:10). Dios pide de nosotros que demos expresión en nuestras vidas al amor que Él nos ha dado.

 

Dios es Santo.  (Sal.22:3) (Is.6:3) (1 P.1:15,16). Dios no tiene nada que ver con el pecado. Al darnos Su naturaleza nos ha hecho libres del pecado. Pide de nosotros que vivamos en santidad, que reflejemos Su carácter.

 

Dios es Justo.  (Esd.9:15) (1 Jn.1:9)  Esa justicia no le permite tolerar la iniquidad.  Jesucristo nos ha hecho justicia de Dios en Él.  (2 Co.5:21).  Pide de nosotros que vivamos en justicia.  Su Reino es un Reino de justicia.  (Ro.14:17).

 

Dios es Fiel.  (1 Co.1:9;  10:13) (1 Ts.5:24) (1 Jn.1:9). En su fidelidad cumplirá lo que promete en Su Palabra.  Él exige nuestra fidelidad al Pacto que hemos contraído con Él.  (1 Co.4:2).

 

Dios es bueno, misericordioso.  (Sal.34:8) (Sal.136:1-26). Misericordia es:  Virtud que inclina el ánimo a compadecerse de los trabajos y miserias ajenas. Dios tiene misericordia de nosotros y actúa.  (Mt.9:27-34). Él pide lo mismo de nosotros.  (Col3:12) (Mt.12:7) (2 Co.5:17).  En la  nueva creación, tenemos la capacidad para expresar el  carácter de Dios, y ser cartas escritas, luz y sal del mundo.

                  

CONCLUSIÓN

 

Este Dios, es el único Dios verdadero.  (Is.45:5,6) (1 Jn.5:20).Habita en nosotros con Su naturaleza divina. Somos el templo donde Él vive con toda Su capacidad y carácter  (1 Co.3:16) (2 Co.6:16 ss.) Aunque Dios es Espíritu, y nadie le ha visto, sin embargo Él se ha revelado a nosotros por las ESCRITURAS y la Persona del Señor JESUCRISTO.  (Col.1:15) (He.1:1,2) (Jn.1:18).

 

Nuestra meta es llegar a conocerle cada día más y mejor.  Podemos hacer nuestra la oración de Pablo:  "... Pidiendo que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os de espíritu de sabiduría y de revelación en un mejor conocimiento de él..."   (Ef.1:17).

 

Por otra parte, debemos tener el anhelo y la determinación que tuvo el apóstol Pablo también para llegar a conocerle más y más:  "... Estimo todas las cosas como pérdida en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quién lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo... Y ser hallado en él ... Prosigo a la meta para obtener el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús".   ( Fil.3:8-14).


JESUCRISTO

Segunda Persona de la Deidad

 

INTRODUCCIÓN

 

La Persona de Jesucristo es piedra angular de la fe cristiana.  Desde el primer siglo hasta el presente, Su Personalidad ha sido tema de gran controversia y sigue siendo "piedra de tropiezo, y Roca de escándalo..."  (1 P.2:6-8). Saber quién es Jesús es la gran revelación de Dios al hombre.  (Mt.16:13-17). Dios revela al Hijo en nosotros.  (Gá.1:15,16) (Mt.16:17). El Hijo revela al Padre, al Dios invisible (Jn.1:18) (Col.1:15,16) (Jn.14:9) (He.1:3) (2 Co.4:4).  Jesucristo revela a Dios Todopoderoso, (Ap.1:8), Él es la expresión perfecta de la voluntad de Dios, es Dios hecho carne.  (Hch.10:38) (Jn.5:19,30,36) (Jn.1:1,4) (1 Ti.3:16).

 

Jesucristo es el Redentor del mundo, el Mediador que pone al hombre reconciliado con Dios, el que satisface la justicia de Dios para que podamos tener comunión con Él. Por otro lado, tenemos al Espíritu Santo que nos da testimonio de Jesucristo y nos recuerda lo que él dijo.  (Jn.15:26) (Jn.14:26). El Espíritu Santo usa la Palabra de Dios, las Escrituras, para darnos a conocer la Persona de Jesús.  (Lc.24:27) (Jn.5:39,40). Por lo tanto, podemos hacer este resumen:

 

          Dios revela al Hijo en nosotros.

          Jesús nos da a conocer al Dios Invisible.

          El Espíritu Santo da testimonio de Jesús y Su Palabra.

          Las Escrituras nos hablan de Su Persona y Obra.

 

Con esta introducción, vamos a adentrarnos en el tema más amplio de toda la Biblia.  A través del testimonio de las Escrituras y con la Unción del Espíritu Santo (1 Jn.2:20,27), CONOCEREMOS A JESUCRISTO  mediante  sus diferentes nombres y ministerios, sus atributos, y su repercusión en la historia del ser humano. La meta del discípulo es conocerle: Ef.4:11-13  Fil.3:7-14 Col.2:1-3,9,10.

 

INDICE- RESUMEN DEL ESTUDIO

 

JESUS:  Es el nombre para Salvador.        

CRISTO:  Es el Ungido, el Mesías.

Ungido como Rey.

Ungido como Sacerdote.

Ungido como Profeta.

 

HIJO DE DIOS:  Es el término para expresar su Divinidad.

HIJO DEL HOMBRE:  Este título expresa dos aspectos:

Sufrimiento, muerte y resurrección.

Su venida en poder y gloria.

 

CRISTO, NUESTRO SUMO- PASTOR:  Cuidador de nuestras vidas y sustentador. CRISTO, NUESTRO JUEZ:  Diferentes clases de juicios.

CRISTO, COMO EL SEÑOR:  Es nuestro Dueño legítimo.

Es el Señor y Dueño de la Iglesia.

 

La vida cristiana comienza con el reconocimiento de Jesús como nuestro Salvador, y debe desarrollarse hasta que toda nuestra vida esté bajo su Señorío.  Así nos vamos renovando y transformando a su imagen de gloria en gloria (2 Co.3:18), hasta que lleguemos a ser tal como él es, cuando le veamos.  (1 Jn.3:1,2,3) (Ef.4:13).

 

LOS NOMBRES DE LA SEGUNDA PERSONA DE LA TRINIDAD

 

JESUS

 

(Mt.1:21) (Lc.2:11) (Jn.4:42) (Hch.5:31) (Hch.13:23) (Ef.5:23) (Fil.3:20) (1 Jn.4:14). En hebreo significa Salvador.  Es el Nombre para el Salvador del mundo. Este Nombre ha sido exaltado hasta lo sumo, Dios lo ha puesto sobre todo otro nombre.  (Fil.2:8-11). En este Nombre tenemos incluidas todas las bendiciones de Dios:

 

Salvación y Perdón de pecados.  (Hch.4:12;  10:42,43) (Ro.10:13).

Respuesta a la oración.  (Jn.14:13;  15:16;  16:23).

Sanidad y liberación.  (Mr.16:17,18) (Hch.3:16).

Riquezas espirituales.  (Ro.10:12) (Ro.8:32) (Ef.1:3).

Victoria sobre Satanás.  (Ef.1:20-23; 2:6) (Ap.12:11).

 

El Señor nos ha dado la autoridad de Su Nombre para salir y proclamar Su evangelio, con las señales que le siguen.  (Mt.28:18-20).  La autoridad del Nombre de Jesús ha sido dada a la iglesia para que continúe la obra empezada por él.  (Jn.14:12,13) (Jn.20:21,22,23).  Ej.:  Josué (Jos.10:24,25).

 

CRISTO

 

(Mt.27:17) (Lc.2:11) (Jn.20:31) (Hch.3:18) En hebreo: Mesías. En griego:  Ungido. Tenemos, por tanto, que Cristo, Mesías y Ungido es el mismo nombre y nos habla del ministerio Ungido del Señor. El Señor obró en calidad del Ungido de Dios y no como la Segunda Persona de la Trinidad.  (Lc.4:18-21) (Mt.3:16; 12:28) (Hch.2:47;  10:38). Ese mismo Espíritu sigue ungiendo a los discípulos de Cristo hoy para capacitarlos en el ministerio.  (2 Co.1:21,22). La Unción en el Antiguo Pacto recaía sobre los tres ministerios especiales en el pueblo de Israel.

 

Rey:  (1 S.9:16) (2 R.9:6) (Is.10:1;  16:13) Saúl. David. Jehú.

