LA UNCIÓN NO ES AVIVAMIENTO    

La unción es cuando Dios viene a tu vida, Cuando recibes el bautismo con el Espíritu Santo, el Espíritu Santo te llena, te ries, te gozas, te caes; Dios te llena de paz, puedes hasta ver un ángel, sientes la gloria de Dios y el cielo abierto, Dios te fortalece y bendice. Todo lo que Dios hace es por su unción: cuando oramos por ti, cuando Dios te sana, cuando te llena de su gloria, es su unción y poder.

 

 Pero el avivamiento es cuando la gente viene a Jesucristo.

 

Unción es, como leemos, "Ciento veinte estaban juntos en una casa" y Jesús les dijo "Quédense juntos porque van a recibir el bautismo del Espíritu". Entonces comenzaron a hablar en lenguas, y cuando salieron, ellos trajeron un avivamiento. El avivamiento es cuando miles de personas vienen a Jesucristo. Dios te da unción pero si, con esa unción, no traes un avivamiento, la unción se seca.

 

Esto es lo que pasó en nuestro país. Durante una década, nos entretuvimos con la unción. Miles de personas se juntaban en estadios para caerse, para emborracharse, para reírse: "Dios me tocó, me llenó, me prosperó" pero si la unción no la usás para traer avivamiento la unción se seca. La unción no es un fin sino un medio para alcanzar el avivamiento.

 

El avivamiento no es solo miles de personas que vienen a Jesucristo sino cuando Dios suelta su gloria más pesada sobre una ciudad; es la experiencia más gloriosa, más sobrenatural, más poderosa que un ser humano pueda experimentar. No hay experiencia mayor que un avivamiento porque no lo podríamos soportar.

 

Es cuando miles vienen a Jesucristo, miles dejan la idolatría, y entre esos miles están tu familia, tus vecinos, tus compañeros de trabajo, tus jefes, tus empleados, tus amigos, tus enemigos. Cuando Dios suelte su río (que lo hará sin preguntarle a nadie) en esa multitud estarán los que se oponen, los que no creen, los confundidos y allí todo el mundo dirá "Jesucristo es mi Señor".

 

En un avivamiento, todos son sanados, no habrá enfermos porque Dios sanará masivamente. Todos seremos prosperados, tendremos casa, auto, trabajo digno y cobraremos bien, porque en avivamiento Dios prospera a todo su cuerpo. No habrá pobre en el cuerpo del Señor. Nuestro carácter será cambiado, el espíritu de confusión roto y la iglesia caminará con autoridad. Sabrás quién sos, adónde vas, tendrás sabiduría para tomar las mejores decisiones, sabrás día, hora, mes de todo lo que tengas que hacer porque el Espíritu Santo te dirá cuándo salir, cuándo entrar, cuándo hablar, te mostrará las cosas ocultas del corazón. Habrá un espíritu de unidad que nadie jamás experimentó.

 

Cuando viene un avivamiento se rompen muchas cosas: El espíritu de confusión : la gente confundida emocionalmente (un día se acuestan con uno, otro día salen con otro, tienen un hijo con este, al mes se separan, tienen un hijo con el otro "Te amo pero no te quiero"). Cuando viene un avivamiento toda confusión se quebrará, tendrás claridad de quién sos, adónde vas y quién te acompaña.

 

Pedro y Juan trajeron un avivamiento porque empezaron con el altar.

 

Si querés tener éxito, el secreto está en levantar el altar antes de vencer a tu enemigo. Cuando llegues a tu trabajo con el altar levantado, cuando te encuentres con tu familia, antes de encontrarte con los endemoniados que trabajan con vos, ellos van a ver tu altar. Estuve diciendo al Señor que quería que mi vida se conecte con Él, quiero enamorarme de Él, le pido que mate todo profesionalismo, todo piloto automático y vuelva a estar con Él, vuelva adorarle a solas. Iglesia: Dios nos está celando y nos quiere a solas con Él, que puedas levantar tus manos y decir "Vienen días emocionantes, días de victoria, en donde mis ojos verán cosas que jamás vio. Estoy por entrar a escribir el nuevo libro de los Hechos y ver los cielos abiertos, tu Gloria, tu Presencia. Me darás adoración nueva, oraciones nuevas, fuerzas nuevas, y cuando baje a la pelea no podrán vencerme porque habré levantado el altar antes".

 

Dios va a darnos victoria en Su nombre. Hubo gente que te soltó la mano pero hoy hay gente que te la sostiene, gente gloriosa que te acompañará. Hay gente que hoy te dice: "Caminá en libertad". Vamos a parir la Gloria más pesada del cielo. Santo. Abrí tu boca y adorale. Llenate de Dios.


Padre: levantamos las manos, me vuelvo contra Amalec, te reprendo espíritu de división, te ordeno que salgas de las familias, te vas de las parejas ahora, salí en el nombre de Jesús. Levanto la palabra de fe y corto tu cabeza. Hoy me vuelvo contra toda maldición y te pudro en el nombre de Jesús. Maldigo tu obrar, pongo al diablo bajo nuestros pies, en el nombre de Jesús. Hoy nos levantamos como jefes, como cabezas, como primeros, deshacemos todo espíritu de queja, quebramos toda palabra que salió de nuestra boca de maldición toda inconstancia se seca, toda miseria se seca, toda visión pobre se seca. Y te desato iglesia para bendición, para victoria, para alabanza, para gozo, para que sueñes. Hoy levanto tus manos y tu espíritu y te digo: "¡Vamos! Que todo es posible para los que creen". Declaro que todo lo que hagas te saldrá bien, que la unción que estuvo en el aposento alto ha caído sobre Presencia de Dios, sobre los que nos siguen por Internet en las naciones. Recibilo. Te desato, sé lleno de Dios". El está aquí.

 

Saliendo de las zonas de cautividad

Efesios 1:3; 2:6 Estamos sentadas en los lugares celestiales y tenemos toda bendición.

 

Sabemos que la Palabra es verdad, pero lamentablemente, no nos pasa esto; no estamos disfrutando de toda la bendición, porque tenemos nuestra alma fragmentada. En el alma están nuestras emociones, nuestra voluntad, pero están fragmentadas. El diablo tiene un interés especial en que nuestra alma esté dividida. Es por eso que hay personas que dicen: "Con eso que me dijeron, me rompieron el alma", porque tienen su alma fragmentada, y si el alma está dividida en partes no nos podemos sentar cómodamente en los lugares celestiales a disfrutar de la bendición. El enemigo, entonces, toma una parte del alma - la parte que está débil, ya sea por cuestiones del pasado, por pecado, por debilidades- y la lleva a regiones de oscuridad donde queda cautiva, y prisionera. Por este motivo, es que hay mujeres que hoy se sienten bien pero la semana próxima entran en depresión, otras que salen de la reunión llenas de fuerzas y dicen: "¡Qué bien me hizo esto!", pero al otro día están con una angustia tremenda, y esto sucede porque una parte de sus emociones ha sido cautivada y puesta prisionera, y esa área entonces, no puede ser libre. Por ejemplo: hay mujeres que en esta época de fiestas parece que se les viene el mundo abajo y piensan: "¿Con quién voy a estar?", ¿dónde voy a ir?" tienen depresión y dicen: "Quisiera dormirme y despertarme al otro día, que ya hayan pasado las fiestas", "No me gustan los cohetes", "No me gustan las doce de la noche".

 

Una semana están bien y la otra están angustiadas, y no pueden tener continuidad en sus emociones: un día están para arriba y al otro están para abajo. El diablo establece esa área del alma en regiones de oscuridad para ministrarla satánicamente; la aparta, la mete en una región de oscuridad y le ministra miedos, enfermedades, inseguridades, pobreza; áreas donde están siendo atrapadas. Es decir, que donde veas temores, miedos, angustia, depresión, es porque hay cautiverio y opresión demoníaca. Muchas veces cuando te levantás en la mañana y tenés angustia, y no sabés el por qué de esa tristeza o de ese dolor, es porque el enemigo tomó esa parte de tu alma y la encerró en un lugar de oscuridad, en un cautiverio para ministrarte.

 

Tenemos que saber quién nos ministra cada día, si el enemigo o Dios , porque el alma está encerrada.

 

Diferentes zonas de cautividad

según la biblia

 

1 Seol, zona de cautividad de la tierra, quiere decir Sepultura. 


Salmo 49:14 "Como a rebaños que son conducidos al Seol, la muerte los pastoreará"  Seol es la sepultura, es el lugar de la cautividad, donde la gente siempre habla muerte: "No se va a dar", "No va a salir", "No lo voy a lograr", "No voy a poder hacer esto". Gente que está pastoreada por la muerte y cuanto habla, habla muerte.

