Jesús y la Santidad

 

“Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia, sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.” (1ª.Ped.1:14-16)

 

Hola; Damos gracias a Dios y un saludo a todos los santos que van a estudiar esta lección de; Jesús y la santidad. Prepárate y ponte cómodo porque vas a tener una hermosa enseñanza.

 

Aprenderás cómo desea el Señor que te comportes, y sea tu vida delante de él y con tus semejantes. Repite conmigo: el texto de arriba de (1ª.Ped.1:14-16) ¿Listo?... (Repetir). Amén. Así lo desea Jesús, que como hijos obedientes vivamos una vida agradable a él, como lo acabamos de repetir, siendo santos en toda nuestra manera de vivir, por que Dios es santo. Oremos y pongamos en las manos del Señor esta lección antes de empezar.

 

Querido hno., (a). Al empezar esta lección damos por sentado que tú ya eres una persona que ama a Jesús, y que tu deseo es agradarle y servirle. Que no tienes ningún interés en volver atrás. Entonces debes de vivir una vida en santidad.

 

Veamos estas definiciones

 

1.- SANTO: Significa: Separado, apartado para Dios. Otra definición es: “lo separado de lo impuro y purificado para ser destinado al servicio de Dios”

 

2.- LA SANTIFICACION: Es el proceso que el cristiano va adquiriendo en su caminar diario con Cristo. Es el resultado de la obediencia de hacer el bien de acuerdo a su palabra, y el propósito que cada cristiano debe tener en Cristo Jesús.

 

3.- DIOS ES SANTO: Si nuestro deseo es estar un día en su presencia y disfrutar del reino celestial, debemos santificarnos, y guardarnos de pecar. Dios manda a santificarnos. Él dice: “Santificaos, pues, y sed santos, porque yo jehová soy vuestro Dios”. (Lev.20:7)¡El deseo Dios, es que te santifiques y seas santo!.

 

4.- EL CONSEJO DE JESUS; ¡ES RADICAL!: El es determinante cuando dice: “El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía.” (Apoc.22:11)

 

Jesús no desea nuestra vida a medias, aquí nos dice que: Si somos injustos e inmundos, pues sigámoslo siendo. Pero si somos justos y santos, procuremos santificarnos más todavía. Muchos dicen amar a Cristo pero no están consagrados a él, y llevan una vida voluble, a medias y tibia.

 

A.   Al respecto Jesús dice: “Yo conozco tus obras, que ni eres frio ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca (Apoc.3:15-16)   ¡Jesús desea el 100% de tu vida!

 

Seamos  santos: A continuación veremos el proceso de santificarnos más, en las diferentes áreas de nuestra vida.

 

5.- SEAMOS SANTOS Y CAMINEMOS EN INTEGRIDAD.  La integridad tiene que ver con el recto proceder de nuestro corazón. Debemos ser santos en nuestro caminar por la vida. El salmo 15 define el ser íntegros.

 

Dice: “Jehová, ¿Quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo? El que anda en integridad y hace justicia, Y habla verdad en su corazón. El que no calumnia con su lengua, Ni hace mal a su prójimo, Ni admite reproche alguno contra su vecino”. (Sal.15:1-3)  ¿Quieres caminar en santidad y ser íntegro?

 

A).- Guarda tu corazón. El corazón es el depósito de todo lo que vivimos, pues él recibe los golpes de nuestras emociones y de las cosas buenas y malas que hacemos. Un corazón dañado odia, está resentido y tiene celos amargos.

 

La Biblia dice: “Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad; Porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal y diabólica”. (Sant.3:14-15) El consejo del Señor es: “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida (Prov.4:23) Santifiquemos nuestro corazón guardándolo de las cosas malas.

 

B).- Cuida tus emociones. Nuestras emociones se deterioran cada día. En nuestra vida diaria con nuestras actitudes lastimamos y salimos lastimados. La mayor de las veces con esto entristecemos a Dios. El Señor desea que nuestras emociones sean santificadas y sanadas. ¿Que tenemos que hacer?  

 

Él dice: “Quítese de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo” (Efes.4:31-32).

 

C).- Protege tus sentimientos. Este punto; aunque está muy relacionado con el anterior se aplica más a como nos sentimos internamente. La gente que nos rodea puede ser muy amable y cariñosa con nosotros, pero si por dentro nos sentimos mal, guardamos heridas y no perdonamos, no podemos funcionar adecuadamente.

 

El Señor dice: “Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho”. (Sant.5:16). Perdona, y pide perdón a las personas que te ofendieron y te hicieron daño. Restaura y Santifica tus sentimientos.

 

D).- Analiza tus pensamientos. Todo lo que pensamos tiene que ver con lo que hay en nuestro corazón. El Señor dice: “Pero lo que sale de la boca, del corazón sale, y esto contamina al hombre. Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias” (Mat.15:18-19)

 

¿Qué tenemos que hacer para santificar nuestros pensamientos?  La Biblia dice: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que de buen nombre, si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. (Fil.4:8) Pensemos en cosas buenas.

 

E).- Guarda tu cuerpo. Es fundamental darle importancia a nuestro cuerpo y mantenerlo limpio y sano para Dios. Muchos destruyen su cuerpo consumiendo drogas, alcohol y tabaco. Pero la Biblia dice: “¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es” (1ª.Cor.3:16-17) “Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios” (1Cor.6:20) ¿Te das cuenta? ¡Tu cuerpo es templo de Dios!

 

Mujeres; vistan decorosamente sus cuerpos agradando al Señor.

Eviten ropa pegada a su cuerpo y escotes pronunciados. Cuando visten así, provocan a hombres impíos a pecar con sus cuerpos. Recuerden que su cuerpo es templo del Espíritu Santo.