Sacerdote:  (Ex.28:41) (Lv.8:12). Aarón y sus descendientes.

Profeta:  (1 R.19:16). Eliseo.                                          

 

La Unción trae consigo el derramamiento del Espíritu Santo, y la capacidad espiritual para realizar el ministerio. Estos tres ministerios estaban en Jesús:

 

JESUCRISTO Ungido como Rey.

 

Fue anunciado por los profetas:  (Sal.2:6) (Is,9:6) (Zac.9:9). Confirmado en el N.T (Mt.2:2) (Jn.1:49) (Lc.19:38) (Jn.19:19) (1   Co.15:24,25) (Ef.1:20-22) (He.1:8,9). Para hacerse coparticipe de este Reino y ser parte de él necesitamos hacernos como niños ("humildad") (Mt.18:3; 19:14);  nacer de nuevo (Jn.3:3-5) y hacer Su voluntad (Mt.7:21). Veamos ahora las características de este Reino:

 

Es justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo (Ro.14:17).

Es un Reino de luz (Col.1:13) (Ef.5:7-13) (Jn.3:17-21).

No es de este mundo (Jn.18:36).  Somos extranjeros y peregrinos.

Es eterno, de verdad, de humildad (Sal.45:1-9) (Lc.1:32,33) (Dn.2:44;  7:13,14) (Jn.14:6).

Es Universal (Sal.2:8;  72:8) (Zac.14:9) (Ap.11:15).

 

Es espiritual (Ro.14:17) (1 Co.15:50).

Es un Reino de santos (Ap.15:3) (1 P.1:15,16) (1 Co.6:9-11).

Hay muchas tribulaciones (Hch.14:22) (2 Ts.1:5).

Es un Reino de servicio a los demás (1 Ts.1:9) (Jn.13:1 ss.) (Ro.6:15-23).

Es un Reino de poder (1 Co.4:20;  2:4,5) (Ro.15:18,19).

 

En el Nuevo Testamento encontramos las normas que rigen este Reino.  No es de este mundo, pero cumple un plan vital en su Historia: Ser luz y sal del mundo (Mt.5:13-16). Anunciar las virtudes del Rey (1 P.2:9,10). Anunciarlo y proclamarlo por todo el mundo (Mt.28:18-20).

 

JESUCRISTO  Ungido como Sacerdote.

Un sacerdote es alguien que sacrifica, ofrece sacrificios a Dios, en favor de otro.  Cristo sacrificó su propia vida. Veamos algunas características de Su sacerdocio:

 

Es puesto por Dios (He.3:1-6) (He.5:4-6).

Con juramento (He.7:20-21).

Según el orden de Melquisedec (Sal.110:4) (He.5:6,7;  6:20;  7:15-17).

Es mayor que Aarón y los otros sacerdotes (He.7:11,22-28).

Está a la diestra de Dios intercediendo(He.8:1,2;  7:25)

 

Es un sacerdote completo (Heb.7:24-28)

Es un sacerdote santo (He.7:26).

Es un sacerdote fiel (He.2:17).

Es un sacerdote misericordioso (He.2:17,18;  4:15)).

Su obra es hecha ante Dios (He.2:17; 9:24).

 

Su obra es hecha en el tabernáculo celestial (He.8:2;  9:24).

Su obra fue hecha una vez y para siempre (He.7:27;  9:12;  9:26;  9:28;  10:10;  10:12;  10:14).

Su obra trajo reconciliación (He.2:17) (2Co.5:19) (Col.1:20-22).

Su obra trajo eterna redención (He.9:12) (Ef.1:7) (Col.1:14).

 

JESUCRISTO Ungido como Profeta.

Un profeta es el que habla en nombre de Dios, que da a conocer Su Voluntad.  Jesús lo fue.  Jesús estaba con el Padre antes de manifestarse al mundo, y lo que le oyó al Padre eso nos lo ha dado a conocer.  (1 Jn.1:2).  Es el Profeta por excelencia. Veamos algunas características del ministerio profético de Jesús:

 

Fue anunciado como Profeta.  (Dt.18:15-18) (Hch.3:22;  7:37).

El conoce y revela a Dios.  (Mt.11:27) (Jn.3:2,13,34;  17:6,14,26) (He.1:1,2) (Jn.1:18).

Declaró que su doctrina era del Padre.  (Jn.8:26,28;  12:49,50;  14:10,24;  15:15;  17:8,26).

Predijo lo que había de suceder.  (Mt.254:3-35) (lc.19:41-44).

 

Jesús mismo se consideraba profeta.  (Mt.13:57) (Mr.6:4) (Lc.4:14) (Jn.4:44).

Otros le llamaron y le reconcierno como Profeta:

Las gentes (Mt.21:10,11) (Lc.7:16) (Jn.6:14;  7:40).

Los dos de Emaús (Lc.24:19).

La mujer samaritana (Jn.4:19).

 

Así que vemos como los tres ministerios que recibían la Unción en el A.T., están presentes y su juntan en la Persona del Mesías prometido a Israel y a las naciones. Lo podíamos resumir de la siguiente manera: Cristo es el Profeta que anuncia la llegada del Reino.  Enseña y revela a Dios. Cristo es el Sacerdote que ofrece su vida en sacrificio a Dios, para establecer su Reino espiritual. Cristo es el Rey que establece el Reino de Dios entre los hombres, a través del Espíritu Santo.

 

HIJO DE DIOS

 

Deidad de Cristo.- El término, Hijo de Dios, está estrechamente vinculado a la deidad de Jesús.  Para los judíos era la misma cosa.  Llamarle Hijo de Dios, o decir que es Dios, es la misma cosa, en la mente de un judío.  (Jn.5:18;  10:30-36;  19:7). Se usa este título para explicar la subordinación de Jesús al Padre, en la encarnación.  (Fil.2:5-8).  Es en este sentido que el Padre es mayor que el Hijo.  (Jn.14:28).

 

Proclamado Hijo de Dios.

El Padre le llama Hijo suyo.  (Mt.3:17;  17:5) (2 P.1:17). El apóstol San Juan nos lo presenta así en su evangelio. Veamos siete testigos que así lo afirman:

Juan el bautista (1:34).

Natanael (1:49).

Pedro (6:69).

Marta (11:27).

 

Tomás (20:28).

Juan el evangelista (20:31).

Jesús mismo lo dijo (10:36).

Jesucristo fue encarnado en María y tomó el título de Hijo de Dios, e Hijo del Hombre (como veremos más adelante), que Su naturaleza es anterior, es eterna.  (Jn.1:1-18). Es el Verbo Eterno, co-igual con Dios.  (Fil.2:5-8) (Ro.9:5) (Miq.5:2).

 

La divinidad de Jesús. 

Aquí expondremos algunos datos determinantes y breves. Es la imagen del Dios Invisible (2 Co.4:4) (Col.1:15) (Jn.1:18). Nadie puede ser la imagen misma de Dios sino es Dios mismo. Jesús es la imagen misma de la sustancia de Dios.  (He.1:3). Es Dios manifestado en carne.  (Jn.1:1,14) (1 Ti.3:16). Jesucristo es UNO con Dios.  (Jn.10:30;  12:44,45;  14:7-9;  17:11,22). El Hijo está en el Padre, y el Padre está en el Hijo.  (Jn.8:16;  10:38;  14:10,11,20;  17:21) (2 Co.5:19) (Col.2:9). Hay una relación de perfecciones y atributos que sólo pertenecen a la Deidad, y son dados igualmente al Padre y al Hijo:

 

Es Eterno.  (Sal.90:2) con (Miq.5:2). (Sal.93:2) con (Jn.1:1).

Es Inmutable.  (Sal.33:11) (Sal.102:26,27 con He.1:11,12).

Es Todopoderoso.(Job 37:23) (Mt.28:18 y Ef.1:21).(Mal.3:6 y Stg.1:17) con (He.13:8).

Es Creador.  (Gn.1:1 ss.) con (Jn.1:1-3) (He.1:2).

Es Omnipresente.  (1 R.8:27) con (Mt.18:20;  28:20). (Am.9:2,3) con (Ef.4:10).

Es la vida.  (Dt.30:20) con (Jn.11:25;  1:4). (Sal.27:1) con (Jn.14:6).

 

Recibe adoración. 