 

En esta gente, el enemigo es el que habla, porque si fuera el Señor, hablaría vida. Cuando escuchás a una persona que no habla vida - aún creyentes-, te das cuenta que ese día su alma ha estado en un lugar de cautiverio y fueron ministradas por el diablo.

Salmo 30 dice : "Hiciste subir mi alma del Seol". David estaba en la sepultura, enfermo de muerte. Era un rey ungido por Dios, pero sin embargo, una parte de su alma estaba en cautividad. Porque cuando hay espíritu de muerte, solamente pensás en enfermedades, en derrota, y todo el día hablás negativamente, con espíritu de queja y de víctima: "A mí nada me sale bien", "¿Por qué me pasa esto?"...lo que sucede es que estás siendo pastoreada por la muerte. Hay personas que están atrapadas en la sepultura porque tienen enfermedades de muerte y no pueden salir de allí porque están cautivas, y para tener plenitud de salud tenés que sacar tu alma de ese cautiverio.

 

1.- Dios tiene diseños en su Reino y Satanás también los tiene. Dios todos los días muestra un diseño para que camines en él, pero Satanás también tiene un diseño para ese día, y tendrás que ver con quién te ponés de acuerdo ¿cuál es el diseño que seguirás?

 

Hay enfermedades con diseños infernales. Me contaban en España, que los gitanos tienen la costumbre de maldecir a cualquiera que les hace algo y hay cientos y cientos de personas enfermas, porque una vez que mandaron la maldición les aparece una enfermedad y al poco tiempo algunos mueren, y todos saben que es por la maldición que le echó tal o cual. Tienen poder en su boca al soltar maldición. Por eso, la pastora me decía que tuvo que enseñarles a los gitanos que se convertían, que no tenían que maldecir, que aprendieran a bendecir porque su palabra era muy fuerte. Hay enfermedades que tienen diseños satánicos, que vienen por maldición, por maldiciones generacionales, porque hay áreas del alma que están cautivas y retenidas por el enemigo y hasta que no salgan de la cautividad no sanarán totalmente.

 

2- Lugares tenebrosos, Hoyo profundo, zona de cautividad.

 

Salmo 74:20 "Mira al pacto porque los lugares tenebrosos de la tierra están llenos de habitaciones de violencia". Salmo 88:6 "Me has puesto en el hoyo profundo, en tinieblas, en lugares profundos" Es la gente que dice: "No puedo salir de este problema", "Me siento atrapada", "Me siento inmovilizada", "Atrapada por pensamientos que vienen a mi mente todo el día y que no los puedo controlar". Mujeres que viven llenas de fantasías sexuales que no pueden controlar, con depresiones profundas, en drogas. Viven en hoyos profundos, quieren salir pero no pueden, recibieron sanidad interior pero vuelven a lo mismo que ya habían renunciado, y es porque tienen una parte de su alma que está atrapada en un hoyo profundo.

 

Son esas mujeres que tenían un esposo violento y vuelven a casarse con otro hombre con las mismas características, porque una parte de su alma está en un hoyo profundo. Dice el salmo " Lugares tenebrosos de violencia " y parece que nunca salen porque están atrapadas.

 

3- La cárcel, zona de cautividad.

 

Salmo 142: 7 "Saca mi alma de la cárcel para que alabe tu nombre" Son quienes no pueden alabar, adorar, no pueden expresarle el amor a Dios, ni recibir el toque del Espíritu Santo; no pueden recibir revelación de la Palabra de Dios, ni ensancharse espiritualmente porque una parte de su alma está metida en la cárcel y allí el enemigo las ministra: "No podés hacerlo todavía", "No sabés hacerlo aún", "Sos muy nuevita", "Nadie te va a seguir", "Nadie te va a escuchar"; siempre están aprendiendo y nunca terminan para enseñarle a otros.

 

4- Tinieblas, zona de cautividad . 

 

Cuando una parte de tu alma está en tinieblas no podés ver lo que está delante, no ves solución ("No sabés qué te va a pasar en el nuevo año"). No hay claridad. Y en esta zona hay voces que te ministran. Voces: de derrota, de intimidación que dicen: "No vas a lograr nada", "No vas a pasar este año", "¿Para qué sirve todo esto?". Es la voz del enemigo la que ministra todos estos pensamientos, y es por eso que cada día debés ponerte de acuerdo para saber quién te va a ministrar . No podés levantarte cada mañana y esperar que algo pase, determiná que lo que pasará será bueno, de bendición y para darle la gloria a Dios. Hay mujeres que son ministradas por la voz de la derrota y de la acusación, que han perdido honra y el enemigo se lo recuerda toda la vida: "Ya no sos la mujer que eras", "Aunque pierdas todo el día no lo vas a lograr", "Te falta esto u aquello", "Tomaste una mala decisión y entonces perdiste la honra y lo que hacés no sirve". Esas voces satánicas acusan y quieren quitarte honra, recordándote lo que pasaste o viviste, el error que cometiste, para que quedes atrapada en ese lugar, en ese día y a esa hora. Y cuando el alma está atrapada no puede ser libre, permanece en cautividad y la ministra Satanás.

 

Aprendé a salir porque estás hecha para la libertad.

 

Dejá de seguir en tu pasado de cautividad, de pensar en ese día, en ese momento, en esa hora, porque el enemigo no puede quitarte nada si no se lo permitís, y quiero decirte que Dios te ha perdonado y te ha levantado en este tiempo para que hagas grandes cosas y salgas de tu pasado.

 

5- Abadón, zona de la destrucción. 

 

Salmo 88:11 "¿Será contada en el sepulcro tu misericordia o tu verdad en el Abadón? -Personas que siempre sufren accidentes. -En criminología, al estudiar las violaciones, se comprobó que generalmente, para ser violada una mujer tiene que tener ciertas características y muchas de ellas sufren abusos seguidos, no es violación ocasional, el abusador las huele, sabe y por eso las viola reiteradamente. -Mujeres que salen de una y se meten en otra, que iban a iniciar algo, un proyecto y se les cortó, un negocio, un emprendimiento y quienes lo harían con ellas se echaron atrás. -Ven destrucción en diferentes áreas de su vida: sus hijos destruidos, pierden finanzas -tenían todo y de pronto lo pierden- porque el enemigo tomó una parte de su alma y la encerró en el Abadón, en la zona de destrucción y viven constantemente, de destrucción en destrucción. Por eso es que debemos aprender a orar, para que el Señor dirija sus pasos a esos lugares de destrucción y saque a la persona de allí. Debemos decirle a Dios que vaya al lugar donde está encerrada el alma de la persona y que la saque de ahí, y si nos atrevemos, con utoridad espiritual, meternos y sacarla nosotros de donde está encerrada.

 

6- Tierra del Olvido, zona de cautividad. 

 

Son esas personas que nadie se acuerda de su nombre, gente triste, es una más del montón, nadie la reconoce.

 

Pero Dios no se olvida de nadie, Dios sabe tu nombre porque Él te lo grabó con fuego. La gente que está metida en la Tierra del Olvido, es aquella que la dejan de lado siempre, es la que la saltean, la que no es vista, a la que nadie le pregunta nada, nadie ve lo que hace, no existe, están olvidados, y son ceros a la izquierda porque el enemigo no quiere que nadie la vea, que nadie se acuerde, que no seas protagonista, que nadie te felicite; entonces te mete en la tierra del olvido donde no hay nada y todo lo que está ahí es lo olvidado del mundo; nadie te reconoce ni siquiera tu marido, ni tus hijos, ni tus líderes.

 

Estas regiones son los lugares donde todavía no obtuviste victoria; vez tras vez parece que obtendrás la victoria pero volvés a caer en lo mismo: la compulsión a la comida, a una adicción, a estar con gente que te maltrata, a sentir que no sos nada, y tratás de salir pero volvés al mismo lugar, a la tierra de cautividad y al enemigo le encanta que estés allí. Moisés le dijo a Faraón: "¡Dejá salir a mi pueblo!". Y después de insistir mucho, Faraón le dice: "Que vayan los hombres a adorar pero las mujeres, niños y riquezas se quedan acá". "Mujeres, niños y riquezas se quedan en tierra de cautividad ". Por años el enemigo los tuvo cautivos, pero hoy desde este lugar, está el espíritu de Moisés que sacará de la Tierra de Cautividad. Hay unción para sacarte del hoyo más profundo y darte la libertad que estás necesitando.