 

La Biblia dice. ”Así mismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinados ostentosos, ni oro ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad”  (1Tim.2.9-10)

 

6.- SEAMOS SANTOS EN NUESTRO COMPORTAMIENTO. El ir caminando cada día con Jesús vamos adquiriendo el carácter santo de nuestro Padre celestial. Es por esto que nuestros actos siempre van a reflejar el grado de entrega que tengamos al Señor. Que el caminar en santidad nos lleve a tener cuidado de:

 

A).- Cuidar mi boca de lo que hablo. Debemos cuidar nuestra boca de lo que hablamos. Hablemos siempre con la verdad recuerda que Dios aborrece la lengua mentirosa, y estos no heredaran el reino de los cielos.

 

La Biblia dice: “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes” (Efes.4:29) Hay quienes critican y maldicen, van a la iglesia y bendicen.

 

La Biblia dice: “De la misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así. ¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga?” (Sant.3.10-11)

 

B).- Cuidar tus ojos de lo que vez.  El pecado, la codicia, la malicia y la pornografía entran por la única puerta abierta en nuestro cuerpo, sí; nuestros ojos. Cuida lo que vez porque el corazón y el cuerpo se contamina por lo que vemos.

 

Jesús dice: “La lámpara del cuerpo es el ojo; cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo está lleno de luz; pero cuando tu ojo es maligno, también tu cuerpo está en tinieblas. Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, sea tinieblas” (Luc.11:34:35).

 

7.- SEAMOS SANTOS EN NUESTRA VIDA ESPIRITUAL.- Cuidemos nuestra vida espiritual. Afirmemos nuestros corazones en Dios. Seamos fieles a Dios buscando la santidad en su presencia, y esto solo lo lograremos de la siguiente manera.

 

A).- Asistiendo a la Iglesia para adorarle y exaltarle. A Dios le complace que sus santos redimidos nos reunamos como una familia para adorarle y exaltarle.

 

Él nos dice en su palabra: “Tributad a Jehová, oh familias de los pueblos, Dad a Jehová gloria y poder. Dad a Jehová la honra debida a su nombre; Traed ofrenda, y venid delante de él; postraos delante de Jehová en la hermosura de la santidad (1Cron.16:28-29) “Cantad a Jehová, vosotros sus santos, Y celebrad la memoria de su santidad (Sal.30:4)

 

B):- Orando, ayunando y leyendo la Biblia.  Para poder vivir una vida en santidad y en victoria, debemos estar fortalecidos. Esto lo conseguimos únicamente cuando nos estamos alimentando constantemente de la palabra de Dios, orando y ayunando.

 

El consejo de Dios es: “Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las acechanzas del diablo” (Efe.6:10-11)

 

8.- SED SANTOS PORQUE EL SEÑOR LO MANDA.

 

Limpiémonos de toda contaminación. “Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios” (2ª.Cor.7:1) Eres linaje escogido. “Más vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios…” (1Ped.2:9a)       

 

Terminamos esta lección.

 

 

El consejo del Señor es: (Heb.12:14) “Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie vera al Señor”(1.P.1:16)Porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.” (Apoc.3:21) “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono”

 

Bendiciones.  Pastor Daniel Vinalay

 

SI TE HA GUSTADO ESTA PÁGINA

DEJANOS TU COMENTARIO

Y GRACIAS POR VISITARLA

Escribir comentario

Comentarios: 0

Reserva directo en Acapulco Cancun, Huatulco, Ixtapa Zihuatanejo, Puebla, Puerto vallarta, Veracruz, los Cabos

Aquí y te informamos como 

O HAS AQUI TU DONACION DIRECTA

Estado del tiempo en México

Alerta sismica en linea

La ultima advertencia 2016

Las profecias por ocurrir

DIOS NO ESTA MUERTO 2

Pelicula - ¡HIJO DE DIOS!

Mundo cristiano - Noticias

Del 18 de Noviembre de 2016

Del 25 de Noviembre de 2016

Testimonios-VIDA DURA T.V

CUARTO DE GUERRA

Amado Hno., Pastor o lider ¿deseas promover tu evento en nuestra página? podemos insertar tu poster o link en la pagina principal, solo contáctanos y nosotros te decimos como. Escríbenos en el siguiente formulario tus dudas.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. Mat.7:13

SUBAMOS AL MONTE

Debido a la situación que por largo tiempo hemos estamos padeciendo en nuestra nacion de Mexico y en nuestro estado de guerrero. Hacemos un llamado a cerrar filas y a unirnos en oración.

BENDICIONES

DE UNCION DE LO ALTO

Hola, unción de lo alto les desea hermosas y abundantes bendiciones y que el Dios de toda gracia les conceda las peticiones de sus corazones, les animamos a que sigamos adelante con nuevos propósitos y proyectos en Cristo para la honra y gloria de su santo nombre, a no escatimar esfuerzos sabiendo que la obra de nuestras manos no es en vano, por lo que ponemos en sus manos estos pequeños panes y peces y que el Señor lo multiplique en su corazon, y como dice su palabra, no nos cansemos de sembrar que a su tiempo segaremos, bendiciones a todos nuestros Hnos, amigos y siervos en Cristo, asi, como a toda la familia en la fé les deseamos los pastores  Martha  y Daniel. Iglesia Mundo de fe Renacimiento en Acapulco Gro.

Autores de esta página

CONTACTANOS VIA E-MAIL

Si deseas escribirnos en forma personal llena este formulario ya que en la sección de comentarios o del libro de visitas, A los e-mail el sistema no los registra, sino únicamente las direcciones de paginas webs, es por esto que no podemos contestar algunas peticiones que nos hacen  

         

QUE DIOS TE BENDIGA

Por favor inserta el código:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.