El mandamiento es tajante:  "Al Señor tu Dios adorará..."         (Dt.6:13-16) (Mt.4:10) (Is.42:8). Veamos algunos ejemplos donde Jesús  recibe adoración:  (Mt.2:11);  14:33) (Jn.9:38) (Mt.28:9) (Lc.24:52) (Ap.5:12,  13 con Jn.5:23) (He.1:5,6). Este es nuestro Dios.  Este es Jesús, el que nos ha redimido, nos ha dado vida y a venido a morar a nuestros corazones. "... Estamos en aquel que es verdadero, en su Hijo Jesucristo.  Este es el verdadero Dios y la vida eterna".  (1 Jn.5:20).

 

HIJO DEL HOMBRE

 

Este título aparece en los evangelios especialmente, y es usado por el mismo Señor para referirse a sí mismo. En el Nuevo Testamento se menciona 94 veces.  Por su parte, en el Antiguo también lo encontramos.  Veamos donde: (Sal.8:4)  Sinónimo de hombre. (Ex.2:1;  3:1;  4:1)  Refiriéndose a Ezequiel. (Dn.7:13,14;  8:17 con Ap.1:13;  14:14) 

 

Un personaje celestial y apocalíptico que desciende del cielo para tomar el poder de los reinos del mundo al fin de la Historia.  (Dn.7:13 ss.). Jesús usó este título par identificarse en dos sentidos:

 

Sobre sus sufrimientos, muerte y resurrección.  (Mr.9:12) (Mr.9:31;  10:33 ss., 45) (Mr.8:31).

Sobre su venida en poder y gloria.  (Mt.16:27;  25:31-46)  (Mr.13:26) (Lc.17:24,25 ss.) (Dn.7:13,14).

 

Normalmente se utiliza este título para enfocar la naturaleza humana de Jesús, del cual depende el futuro de la Humanidad.  Cristo es el heredero del Reino Mesiánico profetizado por Daniel (7:13,14).

 

CRISTO,  NUESTRO  SUMO  PASTOR

 

Su función pastoral fue profetizada en el A.T. (Is.40:3,10,11). También aparece en otros pasajes como  (Jer.23:1-40) (Ez.34:1-31) (Sal.23), compáralo en el Nuevo Testamento con (Jn.:10:1-30). Se mencionan varios calificativos de Jesús como Pastor:

 

El Buen Pastor.  (Jn.10:11,14).

El Gran Pastor.  (He.13:200.

El Príncipe de los pastores.  (1 P.2:25;  5:4).

 

Veamos la relación del Pastor con las ovejas:

Dió su vida por ellas.  (Jn.10:11,15) (Mt.26:31) (Hch.20:28).

Las conoce.  (Jn.10:14,27) (Sal.139:1-6).

Las llama por su nombre.  (Jn.10:3).

Las lleva en sus brazos.  (Is.40:11) (Lc.15:4,5).

 

Están seguras.  (Ez.34:27,28) (Jn.28,29).

Las guía y dirige.  (Sal.23:3).

Las cuida.  (Is.40:11) (Ez.34:23).

Las guarda.  (Zac.9:16) (Jn.10:28).

Les da vida eterna.  (Jn.10:28) (Zac.13:7).

 

Jesucristo se presenta como nuestro Pastor, él cuida de todas las necesidades de sus ovejas.  "Nada les faltará...".

 

CRISTO,  COMO  EL  JUEZ

 

El mismo Pastor y Sacerdote, un día nos juzgará con justicia; tanto a creyentes, como a inconversos.  (Ez.34:17,20-22). El juicio para los creyentes no será para condenación o salvación, sino para recibir las distintas recompensas, que están relacionadas con nuestras obras "en Cristo".  (2 Co.5:10) (Jn.5:22,27) (Ro.14:10,12) (1 Co.3:12-15) (Hch.10:42). Veamos un resumen de los diferentes juicios que se mencionan en la Biblia.

 

Juicio de las naciones.  (Mt.25:31-46) Según el trato dado al pueblo de Israel y a la Iglesia.  "Mis hermanos más pequeños...".

Juicio de los ángeles caídos.  (Jud.6) (2 P.2:4) (Ap.20:10).

Por cada palabra ociosa, vana e inútil, que haya salido de nuestra boca.  (Mt.12:36,37).

 

Las intenciones del corazón.  (1 Co.4:5).

Los secretos de los hombres.  (Ro.2:16) (Lc.12:2,3).

Cada uno dará cuenta a Dios de sí mismo, (Ro.14:12,13) (Ecl.11:9;  12:13,14), y de lo que ha administrado como siervo.  (Mt.25:14-30) (1 Co.4:1,2).

 

Si esta verdad inamovible estuviera bien arraigada en nuestros corazones, no cabe duda que nuestra manera de pensar, hablar y vivir, cambiaría radicalmente. 

 

¡SEAMOS HACEDORES DE LA PALABRA!.

 

CRISTO NUESTRO SEÑOR

Señor en hebreo:  Adonai. Señor en griego:  Kyrios

 

Hay muchas expresiones para la palabra "señor", pero cuando se refiere a Cristo, en el N.T., se usa la palabra Kyrios, que significa:  "Uno que tiene poder y autoridad.  Señor, Jefe de una casa, Dueño, Dominador". Jesús es Señor por la obra de redención.  Por su muerte, su resurrección y su ascensión y glorificación.  (Hch.2:32-36) (Fil.2:5-10) (Jn.13:13) (Ro.14:9). Jesús es Señor:  la confesión para la salvación.  (Ro.10:8-10) (1 Co.12:3).

 

Cristo es Señor de la Iglesia. (Ef.1:22,23) (Col.1:15-200. Y él ha dicho:  "Yo edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella".  (Mt.16:18). Cristo es el Señor de nuestras vidas.

 

En el matrimonio y el hogar.  (Ef.5:22-6:9) (Col.3:18-4:1).

Entre los hijos.  (Ef.6:1) (Col.3:20).

En el trabajo.  (Ef.6:5-8) (Col.3:17,23) (1 P.2:18-20).

Entre empleados y jefe.  (Ef.6:5,9).

En mi vida económica, las finanzas.  ( Lc.6:38) (Lc.16:9-11) (Mt.6:19-21) (1 Ti.6:3-10) (Hag.2:8).

En toda área de mi vida.  (Ro.14:7-9) (Lc.17:7-10).

 

Ejemplo. 

José en la casa de Potifar (tipo de Jesús).  (Gn.39:1-6).

Potifar le encargo de su casa.

Le puso sobre todo lo que tenía.

La bendición de Dios cayó sobre toda su casa.

 

JEHOVA ES JESÚS

 

(Comparacion del AT con el NT para ver que los titulos y nombres que se le atribuyen a Jehova en el AT se le atribuyen a jesus tambien en el NT).

 

Creador: (Is.40:28) con (Jn.1:3).

Salvador: (Is.45:22; 43:11) con (Jn.4:42).

Resucita a los muertos: (1 S.2:6) con (Jn.5:21).

Es Juez: (Joel 3:12) con (Jn.5:27) y (Mt.25:31-46).

Es luz: (Is.60:19,20) con (Jn.10:11).

 

La gloria de Dios no es compartida con otro: (Is.42:8; 48:11)

Es el primero y el último: (Is.41:4 y 44:6) con (Ap.1:17). (Jn.17:1-5).

Es Redentor: (Os.13:14) con (Ap.5:9).

Es novio: (Is.62:5) y (Os.2:16) con (Ap.21:2).

Es la Roca: (Sal.18:2) con (1 Co.10:4).

 

Perdona los pecados: (Jer.31:34) con (Mt.2:7,10).

Adorado por los ángeles: (Sal.148:2) con (He.1:6).

Confesado como Señor: (Is.45:23) con (Fil.2:11).

Invocar su Nombre para salvación: (Jl.2:32) con (Ro.10:10-13).

 

LA REVELACION DEL "YO SOY"  EN EL N.T.

Comparar Exodo, 3:13-15 con estos pasajes que aparecen en el evangelio de San Juan:

 

YO SOY el pan de vida (Jn.6:35).

YO SOY la luz del mundo (Jn.8:12).

Antes que Abrahám fuese, YO SOY (Jn.8:58).

YO SOY el Buen Pastor (Jn.10:11).

 

YO SOY la Resurrección y la Vida (Jn.11:25).

YO SOY el Camino la Verdad y la Vida (Jn.14:6).