 

Jesucristo bajó a los infiernos y llevó cautiva la cautividad" que el enemigo quiere poner sobre tu vida . Jesús deshizo las obras del diablo y dijo: " El Espíritu de Dios está sobre mi para abrir las puertas de las cárceles". Jesús te sacará de cualquier cautividad, te abrirá la puerta de tu cárcel, venís luchando, batallando y aunque querés huir pareciera que siempre te resbalás; querés lograr, querés hacer, tener alegría, gozo, paz, finanzas, pero están en cautividad. Dios quiere soltar un espíritu de liberación.

 

Hay autoridad en tu vida para trasladarte de la cautividad a los lugares celestiales, porque los lugares celestiales son nuestra herencia, tenés que vivir como una reina, con las bendiciones de los lugares celestiales y si no lo estás haciendo es porque tenés zonas de cautividad y, en vez de ser ministrada por Dios lo estás siendo por el enemigo.

 

Dios quiere hacerte libre, para que puedas entrar a la tierra que Él te promete. Padre en el Nombre de Jesús, estoy orando y cubro con la sangre de Jesucristo, todo este lugar, las vidas de las mujeres y a todas sus familias y cosas. Me vuelvo contra todo diseño de muerte que hay en la vida de muchas mujeres, contra todo diseño satánico de enfermedad. Me vuelvo contra todo diseño económico que viene del mismo infierno y que el enemigo soltó para destruir su alma, lo quebranto en el Nombre de Cristo Jesús.

 

Declaro que comenzarán a caer cadenas y que las puertas se van a abrir. Me vuelvo contra todo espíritu guardián que custodia las puertas de cautividad y declaro que las llaves las tienen los ángeles y que comienzan a abrir las puertas de la cárcel, los sepulcros donde están las almas escondidas, en cautividad. Espíritu de muerte te ordeno que sueltes la vida de estas mujeres.

 

Espíritu de odio te ordeno que sueltes sus vidas, espíritu de enfermedad te ordeno que sueltes a estas mujeres, todo diseño satánico de enfermedad se quebranta, todo cáncer enviado por maldición se quebranta en el Nombre de Cristo Jesús. Me vuelvo contra todo diseño familiar satánico, todo lo que el enemigo planeó para tu familia en forma negativa, lo deshago en el nombre de Cristo Jesús, las puertas de la cautividad se quiebran y ahora podés comenzar a salir.

 

Determiná cuál es tu lugar de cautividad:

El lugar de la destrucción. Si el sepulcro donde hablás muerte, si el lugar donde no pasa nada, donde nadie te reconoce, si el hoyo profundo donde querés salir y sin embargo volvés a lo mismo. Determiná qué parte de tu alma está metida en cautividad.

 

Hay mujeres que vez tras vez vuelven a caer en lo mismo, en depresión, en desánimo, y no hay nada que las pueda levantar y están anhelando que pase algo en la vida para no caer más en eso, pero no pueden evitarlo. Ahora mirá cómo la puerta de la cárcel se abre, en tu espíritu mirá cómo los ángeles abren la puerta de tu propia cárcel donde estaba esa parte de tu alma que te traía tristeza profunda, que no podías explicar por qué venía. Ordeno ahora en el Nombre de Cristo Jesús que Satanás te suelte a vos y a toda tu familia, porque terminarás el año en libertad.

 

Declaramos que lo que pasó fue bueno pero lo que viene será mejor porque lo viviremos en libertad. Lo declaramos hecho y libres para la Gloria de Dios, porque Jesucristo nos hizo libres y Él llevó cautiva toda nuestra cautividad en el Nombre de Jesús.

 

Cerrá los ojos y mirá en el espíritu cómo Dios te toma de ese lugar de cautiverio y te traslada a los lugares celestiales. Si no lo podés ver en el espíritu no lo vas a tener: te toma del pozo profundo, del lugar de la destrucción, te da la mano, te cubre con su propia capa y te lleva a los lugares celestiales donde todo es abundancia, donde te ministra la voz del Espíritu Santo, la paz, la alegría, la victoria, el perdón, el amor, y la libertad. Hay una dulce paz del Señor descendiendo. Que se escuche tu voz adorándole, que se escuche la voz de una mujer en libertad adorando su nombre. Libertad en el espíritu porque estás sentada en lugares celestiales juntamente con el Señor Jesús y Él te reconoce. Hay mujeres que están atrapadas en un lugar donde no pueden expandirse espiritualmente por eso les cuesta adorar, hay una parte de sus almas que están en un hoyo, no pudieron reconocer sino adorarían.

 

Si no podés levantar tus manos, te cuesta adorar, es porque el enemigo todavía te quiere tener en cautividad, pero adorale como una mujer libre porque hay ruidos de cadenas, algo ocurrió, Dios quiere que terminemos el año libres, sin cautividad. Cuando las mujeres salen de la cautividad se liberan las finanzas (porque faraón tenía retenidos a las mujeres, a los niños y a las finanzas), cuando una mujer se atreve a ir al lugar de la libertad, las finanzas retenidas comienzan a ser soltadas y vienen a tu mano, y podrás cumplir con los sueños que Dios te dio. Hijos retenidos serán liberados porque saliste de la cautividad.

  

El Secreto del Avivamiento Personal Quebrando el espíritu de Babilonia  Hechos 2: 41-47

 

Lo más maravilloso que puede experimentar un cristiano es ver un avivamiento en su vida y en su ciudad. El avivamiento no es lo mismo que la unción. La unción ocurre cuando el Espíritu Santo viene al cristiano, cuando recibe gozo, se cae, Dios lo restaura, tiene una sanidad interior y es discipulado. Todo esto es unción; cuando estudiamos, cuando nos reunimos en un culto es unción.

 

Pero el avivamiento es cuando la gente viene a Cristo.

 

Dios da unción para traer avivamiento.

Estaban en el aposento alto los ciento veinte y de repente cayó el Espíritu Santo y los llenó: eso es unción. Y ellos salieron de sus carpas y empezaron a predicar: eso es avivamiento. Si la unción no lleva al avivamiento, Dios la seca.

 

Lo que ha pasado en la iglesia en Argentina es que no ha habido avivamiento, sino unción. Donde se hacían reuniones en los estadios, la gente se caía, se reía, pero no vino masivamente. Cuando la unción no lleva al avivamiento, se hace adictiva, es un vicio, lo único que querés es llenarte. Decís: "ayudame", "úngeme".

 

El avivamiento es la experiencia más gloriosa que se puede experimentar en la tierra . No hay experiencia superior porque no lo podríamos resistir humanamente. ¡Es tan glorioso! Es cuando Dios libera su Gloria más pesada y cuando miles de personas vienen a Jesucristo. La unción no es la experiencia más gloriosa. Podés ver los cielos, subir al tercer cielo, ver las cosas más maravillosas, pero en el avivamiento Dios mostrará su Gloria más pesada. Veremos los cielos abiertos de par en par, todos serán sanados, todos prosperados, todos bendecidos, todos restaurados. Ahí es cuando Dios irrumpe sin pedir permiso a nadie.

 

Te recomiendo leer Hechos 1, 2, 3, y 4 hasta que lo puedas ver en tu espíritu, porque esta historia de Hechos nunca se volvió a repetir jamás en la historia de nuestro país, y estamos creyendo que vienen días en los cuales veremos la gloria más pesada, más maravillosa. Veremos a Dios descendiendo y literalmente caminando entre nosotros. Veremos a miles de miles confesando que Jesucristo es el Señor. Por eso Jesús dijo: " Venga tu reino ", eso es avivamiento. No dijo: "Llevadnos a tu reino". Muchos cristianos creen que nos preparamos para ir al cielo y Dios te está preparando para traer el cielo a la tierra. El avivamiento es una experiencia sobrenatural, no solamente miles vienen a Cristo sino que el sistema educativo es cambiado, las leyes son cambiadas; la justicia de Dios es establecida. O sea, hay un cambio estructural en una ciudad donde comienza a gobernar el espíritu de Dios. La Biblia está llena de ejemplos, los apóstoles trajeron avivamiento donde quiera que fueran.

 

Tenés que entender que cuando Dios te da algo, es para traer un avivamiento personal. Nunca se va activar un avivamiento en una ciudad si primero no se activa un avivamiento en nuestra propia vida empezando a funcionar de otra manera.

 

En un avivamiento, el espíritu de Babilonia se quiebra.

 

En Apocalipsis 17 Juan dice: "Vi a una mujer montada en una bestia escarlata, la gran prostituta, que fornica con todo el mundo. La Gran Babilonia, madre de las prostitutas y abominable idolatría de la tierra". Babilonia, literalmente, no es una ciudad, es un estado espiritual que quiere decir "Confusión". Juan dice que la prostituta más grande es la confusión que se acuesta con cualquiera. Quiere meterse en tu vida.