YO SOY la Vid verdadera (Jn.15:1).

 

" ... Porque si no creéis que YO SOY, moriréis en vuestros pecados".  (Jn.8:21,24).

 

 

LA DEIDAD DE CRISTO

 

Jesucristo es igual a Dios

Jesucristo es la imagen del Dios invisible. (2 Co.4:4) (Col.1:15) (Jn.14:9).

Jesucristo es la misma imagen de la sustancia de Dios.  (He.1:3).

Jesucristo es Dios manifestado en carne.  (1 Tim.3:16) (Jn.1:1,14).

Jesucristo es una misma cosa con Dios.  (Jn.10:30) (Jn.12:44,45) (Jn.14:7-9) (Jn.17:11-22).

Jesucristo está en Dios y Dios está en Cristo.  (Jn.8:16;10:38; 14:10,11,20;  17:21) (1 Co.5:19).

En Jesucristo habita toda la plenitud de la deidad corporalmente.  (Col.2:9).

 

Títulos dados igualmente a Dios y a Jesucristo

 

1.  El de Dios.

       DIOS EL PADRE       

          (Is.40:3)                                    (Jn.1:23;  3:28)

          (Sal.45:6,7)                     (He.1:8,9)

          (Sal.86:10)                       (Jn.1:1)

          (Is.45:5-7)                      (Ro.9:5)

          (Mr.12:32)                       (1 Jn.5:20)

 

2.  Dios verdadero.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO            

          (Jn.17:3)                                    (1 Jn.5:20)

          (Neh.9:32)                       (Is.9:5)

 

3.  Dios fuerte.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO      

          (Neh.9:32)                       (Is.9:5)

 

4.-  Dios Salvador

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Is.45:15,21)                              (2 P.1:1)

          (Lc.1:47)                                    (Tit.2:13)

 

5.  El de Jehová

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO      

          (Ex.3:15)                                   (Is.40:3 con Mt.3:3 y Jn.1:23).

 

6.  Jehová de los ejércitos

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO      

          (Is.6:1-5)                                   (Jn.12:41)

7.  Señor

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Mt.11:25)                        (Lc.2:11)

          (Mt.21:9)                                   (Jn.20:18)

          (Mt.22:37)                       (Hch.10:36)

          (Mr.11:9)                                   (1 Co.2:8)

          (Mr.12:29)                       (1 Co.8:6)

          (Ro.10:12)                        (1 Co.12:3,5)

          (Ap.11:15)                        (Fil.2:11)

 

8.  Único Señor

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Mr.12:29)                       (1 Co.8:6)

          (Dt.6:4)                                     (Ef.4:5)

         

9.  Jehová y Salvador.  Señor y Salvador.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO      

          (Is.43:11)                         (2 P.1:11)

          (Is.60:16)                                  (2 P.2:20)

          (Os.13:4)                         (2 P.3:18)

 

10.  Salvador.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Is.43:3,11)                      (Lc.1:69)

          (Is.60:16)                                  (Lc.2:11)

          (1 Ti.1:1)                                    (Hch.5:31)

          (1 Ti.2:3)                         (Ef.5:23)

          (Tit.1:3)                                     (Fil.3:20)

          (Tit.2:10)                                   (2 Ti.1:10)

          (Tit.3:4)                                    (Tit.1:4)

 

11.  Único Salvador.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO      

          (Is.43:11)                                   (Hch.4:12)

          (Os.13:4)                                   (1 Ti.2:5,6)

 

12.  Salvador de todos los hombres y del mundo.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (1 Ti.4:1)                                    (1 Jn.4:14)

 

13.  El primero y el último.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Is.44:6)                                    (Ap.1:11,17)

          (Is.41:4)                                    (Ap.2:8)

          (Is.48:12)                                  (Ap.22:13)

 

14.  El esposo de Israel y el esposo de la Iglesia.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO      

          (Is.54:5)                                    (Jn.3:29)

          (Is.62:5)                                    (2 Co.11:2)

          (Jer.3:14)                        (Ap.19:7)

          (Os.2:16)                                    (Ap.21:9)

 

15.  El Pastor.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO      

          (Sal.23:1)                         (Jn.10:11,14)

          (Ez.34:11-16,31)     (He.13:20 y Jn.10:11,14-16)

          (Is.58:11)                                   (Ap.7:17)

 

16.  Vendrá con la recompensa.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO      

          (Is.40:10;  62:11)   (Ap.22:12)

 

17.  Se doblarán todas las rodillas.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO      

          (Is.45:23,24)                   (Fil.2:10)

 

18.  Seremos enseñados por...

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Is.54:13)                                  (Jn.6:45)

 

19.  El precio con que le apreciaron.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Zac.11:12,13)                   (Mt.27:9,10)

 

20.  Vendrá con todos sus santos.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO      

          (Zac.14:5)                        (1 Ts.3:13;  4:14).

 

 

Perfecciones atribuidas igualmente a Dios y a Jesucristo

 

1.  Es Eterno.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Sal.90:2)                        (Miq.5:2)

          (Sal.93:2)                        (Jn.1:1) (Reina-Valera o Nacar-Colunga).

          (Is.40:28)                                  (He.1:8,11,12 con Sal.45:6)

          (Hab.1:12)                        (He.13:8)

          (Ro.16:26)                        (Ap.1:8)

 

2.-  Es inmutable (que no cambia).

       DIOS EL PADRE -      DIOS EL HIJO

          (Sal.33:11)                                 (Sal.102:26,27 con He.1:11)

          (Mal.3:6) (Stg.1:17)          (He.13:8)

 

3.-  Es Todopoderoso (Omnipotente).

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Job 37:23)                     (Mt.28:18 y Ef.1:21)

          (Sal.147:5)                       (Fil.3:21)

          (Jer.32:17)                      (Col.2:10)

          (Ro.1:20)                                    (He.1:3;  Ap.1:8,4:8)

 

4.-  Es Omnipresente (que todo lo ve).

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (1 R.8:27)                         (Mt.18:20)

          (Sal.139:1-13)                  (Mt.28:20)

          (Pr.15:3)                                    (Jn.1:43,45)

          (Jer.23:23,24)                 (Jn.3:13)

          (Am.9:2,3)                       (Ef.4:10)

5.  Es Omnisciente (que todo lo sabe, todas las ciencias).

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Sal.139:1-6)                    (Mt.17:27)

          (Pr.15:11)                         (Jn.4:16-19,29)

          (Ecl.12:14)                       (Jn.16:30)

          (Dn.2:22)                                   (Jn.21:6,17)

          (Hch.15:18)                      (Col.2:3)

          (He.14:13)                        (Ap.2:19)

 

6.  Puede salvar.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Is.43:11)                                   (Jn.10:9,28)

          (Stg.4:12)                        (Ap.3:21)

 

7.  Puede destruir.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Gn.6:13,17)                     (Sal.2:9,12)

          (Sal.94:23)                      (Is.11:4)

          (Mt.10:28)                       (1 Co.15:24-26)

          (Lc.12:5)                                    (2 Ts.1:7-9)

 

8.  Sabe lo futuro (Presciencia, 1 P.1:2).

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Ex.3:19)                                   (Mt.16:21)

          (Dt.31:16)                        (Mt.24:3-33)

          (Is.42:9)                                    (Mt.26:2,21)

          (Is.43:12)                        (Mr.10:32-34)

          (Is.44:7,8)                       (Mr.14:13.16)

          (Is.45:21                                   (Lc.19:41-44)

          (Is.46:10)                                  (Lc.21:7-36)

          (Is.48:3,5)                       (Jn.6:64)

          (Dn.2:28,29)                    (Jn.13:1)

          (Ap.22:6)                                   (Jn.18:4)

 

9.  Es Santo.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Lv.19:20)                        (Dn.9:24)

          (Lv.20:26)                        (Hch.3:14)

          (Sal.99:9)                        (Ap.3:7)

          (Ap.15:4)                                   (Ap.4:8)

 

10.  Es Verdadero.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Ex.34:6)                                   (Jn.1:14)

          (Dt.32:4)                                   (Jn.14:6)

          (Jn.7:28)                                   (1 Jn.5:20)

          (Jn.17:3)                                    (Ap.3:7)

 

11.  Es la Vida.

       DIOS EL PADRE -  DIOS EL HIJO

          (Dt.30:20)                       (Jn.11:25)

          (Sal.27:1)                         (Jn.14:6)

          (Sal.36:9)                        (Col.3:4)

 

12. La adoración. 

(Jesucristo es adorado como Dios y el mandamiento es bien claro:  "Al Señor, tu Dios, adorarás".  (Mt.4:10 y Dt.6:13-16).  Jesucristo recibe adoración y la acepta:  (Mt.2:11) (Mt.14:33) (Jn.9:38) (Mt.28:9) (Lc.24:52) (Ap.5:12,13 con Jn.5:23).