 

Babilonia fue fundada por Nimrod que quiere decir "rebelde". Era el bisnieto de Noe, conocía las leyes de Dios pero se reveló a ellas. Fundó una ciudad y quiso hacer una torre para llegar a Dios. Quería meter el sistema de confusión para que la gente no tuviera claridad en su vida. Génesis 11 dice que empezaron a construir un torre tan grande, que Dios bajó y los confundió y desde allí se llamó La Torre de Babel, de confusión. Dios los esparció. Es por eso que el apóstol Juan dice que Babilonia es un espíritu que busca meterse en la gente y confundirla, porque no hay nada peor que una persona confundida. Cuando se mete Babilonia en la iglesia, confunde y no alcanzamos bendición. Es por eso que entendí algo de lo cual nunca me había dado cuenta: Dios le dice a Abraham "Sal de tu tierra y de tu parentela y te bendeciré y serás de bendición y en ti serán benditas todas las familias de la tierra y engrandeceré tu nombre". En la bendición no estaba la clave, sino cuando le dice: "Sal de tu tierra". La tierra de Abraham era Babilonia, o sea nunca Dios te va a bendecir, engrandecer y que seas de bendición, hasta que no salgas de confusión. Mientras vivas en confusión, Dios no puede bendecirte.

 

La clave de Génesis 12 es "Sal de tu tierra". Ur de los caldeos es una ciudad babilónica, porque hasta que no salgas del estado espiritual de confusión Dios no puede bendecirte. Estoy convencido que Babilonia está funcionando en muchos cristianos, pero te enseñaré a quebrarlo en el Nombre del Señor. La confusión nace del egoísmo.

 

Cuando edificaban la tierra de Babel ellos decían "Edifiquémo nos una ciudad", trabajémonos, levantémonos. El egoísmo trae confusión. Cuando el espíritu de Babel te confunde, nunca encontrás bendición del Señor, por eso le dijo a Abraham "Sal de tu tierra, no puedo bendecirte hasta que no dejes la confusión".

 

Consejos para movernos en sabiduría afectiva . Hay mucha gente a quien el espíritu babilónico lo ha atacado en su lado afectivo y tienen confusión afectiva, emocional.

 

1-No voy a edificar sobre ruinas: 

 

Si vas a hacer algo nuevo tiene que ser hecho sobre una base nueva. No te pongas en pareja con alguien que tiene ruina emocional, con alguien que recién se está divorciando; porque si tiene ruina emocional, Dios no te puede bendecir. (Hay personas que conocen a alguien y se van a vivir juntos, y tienen un hijo y después dicen: "No te quiero más", se van y dejan a la mujer y al hijo. Después se enamoran de otra mujer... eso es "Babilonia emocional"). No edifiques sobre esa gente.

 

Una persona que se mueve por pasión lo hace por confusión, por Babilonia. Cuando una persona te dice: "Te quiero pero no te amo", rompé ese noviazgo porque eso es Babilonia. O te ama o no te ama. Vas a sufrir años, porque no saliste de la tierra de Babilonia. Cuando en un noviazgo se comienza peleando, rompé ese noviazgo. Porque cuando estás de novio idealizas al otro, es perfecto, pero cuando a las dos semanas ya pelean, rompelo porque eso ya es Babilonia, no edifiques sobre ruinas emocionales del otro. Esta palabra es fuerte, pero te va a bendecir. Hay parejas en las cuales los dos se ven con las ex parejas, allí estás edificando sobre ruinas. Dicen: "No, ella es mi esposa, pero cada tanto se acuesta con su ex marido; en realidad no lo ama, me ama a mí, pero yo la perdono porque cada tanto yo también me acuesto con mi ex".

 

¿Querés que Dios te bendiga? Tenés que salir de Babilonia y te lo digo con todo el aprecio del mundo. Cuando una pareja te quiere domesticar, salí. Cuando te dicen: "No hagas esto", "No quiero que te vistas así", "Mirá la panza que tenés", "No hables que sos una cloaca". Cuando una persona te quiere controlar, esa persona tiene ruinas de control, no vas a poder edificar sobre las ruinas de la otra persona. Cuando te ponés en pareja con alguien que no les pasa alimentos a sus hijos, ese padre mañana no te va a pasar nada. Este hombre que no es capaz de cuidar a sus hijos y pasarle el dinero que le corresponde, no tiene dignidad para formar una pareja bendecida por Dios. Y vos decís: "No importa, a los hijos no los quiere, no los ve nunca, pero a mí me ama" ¿Te ama? Ya lo veremos... Dios no te va a bendecir porque estás edificando sobre Babilonia. Cuando conocés a alguien que todavía no se separó y ya te enamoraste, entraste en confusión, porque cuando uno está mal con su pareja hasta el viejo sin dientes es Robert Redford. Y cuando estás tomando decisiones emocionales con alguien que tiene ruinas afectivas, Dios no te va a bendecir. Cuando una pareja se conoce y se van a vivir juntos, se metieron en Babilonia. Tenés que esperar porque no tenés que quemar etapas, aunque sean grandes, aprendé a disfrutarlas. Más aun cuando uno es adulto porque se tienen más mañas. Por eso muchas parejas se conocen y cuando se van a convivir les va mal, porque el espíritu babilónico - la madre de las rameras - se acostó con ellos.

 

Hay personas que no trabajan y viven de casa en casa pero son los que le abren la puerta porque le siguen alimentado la confusión a los que hoy viven en una casa, mañana en otra. Tenés que decirle: "No hermano, no te abro más mi puerta, andá a dormir a la calle o aprendé y crecé porque Dios quiere bendecirte y engrandecerte, tenés que salir de la confusión".

 

2-No des nada por entendido: 

 

Aprendé a decir lo que querés. "No, él tiene que saber". Cuando vayas a tu trabajo hablá con tu jefe y decile: "¿Usted qué espera de mí?, concretamente para que yo pueda hacer lo que usted espera de mí". Cuando hay un problema interpersonal ¿qué es lo que te molestó de mí concretamente? ¿Qué esperas de mí? ¿Qué es lo que te bendijo de mí? Porque tenemos que funcionar inteligentemente y con claridad, por eso no entres en relaciones afectivas que no están claras, hay gente que habla y no dice nada. Tenés que expresar claramente lo que vos esperas del otro y lo que el otro espera de vos, no entres en relaciones de ningún tipo si no están las cosas explicitadas.

 

3-No confiaré mis secretos íntimos a nadie: 

 

Tenés que aprender a caminar en discreción. Hay gente que se comporta como un estómago resfriado y cuentan intimidades, no cuentes lo que querés que la gente olvide.

 

4-Voy a marchar siempre con integridad: 

 

Nunca te metas en una relación donde no estén las cosas transparentes. "Mirá, este trabajito hay que camelear acá.". No, no si no es justo, no es claro, no es puro, no es honesto, no es santo, conmigo no cuentes. No te metas en cosas oscuras porque "El mejor almohadón es una conciencia tranquila y es mejor la comida de legumbres donde hay amor y paz que la de buey engordado donde hay hambre" dice Salomón. NO te metas en nada extraño si no hay integridad.

 

5- Marcha adelante con gratitud en todo, ten un espíritu agradecido: 

 

Sé una persona positiva. Cuando te encuentres con alguien pensá no hablar negativo, confesá en positivo, tené un corazón agradecido, en victoria.

 

6- Cuando tenga un problema con alguien, es porque Dios me está tratando: 

 

No dejes lo que estás haciendo cuando tenés un problema interpersonal por ese problema. No dejes lo que estás haciendo porque cuando tenés un problema con alguien es porque Dios está formando tu carácter para que tengas sabiduría para que no tengas problemas con nadie y si los tenés, sabés cómo resolverlos. Por eso, cuando alguien está mal, nunca le tengas lástima porque Dios lo está tratando, decile: "Me alegro por vos". Porque si tenés conflictos y querés largar todo es porque Dios te está enseñando a funcionar en el carácter del Espíritu de Dios, no en el carácter almático, no actuando estúpidamente. No dejes nada; no permitas que cualquier problema que te ocurra impida lo que Dios te dijo que hagas porque problemas siempre habrá y si dejás lo que estás haciendo, otro en el mundo espiritual lo va a tomar.

 

Mis luchas están allí hasta que aprenda, luego se irán. Todo conflicto está en nuestra vida hasta que aprendemos, cuando aprendí, el conflicto se fue. Y cada conflicto interpersonal que tengamos, en cualquier ámbito, está allí porque Dios quiere que aprendamos. Está tratando nuestro carácter. Si querés cosas grandes de Dios, el envase, el odre tiene que ser nuevo ciento por ciento.

 

Dios quebrará el espíritu de confusión .

No dejes que nadie decida por vos, que nadie te diga lo que vas a lograr, vos decidís lo que querés lograr. No le pidas consejo a otro para echarle la culpa al que te puso un límite, el único límite que Dios conoce es el que vos le ponés. Vas a llegar no hasta donde la gente te dice, sino hasta donde vos decidas llegar. Si echás tres flechas como el rey, tres victorias vas a tener, pero "Si hubieses echado veinte, le dijo el profeta Eliseo, veinte victorias tendrías".

 

El límite lo ponés vos y no dejes que nadie decida por vos.

Yo he decidido caminar de Gloria en Gloria, de Poder en Poder y nadie me va a decir menos porque yo he decidido hasta dónde voy a llegar. Será hasta donde dice la Palabra: "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece". Y nadie me va decir que eso no se puede hacer porque si Dios me dijo "Todo", ese Todo es el límite que yo establecí para mi vida. Apocalipsis 17 dice que Dios va a quebrantar a la madre de las rameras, el espíritu de Babilonia. O sea que vienen días donde tendremos una claridad afectiva maravillosa, claridad económica para hacer los mejores negocios, una claridad de crianza que nuestros hijos saldrán de la locura, de la droga, de la muerte. Tendremos una claridad espiritual en la cual todo lo que toquemos nos saldrá bien.

 

Vienen días de claridad sobrenatural sobre la iglesia y lo que tardábamos diez años en lograr por confusión, lo lograremos en una semana por claridad divina.  

 

¿Cómo podemos quebrar el espíritu babilónico y entrar en un avivamiento personal?

 

Cuando Jesús le dijo a los discípulos que se iba a morir estaban confundidos y decían: "¿Cómo que se va a morir? ¿Cómo que va a resucitar?". Durante todo el ministerio de Jesús, los discípulos, vivieron confundidos. Jesús hacía un milagro y ellos no entendían nada. Un día estaban ciento veinte sentados en una casa porque Jesús les había dicho quédense juntos y esperen al espíritu. Ellos estaban sentados juntos mirándose y de repente vino una unción que nunca antes ellos habían experimentado.

 

Profetizo: Podemos tener muchas unciones pero la del aposento alto es la que te trae avivamiento, es la que te saca de tu carpa y te da una claridad para que todo cambie, para que todo lo que hagas te salga bien, para que tengas claridad financiera, claridad familiar, claridad espiritual, camines con una seguridad sobre la tierra que digas: "Yo sé quién soy, sé hacia dónde voy, sé lo que lograré, antes vivía en Babilonia pero ahora tengo seguridad de que todo lo puedo en Cristo que me fortalece".

 

No hay nada mejor que una persona que la tiene clara.

 

Vienen días, dice el Señor, que Dios va a cambiar nuestro corazón y que va arrojar claridad para saber qué decir, cuándo callar. Vas a hablar poco pero esas palabras van a estar cargadas del fuego de Dios. Vas a hacer negocios pero uno te traerá mil y dos diez mil porque todo lo que hagas se multiplicará en tu mano. Vas a tener claridad para evangelizar, una palabra oportuna, justa, clara y familias enteras vendrán al Señor. Lo que ha pasado es que el espíritu de Babilonia fue roto porque en un avivamiento la iglesia lo tenía claro. Para quebrar la confusión, la unción debe estar desestructurada en mi vida. El avivamiento rompe la confusión cuando la unción te desestructura. Podés ir a una gran campaña con un gran predicador a recibir el toque de Dios; en la iglesia podés asistir a todas las reuniones; podés tener tu vida devocional y cuando terminás decir "Hasta mañana, Señor"; pero cuando llegás a tu casa tenés que pagar los impuestos, tenés que resolver los problemas, todo eso porque la unción está estructurada a una reunión. Sin embargo, cuando vino la unción sobre los discípulos no había horarios, la unción fluía en cualquier momento. Tenés que lograr este secreto espiritual. Ojalá se te revele, que la unción no esté en una reunión, en un gran congreso, en una campaña, sino que de día y de noche, a la mañana, a la tarde y a la noche el espíritu de Dios esté con vos. De pronto estarás en el trabajo y vendrá la presencia de Dios. Lo que más me sorprendió del profeta Otoniel es que él profetizaba en cualquier lugar, ¡aun comiendo un asado!.

 

David dijo en el Salmo 1 (¡si querés que tu vida sea un salmo tenés que arrancar por el comienzo!): "Sino que medita de día y de noche". ¿Querés ser como David? De día y de noche. A Israel lo guiaba la columna de nube de día y la columna de fuego de noche, Dios los guiaba de día y de noche porque Dios quería establecer ese principio: desestructurarte, no quiero que estés conmigo en una reunión sino que camines conmigo de día y de noche. Cuando le dijo a Josué " Y todo lo que hagas te saldrá bien " descubrí que dice " N unca se aparte este libro de tu boca sino que de día y de noche".  

 

¿Querés que todo te salga bien? Desestructurá la unción. No podés ir a la iglesia a hablar en lenguas y después salir y funcionar normal, la unción tiene que estar con vos las veinticuatro horas. Nehemías edificó una ciudad, pero dice "Señor, mira a tu siervo que clama de día y de noche" ¿Querés ser como Josué? Es de día y de noche. ¿Cómo Nehemías? De día y de noche. Cuando hizo el templo Salomón le dijo: "Señor baja con tu presencia de día y de noche". Descubrí que los grandes hombres de Dios desestructuraron la unción. El avivamiento rompe la estructura de la unción.

 

Desestructurate para que camines con Él de día y de noche. Eso no significa ser un fanático insoportable sino ser una persona normal. Cuando el Espíritu Santo te diga "Orá por ese", y vayas y le digas que querés orar por él; o quizás vas caminando y el Espíritu Santo te dice "Hablale a ese de mí" y vas y le hablas de Él, eso será natural. Fluí, está activado en cualquier momento. Cuando el Espíritu Santo vino sobre los apóstoles se rompieron todas las estructuras. Por eso están los horarios en el libro de los Hechos porque el Espíritu Santo no tenía horarios, venía en cualquier momento, de día y de noche ellos estaban en comunión con el Señor.

 

Y yo oro para que Dios te dinamite toda estructura y a la mañana, a la tarde, a la noche, cuando llueva, cuando se muera la gente o cuando no, estés conectado con la unción del poder del Señor. El problema es cuando nos convertimos a Cristo no tenemos estructuras pero después nos vamos estructurando. Recién convertido invitabas a todo el mundo a la iglesia en forma sencilla, después te estructuraste y no viene nadie de los que invitás. Antes no sabías orar, se enfermaba alguien y decías: "Levántalo Señor". Y Dios lo resucitaba; pero te estructuraste y ahora decís: "A ver qué oración le hago a este, la oración del buen pastor".

 

Dios tiene que dinamitarnos las estructuras .

Hubo dos hermanos que dijeron "Se puede volar" y todo el mundo se rió. En 1900 levantaron un avión y quisieron volar. Uno de los hermanos levantó vuelo pero el avión se cayó y se murió, y el otro hermano enterró al hermano fallecido pero no enterró su sueño y su fe; volvió a probar. Pasaron doce años y el hermano vivo mejoró su avión y voló sobre Nueva York. ¡Por primera vez el hombre volaba!. Se puede morir todo alrededor tuyo pero nunca entierres con tus muertos a tu fe, nunca entierres tus sueños. No importa cuantos problemas haya, nunca entierres tu fe, Dios va a desestructurarte. Dios va a usarte no con los métodos evangelísticos, ni con lo que aprendimos en la escuela dominical, va a sorprenderte y en cualquier momento y de cualquier forma te va a usar con poder. Los americanos querían romper la barrera del sonido, entonces probaron un avión y cuando alcanzó una velocidad empezó a temblar. Entonces un hombre dijo: "Voy a ir más rápido". Y desde abajo con radar le dijeron: "No, no que va a explotar". Entonces aterrizó y mejoraron el avión. Pasaron los años, volvió a volar, el avión alcanzó una velocidad y empezó a temblar. Y el piloto dijo: "Voy a ir más rápido". Le respondieron: "No, no que va a explotar". Entonces volvió a aterrizar y lo mejoraron. Había gente que había dedicado toda su vida para tratar de romper la barrera del sonido y al final una persona subió y cuando le dijeron que "No, no que va a explotar" dijo: "No me importa". Entonces pisó el acelerador, pasó ese temblor, rompió la barrera del sonido y el avión se estabilizó.