 

CONCLUSIÓN

 

Conocer a Cristo es conocer a Dios.  Recibirle como Salvador es el comienzo de la vida cristiana; luego vivimos bajo Su Señorío en todas las áreas, mientras estamos siendo transformados de gloria en gloria a su imagen.

 

Jesús agradó al Padre en todo durante su ministerio en la tierra.  Nosotros somos llamados para dar a conocer sus virtudes.  ¿Cómo?  Viviendo bajo Su Señorío.

 

En Cristo estamos completos y fuera de él no necesitamos nada.  (Col.2:1-3, 8-10).

 

ESTE ES NUESTRO DIOS.  EL QUE NOS AMO Y SE DIO A SÍ MISMO POR NOSOTROS.  A ÉL TENEMOS POR SEÑOR.  A ÉL SERVIMOS.  A ÉL NOS SOMETEMOS.

 

Por todo lo expuesto, es sobreentendido que quién quiera ser fiel a la Palabra de Dios, interpretándola en su contexto, debe admitir, saber y entender que la divinidad de Jesucristo es una verdad absoluta, y de ello deja clara constancia la revelación de Dios al hombre:  LA SANTA BIBLIA. La Biblia sigue siendo interpretada por la misma Biblia.

 

EL ESPIRITU SANTO

 

INTRODUCCION: Vamos a estudiar la Persona del Espíritu Santo, su función en la Iglesia y su trascendencia en la vida del cristiano. La personalidad de la tercera Persona de la Trinidad se ha puesto en duda en diferentes periodos de la Historia, y aun en nuestros días, de ahí que comencemos viendo algunas características del Espíritu como Persona y sus Atributos.

 

El Espíritu Santo es una Persona.

Los aspectos que vamos a ver a continuación son característicos de la personalidad, y todos ellos aparecen en el Espíritu de Dios.

 

Tiene voluntad.  (Hch.13:2;  15:28) (1 Co.12:7-11).

Se entristece.  (Ef.4:30) (Is.63:10) (1 Ts.5:19) (Sal.51:10-12).

El Espíritu Santo habla.  (Hch.8:29;  10:19;  11:12;  13:2;  21:4,11) (Jn.16:13).

Tiene sabiduría.  (Is.11:2) (1 Co.12:8).

Tiene conocimiento.  (Is.11:2) (1 Co.12:8).

Tienen inteligencia.  (Is.11:2).

Es consejero.  (Is.11:2).

Tiene iniciativa en la obra misionera.  (Hch.13:2,4; 4:8 ss.; 10:44,45).

 

Atributos del Espíritu iguales a los de Dios.

Es la Verdad.  (Jn.14:17;  15:26;  16:13) (1 Jn.5:7).

Es Omnipresente.  (Jn.16:7) (Hch.2:38,39;  10:44) (Ro.8:9).

Habita en todos los hombres que son hijos de Dios.

Es Todopoderoso.  (1 Jn.4:4) (Gn.1:2 con Sal.104:30).  Es el poder de Dios.

Es Creador.  (Gn.1:2) (Sal.104:30) (Sal.33:6) (Job 33:4).

 

Vemos como el Espíritu Santo está involucrado directamente en las obras de Dios y su personalidad queda bien reflejada. La Biblia nos habla de un pecado imperdonable, es el que se hace contra el Espíritu de Dios.  (Mt.12:31,32) (Mr.3:20-30) (Lc.11:14-23 y 12:10).

 

Hagamos ahora un viaje por todo el contenido de las Sagradas Escrituras y veamos mucho más de la Tercera Persona de la Trinidad.  Conocer al Espíritu Santo traerá una nueva dimensión espiritual a nuestra vida cristiana.

 

EL ESPIRITU SANTO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

 

Dios se ha revelado al hombre en tres actos desde la creación del mundo. Desde la creación hasta la venida de Jesús. Desde Belén hasta Pentecostés. Desde Pentecostés hasta que el Plan de Dios se cumpla en la tierra. Por lo tanto, hoy vivimos en el tercer acto, osea, en la actividad de la Tercera Persona:  El Espíritu Santo.

 

En el A.T. sólo venía sobre ciertas personas con un llamamiento especial, para realizar una obra concreta.  Veamos algunos ejemplos:

 

José.  (Gn.41:38)  Tuvo sueños, los interpretó y una gran sabiduría.

Moisés.  (Num.11:17,25,26,29)  Hizo grandes prodigios.  Además fue impartido sobre setenta ancianos de Israel, que profetizaron.

Josué.  (Nm.27:15-18)  Fue hecho un guerrero valiente y conquistador.

Gedeón.  (Jue.6:34)  Fue cambiado en un hombre valiente para liberar al pueblo de Dios de la esclavitud.

Sansón.  (Jue.13:25;  14:6,19;  15:14)  El Espíritu de Dios vino sobre Sansón con gran poder y le fue dada una fuerza sobrenatural.

Saúl.  (1 S.10:6,10;  11:6)  Profetizó y fue cambiado en otro hombre.  También vino poder y se enojó grandemente sobre los enemigos del pueblo de Dios.

David.  (1 S.16:13)  Vino poderosamente sobre él y su vida fue cambiada.  Le fue dada valentía, fe, prosperidad, sabiduría y fue profeta de Dios.  (1 S.18:14,15) (2 S.23:1,2).

Sobre los profetas.  (Elias, Eliseo, Micaías, Isaías, Daniel y otros muchos)  Estos profetizaron, hicieron grandes prodigios y milagros, guiaron al pueblo hacia Dios; o por lo menos fueron anunciadores de los planes de Dios para que Israel se volviera a Su Redentor.

Así pues, el Espíritu Santo estaba presente en el A.T., pero el profeta Joel había profetizado que vendría un día cuando sería derramado sobre toda carne.  (Jl.2:28-32).

 

EL ESPIRITU DE JESÚS

 

El Espíritu Santo es el Espíritu de Jesús.

 

Jesús da una nueva imagen del Espíritu.  Se presenta en el carácter mismo de Jesús.  Todo su ministerio fue dirigido por el Espíritu; lo que él hizo fue lo que el Espíritu Santo le impulsaba a hacer.  (Lc.4:18,19) (Hch.10:38).

 

Jesús distribuye el Espíritu Santo.  (Jn.15:26;  16:7) (Lc.24:29).  Él dijo que no nos dejaría huérfanos, sino que enviaría al Consolador (Paracletos:  Uno llamado al lado para ayudar), el Ayudador, para que estuviera con nosotros siempre.

 

EL ESPIRITU SANTO EN LOS HECHOS

 

En el libro de los Hechos encontramos, como en ningún otro libro, la acción y actividad del Espíritu de Dios.  Se puede decir que son los Hechos del Espíritu Santo.

Cinco derramamientos del Espíritu en los Hechos.

En Pentecostés.  (Hch.2)  Sobre el año 30 d.C.

En la oración.  (Hch.4)  Sobre el año 33 d.C.

En Samaria.  (Hch.8)  Sobre el año 36 d.C.

En casa de Cornelio.  (Hch.10)  Sobre el año 39 d.C.

En Efeso.  (Hch.19)  Sobre el año 55 d.C.

 

Dios siempre ha usado hombres para traer avivamientos, o lo que es lo mismo, derramamientos del Espíritu Santo. También vemos que en muchos casos era mediante la imposición de manos que se liberaba la acción del Espíritu en el individuo. Fue el Espíritu de Dios el que capacitó a los hombres para la obra evangelizadora.  Les dió valor, les dió poder para hacer milagros y prodigios, y esto atrajo a las multitudes a Cristo. En nuestros días es de la misma manera.  Dependemos totalmente del Espíritu Santo y su energía en nosotros para llevar a cabo el Plan de Dios.

 

La obra misionera y el Espíritu Santo.

El motivo principal del derramamiento del Espíritu Santo es equipar al hombre para la obra misionera. El mismo Espíritu que equipó a Jesús nos equipa a nosotros. El Espíritu Santo es siempre quién toma la iniciativa en la obra misionera.  (Hch.4:8 ss.) (Hch.6:3,5,10) (Hch.7:48,55) (Hch.8:1 ss.) (Hch.10:44) (Hch.13:1-4).  Por eso es tan importante que demos libertad al Espíritu en nosotros.

 

EL ESPIRITU SANTO EN EL CREYENTE

 

La nueva vida de Dios es engendrada en nosotros por el Espíritu Santo y la Palabra de Dios.  (Jn.3:5-8) (Tit.3:5).Sin el Espíritu de Dios es imposible ser de Cristo.  (Ro.8:9). El hombre es hecho completo cuando su espíritu es unido al Espíritu de Dios, entonces se completa la personalidad y la totalidad del ser humano. La nueva vida en Cristo es engendrada en nuestro espíritu, y desde allí empieza a influir en el alma y en el cuerpo.  (Jn.7:38,39).

 

Adán:  Murió espiritualmente al pecar.  (Gn.2:17).

Cristo:  Restaura nuestra vida espiritual.  (Ro.5:12-21).

 

El Espíritu Santo y el carácter cristiano.

La bendición de Abraham mencionada en la epístola de los Gálatas es el Espíritu Santo.  (Gá.3:14)  En el Nuevo Pacto nos ha sido dado el Espíritu para que la ley se cumpliera en nosotros.  (Ro.8:2-4). El Espíritu de Cristo trasmite las cualidades que el mismo Jesús tiene.  El fruto del Espíritu es la vida de Jesús en nosotros.  (Gá.5:22,23). Ahora somos la imagen reflejada de Dios a través de la obra del Espíritu de Cristo que habita en nosotros.  Aún no somos perfectos, pero estamos en el desarrollo que nos lleva hacia esa meta.  Necesitamos dar lugar al Espíritu Santo para que ese desarrollo siga adelante.  (Col.3:9,10).

 

El Espíritu Santo guía a los creyentes.

Dios no nos revela todo lo que será nuestra vida, sino que tenemos que movernos y al final podemos decir que hemos andado todo el camino.

 

Ejemplo:  Si emprendes un viaje por la noche en automóvil, las luces que llevas te van mostrando poco a poco el camino.  Alcanzas los doscientos metros que tienes de visibilidad y así vas recorriendo todo el trayecto.  Así es también la vida cristiana.

 

El Espíritu de Dios en nosotros es la guía más segura para conocer la voluntad de Dios.  (Pr.20:27) (Jn.16:12-14).¿Cómo sabemos la Voluntad de Dios en nuestras vidas?. 

Veamos una relación que cada uno de nosotros puede desarrollar:

El Espíritu Santo en nosotros, unido a nuestro espíritu.

 

La Palabra de Dios.  (Sal.119:105) (2 P.1:19-21).

Una vida de oración.  Nos trae comunión con Dios.

La convicción y paz interior.  (Fil.2:13) (1 Jn.3:19-22).

 

Otros pueden confirmar lo que ya está en mi.

 

En este tema muchos se dejan dirigir por las circunstancias, creyendo que ahí es donde Dios revela Su Voluntad, pero ese terreno es muy propicio para equivocaciones.  Dios puede usar las circunstancias, pero nunca será la única señal de Su dirección.  Dios ha hecho morar en nosotros Su Espíritu y es allí, en primer lugar, donde Él se comunica con nosotros; a través de una convicción fuerte que proviene de nuestro espíritu, así como de la certeza de Su Palabra viva. (Ro.12:1-2)  La Palabra de Dios en nosotros efectúa una renovación de nuestra manera de pensar, y trae a nosotros sus pensamientos, así como el conocimiento de Su Voluntad.

 

ANDAR EN EL ESPIRITU

 

(Gá.5:16-26)  Los gálatas habían comenzado a andar por el Espíritu, pero estaban volviendo a la carne y a la ley. Toda la vida cristiana depende del Espíritu Santo en nosotros, de lo contrario entramos en la tradición, ritos y en el obrar natural que no puede agradar a Dios.  (Ro.8:6-8). El andar en el Espíritu depende de la vida de oración.  La oración en el Espíritu (en lenguas) nos lleva a una comunicación más profunda con la Tercera Persona de la Trinidad.  (Jd.20) (1 Co.14:2-4, 14-18). Mantenernos llenos del Espíritu siempre tiene como resultado una acción.

 

Profetizar (Lc.1:67)

Hablar en otras lenguas para edificación (Hch.2:4 y 1Co.14:4)

Hablar la palabra de Dios con valor (Hch.4:31)

Echar fuera la acción del diablo (Hch.13:9-12)

 

LA MANIFESTACION DEL ESPIRITU SANTO

 

El Espíritu Santo imparte dones individualmente a cada creyente. Cada uno recibe la manifestación del Espíritu para el bien común.  (1 Co.12:7). Cada uno de nosotros debe ser canal para la manifestación del Espíritu. Los dones son regalos de Dios y nunca pertenecen a la persona.  Son dados para la edificación del Cuerpo, nunca por merecerlo, ni por el grado de santificación alcanzado.  Ahora bien, el carácter desarrollado del creyente hará posible que el don cumpla con su misión de edificación y bendición del Cuerpo.

 

CONCLUSIÓN

 

Hemos visto que el Espíritu Santo es una Persona, la tercera de la Trinidad.  Su obrar está patente por toda la Biblia, aunque en el Nuevo Testamento es en una dimensión mucho mayor; puesto que desde Pentecostés vivimos en la era del Espíritu Santo. Jesús vivió su ministerio lleno del Espíritu y es el distribuidor del mismo para los creyentes. Vemos en el libro de los Hechos los diferentes derramamientos del Espíritu, que capacitan a los discípulos para la obra misionera. Esa misma capacidad sigue derramándola sobre los discípulos de nuestro tiempo, para seguir extendiendo el Reino de Dios hasta que aparezca el Rey de reyes, nuestro Salvador Jesucristo.


LA TRINIDAD

 

INTRODUCCIÓN

 

Es verdad que la palabra Trinidad no aparece en las Escrituras, sin embargo, ya hemos visto ampliamente que la Biblia revela a Dios en Tres Personas:  Padre, Hijo y Espíritu Santo. Hemos visto también a cada Persona por separado y que los atributos de la divinidad se reflejan claramente en cada uno de ellos. En este estudio vamos a ver con mucha amplitud, la gran actividad desarrollada por el Dios Trino en las Sagradas Escrituras, en la Historia de la iglesia, en la vida del creyente; así como en la salvación, la santificación, la vida de oración, etc. Hay un refrán que dice:  "El movimiento se demuestra andando".  De la misma manera vamos a penetrar en el misterio de la Trinidad, viendo la gran actividad que desarrolla en la Historia de la Humanidad.

 

LA TRINIDAD EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

 

En el Génesis.  

Ya en el primer libro de la Biblia, encontramos varias referencias a un Dios manifestado en plural. (1:1)  "Dios"  = Elohim = Dioses. (1:26)  "Hagamos" En este pasaje se trata la creación del hombre, y hemos visto que toda la Trinidad participa en ella. (Gn.1:1) (Jn.1:1-3) (Gn.2:7) (Sal.33:6) (Job 33:4). (3:22) "He aquí, el hombre ha venido a ser como uno de nosotros".  Nuevamente se habla en plural, no se dice que sean Tres Personas, pero en el contexto de la revelación vemos que se trata de tres. (11:7)"Vamos, bajemos y allí confundamos su lengua..."


Se estaba iniciando la revelación del Dios Trino, aunque aún no se veía con claridad.

 

El Angel de Jehová.  

Bajo este título aparece en el A.T. una persona enigmática que por una parte se le identifica con Jehová y por otra se le distingue de Él.  Sin entrar en todos los matices, podemos decir que se trata de Jesucristo, el Hijo de Dios, antes de su encarnación.  Veamos algunos ejemplos:

Se le aparece a Agar.  (Gn.16:7-14)

Se le aparece a Abraham.  (Gn.18:1-19:1)

Se le aparece a Moisés en la zarza.  (Ex.3:2-6)

Se le aparece a Balaám.  (Nm.22:11-35)

A los israelitas.  (Jue.2:1-5)

A Gedeón.  (Jue.6:11-24)

A los padres de Sansón.  (Jue.13:2-25)

A David.  (2 S.24:16-17) (1 Cr.21:16-30)

A Elías.  (1 R.19:7)

 

El capitán del ejército del Señor.  