 

Hay momentos en los cuales romperás tu barrera, tu techo, dejarás de temblar. Si estás temblando es porque estás por romper algo que nunca rompiste en tu vida. No te detengas, pisá el acelerador más fuerte, porque cuando lo rompas habrás marcado un nuevo record en tu vida. Tenés que saber quién sos y quién es Dios para vos. El es tu padre y vos sos su hijo.

 

Una de las revelaciones más grandes que se le puede dar a un hijo de Dios es saber que lo es. El hijo pródigo había gastado todo y volvió a la casa del padre, no le dijo: "Papá gasté mal la plata, tenías razón". Sino le dijo: " Ya no soy digno de ser hijo". Y cuando el papá lo restableció como hijo, el hijo restableció su prosperidad, porque No viene primero prosperidad viene tu identidad. Tu identidad es que sos un hijo de Dios. Tu identidad es que vamos a traer un avivamiento a la ciudad, el espíritu de idolatría se va a ir de mucha de nuestras familias porque primero lo habremos roto nosotros, tendremos "claridad meridiana". Sabremos dónde ir, qué decir, qué no hacer, Dios nos revelará día, hora de los acontecimientos sobrenaturales más maravillosos. Nos dirá cuándo entrar, cuándo salir, con quién acercarnos, con quién alejarnos, dónde golpear la puerta y dónde romper la puerta. Nos va a mostrar todo porque vienen días con una claridad sobrenatural, donde caminaremos con una unción desestructurada y en cualquier momento.

 

Dios va a romper el método, la canción armada, el sermón armado. Te va a desestructurar y te aseguro que miles de miles vendrán de tu mano y de la mía a la presencia de Jesucristo. "Pastor, me lastimaron, estoy mal" No, no es que te lastimaron perdiste la conexión. "Ay, me distraje y me fue mal" No, no es que te distrajiste, perdiste la conexión. "Yo voy a la reunión y siento que no recibo nada" Perdiste la conexión. Conectate día y noche, estate atento: Dios te va a usar, hasta con la comida en la boca saldrán las mejores profecías. Cuando leemos en Éxodo que Dios el endureció el corazón a faraón ¿Cómo puede ser que Dios le endureció el corazón si mandó a Moisés a sacar a Israel? El mismo sol que derrite la cera, endurece el cemento.

 

La misma voz que a Moisés lo hacía sensible, a faraón lo endurecía, porque no es la voz sino de qué material es tu corazón. El problema no está en Dios ¿De qué material es tu corazón? ¿Sos de cera? Bienvenido al club de los conquistadores. Dios va a romper las estructuras . Estaban los ciento veinte discípulos sentados, y los ángeles cantando, no pasaba nada, estaban confundidos porque el Señor les dijo que esperaran, ¿Esperaran qué? Y Dios dijo: "Adoren" y de pronto los ciento veinte se pusieron de pie y hubo un estruendo. Algo comenzó a moverse en el mundo espiritual y de repente, de golpe vino el Espíritu Santo y fueron bautizados. Sé lleno del Espíritu, adorá a Dios.

 

Empezaron a sentir algo distinto en su cuerpo, comenzaron a hablar en lenguas, toda la confusión se les fue, toda la tristeza. Dios los llenó, los restauró y de pronto sentían una fortaleza en sus pies, una seguridad en sus corazones, fuerza en sus manos y adoraron al Señor. Pero ya no era como antes, ahora había claridad, la unción les había roto todas las formas y de ahí, de día y de noche Dios hacía milagros extraordinarios, todos eran sanados, todos eran prosperados, todos fueron llenos de la gloria, todo lo que hacían les salía bien y la ciudad se enteró que había ciento veinte que habían sido visitados por una unción que cambiaría sus vidas para siempre. A partir de allí estaban dispuestos de día y de noche a vivir para Él, a morir para Él y de su mano Dios los prosperaba.

 

Levantá tus manos y abrí tu boca, pedile: "Padre dame la unción de aposento, bautizame por última vez para entrar en avivamiento. Rompe mis límites, quiebra mi cajón, rompe mi ataúd, quiebro lo que me enseñaron, rompo mis fórmulas mentales, rompe nuestras formas, quiebra mi alabanza y adoración, pulveriza mi vergüenza, desata mi lengua, mis manos, mi pies, mi fe, mi fuego, porque aunque la gente diga que estoy borracho, vendrán a Jesucristo". Métenos, Dios, en tu Gloria pesada, abre los cielos y úsanos como antes nunca nos usaste. Nos desatamos de toda enseñanza humana.

 

Nuestro Dios Reina. Revélate Señor.

Quiero ser una mujer con agallas 2º parte Deuteronomio 28:13-14

 

Hay una bendición especial para la mujer que empieza algo y lo termina. Declará: "Lo que empiezo, lo debo terminar, porque Dios me va a bendecir en sobreabundancia". Porque empezar podemos empezar muchas cosas, pero no todos terminamos. Por eso, tenemos que aprender a terminar las cosas que comenzamos. No hay posibilidad de estar por debajo

 

Cuando yo leí este pasaje, me hizo acordar de la posición sexual que se llamaba "El misionero", donde la mujer iba abajo. A los misioneros les decían que la única posición para tener sexo, la posición santa, la posición permitida por Dios era la mujer estando abajo y el hombre arriba. Muchas personas que querían hacer otra cosa, sentían culpa. Los misioneros enseñaban esto como correcto. Pero este pasaje dice: "...estarás encima". O sea, esto es para todo, pero aplicalo sexualmente. La Palabra dice para todo.

 

Este pasaje es un principio espiritual, no es un cuento de hadas, Dios no te lo dice para levantarte el ánimo. Dios no te dice: "Querida mujer, yo no te dije que ibas a ser empresaria para levantarte el ánimo, no. Son principios espirituales".Dios te ha llamado para estar arriba y no para estar abajo. Dios te ha llamado para que estés por sobre y no por debajo.Levantá la mano y decí: "Dios me dice que yo siempre tengo que estar por encima y no por debajo".Dios no quiere que seas víctima de nadie ni de nada.

 

Para no ser víctima tenés que aprender a ser una mujer con agallas. Hay personas que te quieren victimizar. Hay personas manipuladoras, que están dentro y fuera de la iglesia, que les encanta victimizarte. Gente que dice: "Yo no quiero contar un testimonio de prosperidad porque sé que me voy a sentar y después que conté que gané tanto, va a venir una hermana y me va a decir que le preste". No le prestes dinero a nadie. Si querés regalarlo, regalalo, pero no prestes a nadie. Si Dios te dijo que lo tenías que sembrar, sembralo, pero no esperes que te vuelva. Hay una diferencia entre sembrar y prestar.

 

Siempre va a haber personas que te quieren victimizar: "Pero ¿cómo no me vas a ayudar?", "¿Cómo no me vas a llevar de vacaciones?".Hay personas que son víctimas de una vida complicada. Hay mujeres que tienen una maestría en complicarse la vida. No sé cómo hacen. Se complican la vida por cualquier cosa. Son mujeres que están siempre estresadas porque tienen una perspectiva de la vida complicada. El estrés trae: problemas en el sueño (o no dormís nada o te dormís la vida); te tensiona (causa artritis y úlceras); te hace caer el pelo a mechones; te trae gases y eructos. Son esas mujeres que se les quemó el pantalón y hacen una gran historia. Son mujeres que tienen un nudo en la cabeza, se enredan ellas mismas y enredan a los demás. Todo es complicado. No se quieren ir de vacaciones porque si se van, los hijos toman sol y piensan lo mal que se están haciendo. Si van de vacaciones no se meten al agua, porque le dicen al hijo: "Si comiste sandía, tenés que esperar una hora para meterte para que te haga la digestión". Decí: "no tengo que complicarme con estupideces"

 

No hacen asado porque se les ensucia la casa. Se complican la vida con estupideces porque tiene una perspectiva incorrecta de la realidad. Cada vez que vos le otorgues a tu problema una dimensión mayor, nunca lo vas poder resolver. Pero si vos aplicás el principio espiritual que Dios te dijo, que vos vas a estar por encima y no por debajo; vos tenés que ponerte por encima de ese problema. Si se te quemó el pantalón, tenés que preguntarte: "¿Es tan complicado que se me haya quemado el pantalón?"; "¿Es tan complicado que se me ensucie la casa?", "¿Es tan complicado esto que me está pasando?".