(Jos.5:13-15)  Josué  se postró delante de este capitán, y le hizo reverencia; además le llamó Señor.  No puede ser otro que el mismo Jesús. Comparar con Ap.19:11-16.

La experiencia que tuvo Josué con el capitán del ejército de Dios le cambió para siempre.  Conoció a su Dios como un guerrero que le acompañaba y estaba a su lado.

 

La Sabiduría, el Verbo, la Palabra.  

(Pr.8:12-36) (Jn.1:1,14) (Sal.33:4,6) (Sal.45:6,7 con Heb.1:8,9).  Estos tres términos se aplican a Cristo.  El Verbo estaba con Dios cuando gobernaba el Universo, (Heb.11:3) (2 P.3:5), y ese Verbo se hizo carne, en la Persona de Jesucristo, y habitó entre los hombres; nos revelo las palabras de Dios y a Dios mismo.  (Jn.1:18; 8:26-30,38,40).

 

Por otra parte, también hemos visto, en el estudio anterior, la manifestación del Espíritu Santo en el A.T., por lo cual vemos que ya en el A.T. está presente el Dios Trino, aunque será en el N.T. donde encontraremos esta revelación con mayor claridad. 

 

LA TRINIDAD EN EL NUEVO TESTAMENTO

 

En el Nuevo Testamento encontramos bien definidas las obras de la Trinidad.

Vemos al Padre enviando al Hijo al mundo (Jn.3:16) (Gá.4:4) (1 Jn.4:9), y los dos envían al Espíritu Santo.  (Jn.14:26; 15:26; 16:7).

 

También encontramos al Padre dirigiéndose al Hijo, (Mr.1:11) (Mt.17:5); al Hijo comunicándose con el Padre, (Mt.11:25,26) (Mt.26:39) (Jn.11:41; 12:27,28) (Jn.17); y al Espíritu Santo orando a Dios en los corazones de los creyentes.  (Ro.8:26,27). Notemos ahora algunos pasajes donde aparecen las Tres Personas de la Trinidad juntas.

 

En el bautismo de Jesús.  (Mt.3:13-17) (Mr.1:9-13) (Lc.3:21,22).

 

En la gran comisión.  (Mt.28:18-20) (Lc.24:49).

 

En 1 Co.12:4-6. Dones del Espíritu. Ministerios dados por Jesús. Operaciones de Dios.

 

En 2 Co.13:14. La gracia del Señor Jesucristo. El amor de Dios. La comunión del Espíritu Santo.

 

En 1 P.1:2. Conocimiento de Dios Padre. La obra santificadora del Espíritu. Para obedecer a Jesucristo.

 

En 1 Jn.5:6-12. El Espíritu es el que da testimonio... Mayor es el testimonio de Dios. El que cree en el Hijo de Dios tiene el testimonio en sí mismo.

 

En Ap. 22:1,3,16,17. El trono de Dios y del Cordero estará allí, y sus siervos le servirán. (22:3). Yo, Jesús, he enviado mi ángel... (22:16). Y el Espíritu y la esposa dicen:  Ven... (22:17).

 

Así, pues, las escrituras comienzan y terminan con la revelación de un Dios Trino, manifestado en tres Personas, a la vez que forman una Unidad.

 

LA TRINIDAD Y LA IGLESIA

 

La iglesia está edificada sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Cristo la piedra angular (Ef.2:20); y hemos visto que los apóstoles enseñaron la Trinidad, o mejor aún, partían de esta verdad fundamental en sus escritos. Los mismos apóstoles anunciaron que se infiltrarían falsos maestros en la iglesia, y que no se conformarían a las sanas palabras de nuestro Señor, (2 Ti.4:2-4) (1 Ti.6:3 ss.), sino que inventarán nuevas enseñanzas, como así ha ocurrido en la Historia de la iglesia. Muy pronto se levantaron voces en contra de la Trinidad y la deidad de Jesucristo:

 

Judaísmo

Gnosticismo

Marción (marcionitas)

Arrio (arrianismo)

 

Algunos de estos movimientos pusieron en gran peligro los pilares de la fe cristiana, pero Dios levantó grandes defensores de la fe del evangelio (los apóstoles y los padres de la iglesia), que defendieron ardientemente la fe dada a los santos (Jud.3). A lo largo de los 20 siglos de Cristianismo, la doctrina de la Trinidad ha recibido enemigos que han querido contaminar esta verdad, pero la iglesia cristiana, en su totalidad, ha sabido mantenerse firme ante tales desvíos. En nuestros días han vuelto a surgir brotes de los antiguos enemigos de la ortodoxia, encabezados por los llamados "testigos de Jehová", quienes niegan la Trinidad y la personalidad divina del Hijo y del Espíritu Santo.  “Estos tampoco llegarán más allá en sus desvíos, como también sucedió con los de aquellos”.  (2 Ti.3:6-9). Pablo dijo a Timoteo que la iglesia de Dios es columna y sostén de la verdad, y en este pasaje encontramos la Trinidad:

 

" ... Te escribo para que sepas como debe conducirse uno en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios vivo, columna y sostén de la verdad.  E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad:  Él  (Jesús) fue manifestado en carne, vindicado en el Espíritu, contemplado por los ángeles, proclamado entre las naciones, creído en el mundo, recibido arriba en gloria." 

(1 Ti.3:14-16) 

 

LA TRINIDAD Y EL CREYENTE

 

Toda la Trinidad está involucrada en la vida del creyente.  La unidad que existe en el Dios Trino se proyecta en el hombre tripartito:  Cuerpo, alma y espíritu.  Es la Trinidad, en su totalidad, la que se expresa en la obra de salvación, santificación, etc.

 

Toda la Trinidad en la obra de salvación.

Padre:  Es quién traza el plan.  Su amor por el hombre le lleva a buscar un modo de solucionar la tragedia del ser humano.  Envía a su Hijo.  (Jn.3:16) (1 Jn.4:9).

Hijo:  Ejecuta la Voluntad del Padre con entera sumisión.  No escatima esfuerzos y  hace de Substituto del hombre caído.  (Heb.10:4-10) (Heb.12:2,3).

Espíritu Santo:  Revela la obra de Cristo al hombre para que éste se beneficie de ella.  Convence al mundo de su necesidad para llevarle al arrepentimiento.  Además capacita al ser humano con la fuerza divina.  (Jn.15:26; 16:7-14) (Hch.1:8).

 

Toda la Trinidad en la obra de santificación.

Padre:  (1 Ts.5:23) (Jud.1).

Hijo:  (1 Co.1:2) (Ef.5:25,26) (He.2:11; 13:12).

Espíritu Santo:  (Ro.15:16) (1 Co.6:11) (2 Ts.2:13) (1 P.1:2).

De esta manera también participamos de la naturaleza de toda la Trinidad que es santa.

 

Toda la Trinidad reside en el creyente.

Padre:  (Jn.14:23) (1 Co.3:16) (2 Co.6:16).

Hijo:  (Gá.2:20) (Ef.3:170 (Col.1:27) (2 Co.13:5).

Espíritu Santo:  (Ro.8:9) (1 Co.3:16) (Gá.4:6) (Ef.1:13,14).

 

El Dios Trino reside en el creyente con Sus recursos y le capacita para hacer la voluntad de Dios. La naturaleza divina ha sido engendrada en nosotros.  (2 Co.5:17) (2 P.1:4) (Ef.4:24). No es necesario buscar a Dios en algún lugar determinado, porque Él vive en nosotros.  Donde nosotros estamos, allí está Él en nosotros.  "Dios es Espíritu, y los que le adoran deben adorarle en espíritu y en verdad".  (Jn.4:24) (Sal.139:1-12). "El Dios que hizo en mundo y todo lo que en él hay ... no mora en templos hechos por manos de hombres"  (Hch.17:24); Él habita ahora "en nosotros" por Su Espíritu.  (1 Co.3:16,17) (2 co.6:16). ¡Que revelación transformadora:  Dios habita en nosotros!.

 

Toda la Trinidad en la vida de oración.

En el Nuevo Testamento vemos a toda la Trinidad involucrada en la vida de oración del creyente y de la iglesia. En Hch.4:23-31 la iglesia ora al Padre, mediante el Hijo, y el Espíritu es derramado sobre todos ellos. Veamos ahora la misión de cada una de las Tres Personas en lo que respecta a la oración.

 

El Padre: Jesús nos enseñó a orar al padre.  (Mt.6:9 ss.) (Mt.6:6) (Mt.7:11).

Lo hacemos en el Nombre de Jesús.  (Jn.15:15; 16:23-27).

El Hijo: Jesús es el mediador entre Dios y los hombres.  (1 Ti.2:5) (He.8:6) (Jn.14:6). Es nuestro Abogado delante del Padre.  (1 Jn.2:1). Intercede por nosotros.  (Lc.22:31-34) (Ro.8:34) (He.2:18; 4:15; 7:25) (Jn.17:9,15,20). Su Nombre nos ha sido dado como garantía plena de poder acercarnos hasta la santidad de Dios con nuestras peticiones.  (He.4:14-16; 10:19-23) (Fil.2:9).

 

El Espíritu Santo:  Ha venido para ayudarnos.  (Paracletos:  Uno llamado al lado para ayudar).  (Jn.14:16). Nos ayuda a orar como conviene.  Intercede a través de nuestras oraciones con gemidos indecibles.  (Ro.8:26,27). La oración en el Espíritu (en lenguas), es una fuente de ayuda, que lleva hasta el Trono de Dios nuestras peticiones, necesidades y deseos.  (Jud.20) (Ef.6:18).

 

Lo expuesto tiene que ver sobre todo con la oración de intercesión y petición.  Sin embargo, podemos orar (hablar, comunicarnos) tanto con el Padre, como con el Hijo y con el Espíritu.

La oración de comunión, es decir, nuestra relación de gratitud, amor, alabanza, etc, la mantenemos con cada una de las Tres Personas.  Podemos hablar y tener comunión con cada una de ellas, y no sólo podemos, sino que debemos vivir una estrecha comunión con el Dios Trino.

 

Yo amo al Padre, al Hijo (mi Señor) y al Espíritu Santo (mi ayudador); y me gozo en poder expresárselo con toda claridad. Nuestro amor por el Padre no excluye al Hijo, ni al Espíritu; nuestra proclamación del Hijo, no excluye al Padre y al Espíritu; y nuestra comunión con el Espíritu Santo no menoscaba la gratitud al Padre y al Hijo.  Todo ello está unido, no se puede separar.  (1 Jn.1:3) (2 co.1:9) (2 Co.13:14) (Fil.2:1).

 

Ahora bien, en el terreno de la intercesión hay un orden bien definido:  Oramos al Padre en el Nombre de Jesús, con la ayuda del Espíritu Santo. 

 

Nuestra adoración la hacemos al que está sentado en el Trono (el Padre), y al Cordero (el Hijo).  (Ap.4:8-11; 5:8-14).  Y del Trono de Dios brota un río de agua viva que es el Espíritu Santo.  Comparar estos pasajes:  (Jn.7:37-39; Jn.4:10-14; Ez.47:1-6; Con Ap.22:1).

 

Es necesario saber unir y a la vez diferenciar a la Trinidad en nuestra vida de oración.  Depende de la clase de oración que estemos realizando en cada momento. Podemos dividir la oración de diferentes formas, una de ellas es según Lc.11:1-9, de la siguiente manera:

"Pedid”.  (Peticiones propias)  Al Padre en el Nombre de Jesús.

"Buscad”.  (Comunión)  Con el Dios Trino.

"Llamad”.  (Intercesión)  Oración al Padre, a través de Jesús, en favor de otros.

 

En estas tres podemos incluir todos los demás aspectos de la oración, como son:  Acción de gracias, confesión de pecados, alabanza, etc. En la vida de oración es necesario conocer bien las reglas que la dirigen para vivir una vida provechosa y profunda de oración al Dios Trino.

 

" ... El que compite como atleta, no gana el premio si no compite de acuerdo a las reglas".  (2 Ti.2:5).

 

CONCLUSIÓN

 

Hemos visto por separado a cada una de las Personas de la Trinidad, y ha quedado ampliamente demostrada su Divinidad. También hemos analizado, según las Escrituras, la unidad del Dios Trino reflejada en el Antiguo Testamento, en el Nuevo Testamento, en la vida de la iglesia, así como en la vida del creyente. Toda la Trinidad ha venido a morar en el cristiano, con sus recursos, sus capacidades, y Su naturaleza divina.  Dios ha implantado en nosotros su vida, y esta vida tiene que expresarse en nuestra sociedad, para dar a conocer a Dios a las naciones.

La iglesia, que es de Dios, cuya cabeza es Cristo, y dirigida por el Espíritu Santo, tiene la misión de extender el reino de Dios en la tierra.  Luego vendrá el Rey de Reyes a tomar posesión de Su reino y entregarlo a Dios el Padre.  (1 Co.15:24).

 

"Y cuando todo haya sido sometido a él,  (por medio de la iglesia), entonces también el Hijo mismo se sujetará a aquel que sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos" .  (1 Co.15:28).

 

 

Veamos el orden que nos lleva  a este final: Dios ha sometido todo bajo el Nombre de Jesús.  (Ef.1:20-23) (Fil.2:8-11). La iglesia ejecuta en la tierra, lo que ya es un hecho en el cielo.  Somete todo bajo los pues de Cristo.  (Sal.110:1-3) (Hch.2:33-36) (Hch.26:18) (Ef.1:22,23). Cristo somete todo a Dios, lo pone bajo el dominio del Dios Trino. Dios es todo en todos.  Todas las cosas unidas.  (Ro.11:36) (1 Co.8:6) (Col.1:19,20,16).

 

Fuente: Virgilio Zaballos

SI TE HA GUSTADO ESTA PÁGINA

DEJANOS TU COMENTARIO

Y GRACIAS POR VISITARLA

Escribir comentario

Comentarios: 0

Reserva directo en Acapulco Cancun, Huatulco, Ixtapa Zihuatanejo, Puebla, Puerto vallarta, Veracruz, los Cabos

Aquí y te informamos como 

O HAS AQUI TU DONACION DIRECTA

Estado del tiempo en México

Alerta sismica en linea

La ultima advertencia 2016

Las profecias por ocurrir

DIOS NO ESTA MUERTO 2

Pelicula - ¡HIJO DE DIOS!

Mundo cristiano - Noticias

Del 18 de Noviembre de 2016

Del 25 de Noviembre de 2016

Testimonios-VIDA DURA T.V

CUARTO DE GUERRA

Amado Hno., Pastor o lider ¿deseas promover tu evento en nuestra página? podemos insertar tu poster o link en la pagina principal, solo contáctanos y nosotros te decimos como. Escríbenos en el siguiente formulario tus dudas.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. Mat.7:13

SUBAMOS AL MONTE

Debido a la situación que por largo tiempo hemos estamos padeciendo en nuestra nacion de Mexico y en nuestro estado de guerrero. Hacemos un llamado a cerrar filas y a unirnos en oración.

BENDICIONES

DE UNCION DE LO ALTO

Hola, unción de lo alto les desea hermosas y abundantes bendiciones y que el Dios de toda gracia les conceda las peticiones de sus corazones, les animamos a que sigamos adelante con nuevos propósitos y proyectos en Cristo para la honra y gloria de su santo nombre, a no escatimar esfuerzos sabiendo que la obra de nuestras manos no es en vano, por lo que ponemos en sus manos estos pequeños panes y peces y que el Señor lo multiplique en su corazon, y como dice su palabra, no nos cansemos de sembrar que a su tiempo segaremos, bendiciones a todos nuestros Hnos, amigos y siervos en Cristo, asi, como a toda la familia en la fé les deseamos los pastores  Martha  y Daniel. Iglesia Mundo de fe Renacimiento en Acapulco Gro.

Autores de esta página

CONTACTANOS VIA E-MAIL

Si deseas escribirnos en forma personal llena este formulario ya que en la sección de comentarios o del libro de visitas, A los e-mail el sistema no los registra, sino únicamente las direcciones de paginas webs, es por esto que no podemos contestar algunas peticiones que nos hacen  

         

QUE DIOS TE BENDIGA

Por favor inserta el código:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.