 

Si vos agrandás el problema, el problema te va a terminar comiendo, consumiendo. Y vos te metiste por debajo del problema y no estás respetando el principio espiritual que te dice que tenés que estar por encima. No grandes los problemas. Elías agrandó a su enemiga Jezabel y así le fue. El podría haberla vencido, así como venció a los profetas de Baal, pero él lo agrandó.No agrandes las pavadas, "Sí, pero mi hijo me contestó". No agrandes las pavadas, porque cuando agrandás, te ponés por debajo y el problema se pone por encima de tuyo.Ponete por arriba porque Dios te promete que vos siempre vas a estar por encima de todas las circunstancias, nunca por debajo. No seas víctima de tus inseguridades . Si a vos te complica que se te haya quemado el pantalón, vos te volvés una mujer insegura. Cuando te pasa esto, te volvés una víctima de tu inseguridad. Si vas a salir a la calle y pensás que te van a robar, vos te volvés víctima de la inseguridad y no te estás poniendo por encima, si no por debajo.

 

Si vos pensás que el problema con tu marido no lo vas a poder solucionar o con tus hijos, vos te estás poniendo por abajo. Y Dios quiere que pongas encima de toda circunstancia y de todo problema. Hay mujeres que se ahogan en un vaso de agua por sus posibilidades. Son esas mujeres que dicen: "Tengo un montón de posibilidades, se me abrieron un montón de puertas y ahora no sé cuál elegir". Y se quedan detenidas en el tiempo frente a las posibilidades de la vida. "No sé cómo orar, no sé qué elegir, entonces me quedo estancada y no elijo nada". Son mujeres que son víctimas de las posibilidades.

 

Son mujeres que se encierran en un círculo vicioso. Dicen: "Tengo tres posibilidades, no sé cuál elegir porque no sé cuál es la que me conviene". Eligen la que me conviene, pero la segunda pregunta que se hacen es: "Pero esta que elegí, ¿será la voluntad de Dios? ¿Dios querrá que yo trabaje ahí?, ¿Dios querrá que sea líder? ¿Dios querrá que vaya de vacaciones?". Yo quiero decirte que si a vos te conviene, es la voluntad de Dios, porque Él no te va a dar nada que no te convenga. Dios no es malo para decirte: "No, ¿vos querías irte a Punta del Este? Yo te voy a mandar a la laguna de Chascomús para que te sientes al lado de uno que no te hable". Si a vos te conviene, a Dios le conviene.

Pero después están las que dicen: "Elegí esto porque me conviene y es la voluntad de Dios. Pero la verdad es que no me gusta". Somos complicadísimas las mujeres. Nosotras le hacemos cada pregunta a Dios, las mujeres le complicamos la vida a Dios, Dios se agarra la cabeza con nosotras. Si vos elegís algo que a vos te gusta y no es la voluntad de Dios, Él te lo va a mostrar en el camino. Pero vos hacelo, movete, arrancá. Pero no te quedes sentada, la vida no está para que te quedes sentada. Este año viene con movimiento fuerte. No te quedes quieta, es el año de movimiento de Dios para tu vida.

 

Tenés que tener agallas. "Pero estoy esperando que Dios me hable", "¿Y si me equivoco?". Y si te equivocás, equivocate, tenés un Dios poderoso, grande. ¿Dios no va a poder arreglar el lío que hiciste? ¿Dios no va a poder solucionar lo que vos inconscientemente, sin darte cuenta, te equivocaste? Movete. Salomón dijo: "Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas". "Y, pero pastora, yo no tengo fuerzas". La Biblia dice: "según tus fuerzas". Yo quiero decirte que Dios te ha hecho una mujer fuerte. Por eso, todo lo que te viniere a la mano para hacer, hacelo porque tenés fuerzas y fuerzas suficientes para lograrlo. Yo quiero decirte que no te des por vencida porque Dios este año va a abrir muchas puertas. Y si una puerta se te cierra, pateala. Pero vos tenés que entrar, tenés que moverte. Tenés que pensar de vos como una mujer próspera. Basta de pensar como una víctima, no sos víctima ni de tus posibilidades ni de tus imposibilidades. Vos sos una hija del Rey que tiene fuerzas y todo lo que te viene a la mano para hacer, tenés que hacerlo según las fuerzas que Dios te dio. Hay mujeres que son víctimas de las imposibilidades propias y ajenas

 

Vos no podés llorar tus penas, Dios no te hizo víctima de nadie. Dios te pone todo para que sueltes el potencial que tenés. Dios te pone todo servido y te dice: "Alimentate con lo que quieras porque yo ya te soltá la capacidad que está dentro tuyo". Comenzá a caminar en esa capacidad. Mujer, si no tenés dinero, no seas víctima de las finanzas, tenés que buscar un diseño de Dios para comenzar a tener dinero. En el diario Clarín salió una nota sobre una mujer que publicó un libro hace muchos años donde defendía el rol del ama de casa. En su libro decía que más que ser una profesional había que ser ama de casa, que es muy lindo planchar, cocinar y lavar. (Que a mi parece lindo que a algunas personas le guste hacer eso). Pasaron los años y se divorció y se quedó sin dinero. Y la empezaron a llamar mujeres divorciadas en la misma condición. La nota decía que hay un alto porcentaje de mujeres que se divorcian y se quedan en la extrema pobreza, a esa altura de su vida tienen que salir a formar su vida financiera. Esta mujer ahora va a escribir un libro, y ya se hizo famosa por esto, que de título era, más o menos, "Tirá el libro anterior". Se dio cuenta que estaba llevando a las mujeres a ser ama de casa, pero cuando había un problema emocional y la mujer se quedaba sola, no se había preparado en la vida para sobrevivir. Entonces, tenía que vivir en un nivel más bajo del que estaba viviendo. ¿Te das cuenta por qué Dios nos está preparando en este tiempo?

 

Dios no tiene mujeres divorciadas. Esto significa que Dios no se divorcia de ninguna de nosotras. Dios nos ama por siempre y para siempre, así que nosotros tenemos todo el potencial para hacer lo que querramos. Dios te dice: "Para lo que querés hacer, dejá de estar sentada. Movete y hacelo". Me contaba una mujer que está vendiendo zapatos, ella vino con una tremenda depresión, dijo que su vida era un desastre, pero conoció a Jesucristo, que le cambió la vida. Y ahora va a los negocios y la gente le pide que le venda para ellos. Y está vendiendo como nunca antes vendió. Porque Jesucristo le dijo: "Tenés el potencial, hacelo. Y todo lo que hagas te saldrá bien". Mateo 6:22-23 " La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas? ". La lámpara del cuerpo es el ojo. Pero no está hablando del ojo físico, está hablando de la perspectiva que vos tenés frente a la vida. La manera en que vos mirás la vida y la circunstancia.

 

Levantá la mano y decí: "Debo tener la perspectiva de Dios". Si tu manera de ver la vida es buena, la palabra dice que todo tu cuerpo tiene luz. Pero si tu perspectiva, tu manera de mirar la vida, es negativa tu cuerpo está tinieblas. Si vos pensás lo que Dios piensa, vos tenés luz adentro porque tenés la mente de Jesucristo que te da luz. Este pasaje habla de las tinieblas de afuera. Te imaginas que si lo que hay en vos, que conocés a Jesús, es tinieblas ¿Te imaginás las tinieblas de afuera? Si vos sentís opresión porque pensás negativamente, ¿Te imaginás la opresión que siente y la opresión que ejerce la gente que no tiene a Jesucristo?

 

Tinieblas de afuera.  Estas son formas estúpidas de pensar. Cuando decís: "Eso no lo puedo hacer". Dejá de ser influenciada por tus propias perspectivas negativas y por lo que te dicen las tinieblas de afuera. Los de afuera te pueden decir lo que quieras, pero si vos tenés una correcta perspectiva, adentro tuyo vas a tener luz. Y no vas a vivir con una ni con dos posibilidades, sino que vas a vivir con las posibilidades que Dios te da para tu vida, que son muchas.

 

Hay gente que vive de acuerdo a las perspectivas de las tinieblas de afuera. Son pensamientos tontos y estúpidos: "Me va a pasar esto y aquello", "Hoy no le cociné a mi marido", "Hoy no saludé a tal persona", "Hoy no me llamó mi hijo". Agrandás los problemas y tenés una perspectiva negativa: "Yo voy a ser pobre toda la vida, ¡Qué voy a ser empresaria! Yo que no tengo inteligencia, que no sé ni siquiera sumar". Toda la perspectiva negativa hace que dentro tuyo haya tinieblas. Entonces, viene alguien de afuera que tiene más tinieblas que vos y empieza a decirte: "Claro que no. En esa iglesia están todos locos", "¿Vos estás locas que vas a ser empresaria? Eso no le pasa a cualquiera, eso le pasa a algunas mujeres que son elegidas".

 

Levantá la mano y decí: "Yo soy elegida porque a mi Dios me eligió".

 

Hay gente que vive con tinieblas de afuera. Había un hombre que se llamaba Taylor, este hombre puso una tienda y quebró siete veces. Hasta que un día dijo: "Voy a dejar de hacerlo en mis fuerzas y le voy poner de nombre a la tienda: Lord and Taylor". Este hombre tiene ahora unas tiendas que son impresionantes que son unas de las más grandes de Estados Unidos y una de las más caras. Un perfume que, en cualquier lugar está cuatrocientos dólares, ahí está setecientos dólares porque lo compraste en "Lord and Tylor" (El Señor y Taylor).

 

Yo quiero decirte que vos empieces de la mano de Dios, todo va a tener éxito. Dios te empuja, Dios te dice: "Vamos juntos". Este hombre siete años quebró hasta que se dio cuenta, hasta que tuvo luz adentro y dijo: "Con Dios todo es posible. Quebré siete veces, los demás me dicen que no lo intente más, pero yo me voy a tomar de la mano de Dios. Vamos a ir juntos y todo lo que hagamos nos saldrá bien". No dejes que las imposibilidades te hagan víctimas

 

Todos tenemos imposibilidades en nuestra cabeza. Así como tenemos posibilidades, tenemos imposibilidades. Y si le hacés caso a la imposibilidad, nunca vas a lograr nada en la vida. Pero si vos sabés que Dios te dice que con Él todo es posible, vas a empezar cualquier cosa en la vida, nada te va a dar miedo. Yo felicito a las mujeres que están teniendo empresas, que me han pedido oración y que me han contado. La cosa es dura pero sin embargo empezaron, y yo sé que esas mujeres van a llegar muy lejos. Porque empezaron de la mano de Dios. ¿Cómo se llama todo lo que inicies? El Señor y yo.

 

Hay gente que nunca ve una alternativa positiva en la vida, mujeres que ven todo tan negativo y nunca ven nada positivo. Son extremistas: o me sano o me muero; o voy o no voy, o engordo o adelgazo, o me mata o lo mato; o todo o nada. Y nunca ven otras posibilidades en el medio. Son tajantes, son duras, son rígidas, dicen: "es eso o es esto" y no ven otras posibilidades que Dios les está mostrando.

 

Tenés que empezar a ver otras posibilidades que Dios te muestra en el medio del camino. Dios no te abandona. Y cuando vos sentís que la cosa no está funcionando, tenés que ir corriendo al trono de Dios porque Dios no se mueve de su trono, Dios no te deja nunca. Un día estaba el rey Exequias y fue rodeado por ejército de ciento ochenta y cinco mil soldados. El jefe del ejército le mandó una carta que decía: "Ni tu Dios te salva. Porque los dioses de los otros pueblos no pudieron salvarlos y nosotros los conquistamos a todos. Así que vos Exequias, entregate porque ni tu Dios te salva". Ezequias se fue corriendo al trono de Dios, agarró las cartas y las tiró delante del trono, se las mostró a Dios y dijo: "Dios, mirá lo que dice que ni vos los vas a poder vencer".

 

Te dieron un estudio clínico y salió negativo, agarrá esa carta y ponela delante del trono de Dios: "Dios, mirá lo que están diciendo de mi cuerpo que no está funcionando bien. Vos me dijiste otra cosa, en tu palabra dice que me prometiste otra cosa". Andá corriendo al trono de Dios con ese juicio que no sale y tiralo delante del trono de Dios, decile: "Dios, vos me dijiste que me ibas a hacer justicia y acá no me están haciendo justicia. Yo pongo estas cartas delante de tu presencia para que hagas justicia". "Dios, me maltrataron, me humillaron pero yo pongo estas cartas, estas palabras que me dolieron las pongo delante del trono porque yo no voy a ser víctima de estas palabras. Yo no voy a ser víctima de estas cartas, las pongo delante del trono y yo quiero que me hagas justicia".

 

Dios no se mueve de su trono.  Dios está ahí, no te va a abandonar, Dios no te va a dejar. Y si las cosas te estuvieron saliendo mal, corré al trono, llevás las cartas de injusticia, de abuso, de deuda, de aquello que te quieren sacar y decí: "Señor, esto me lo mandaron de ese juzgado, me dicen que me van a hacer esto, pero yo las pongo delante de tu trono y vos haceme justicia. Esta gente no confía en vos, esta gente cree que no podés hacer nada en mí. Pero yo te creo, así que mostrá tu poder ahora sobre estas cartas, sobre mi vida".  " En el mundo tendréis aflicción ", pero el Señor agrega: " Confiad, Yo he vencido al mundo ". Decilo desde el espíritu: "Tengo que confiar porque mi Dios ya venció". El mundo no te puede hacer víctima porque el mundo está vencido por Jesucristo. Confiá, confiá, confiá. ¡Él ha vencido al mundo!

 

Querida mujer, este es un tiempo para repasar tu manera de pensar. Si tenés todavía pensamientos negativos, si tenés imposibilidades dentro de tu mente. "Pero pastora, tengo sesenta, ¿cómo voy a hacer ahora?". Para Dios no hay nada imposible. Dios nos dio la capacidad de poder reveer y poder volver a empezar en la vida. Nosotros, los seres humanos, podemos ir atrás y podemos ver qué es lo que pensamos, y podemos decir: "Quiero cambiar mi manera de pensar. Quiero volver a empezar". Y Dios te guía en ese proceso. Vos aprendiste muchas cosas, aprendiste a pensar de una manera como mujer pero Dios te dice: "Yo te quiero enseñar a pensar no como mujer ni como varón. Yo te quiero enseñar a pensar como Yo pienso".

 

Dios te dice: "Yo no te hablo como mujer. Yo quiero que pienses como Yo pienso". Porque el pensamiento que te va a dar éxito no es el pensamiento de mujer, es el pensamiento de Dios sobre tu mente. "Pero no es lo que me enseñó mi mamá", "No es lo que se hace en mi familia". Pero a Dios no le importa lo que te enseñó tu mamá, porque tu mamá te enseñó cosas porque también tenía la mente pequeña.

 

Dios quiere que pienses como Él piensa. "Pero pastora, yo tengo un instinto, yo presiento, porque soy mujer...". No, pensá como Dios. "Pero yo soy emocional, Dios nos hizo emocionales a las mujeres". Mentira, la cultura te hizo emocional, Dios no te hizo emocional. Dios te dijo: "Conquistá, llená la tierra, multiplicala, multiplicate". Eso no es emocional. No pienses como mujer, pensá como Dios. ¡Empezá a tener la mente de Cristo para todo lo que decidas en la vida! En la radio escuché que hablaban de las personas que fuman y el periodista decía que las mujeres que fuman son asquerosas por el olor que tienen, y en ningún momento habló del varón. Dejá de pensar como mujer: eso no hace, eso no lo digas, así no te sientes. Dios te dijo: "Yo te llamé para que seas cabeza y no para que seas cola. Yo te llamé para que estés arriba y no por debajo". No agrandes los problemas, no hagas de algo pequeño algo grande, no hagas de algo mediano algo grande, y no hagas de algo que parece grande, grande. Metelo por debajo de ti y parate encima.

 

"Esto no me puede vencer porque Él ya venció. Y el espíritu de Él, lo tengo yo, y la manera de ver al mundo la tengo yo. Porque yo soy de Cristo y tengo la mente de Jesucristo". Repasá tu modo de pensar. Preguntate: "¿Por qué le tengo que tener miedo a esa persona?", "¿Por qué esta persona me intimida?", "¿Por qué tengo que terminar haciendo lo que el otro quiere?", "¿Por qué esto me trae tanta ansiedad?". Y empezá a transformarlo: "No voy a sentir ansiedad, no voy a sentir miedo delante de esta persona", "No voy a sentir temor delante de esta circunstancia", "No me voy a empequeñecer delante de esta situación", "No voy a decir que no, voy a declarar que sí con autoridad", "No voy actuar como siempre, voy a actuar diferente. Voy a actuar como Dios actúa".

Pensá en una imposibilidad. Quiero decirte que Dios es tan grande que puede cambiarte, de un día para el otro de situación, y tengo miles de testimonios que corroboran eso. Gente que no tenía un peso y al otro día era gerente de una empresa. Dios dio vuelta las cosas, aun como nadie se las imaginaba porque a nadie le podía entrar en la mente ni siquiera imaginárselo. Yo reconocido personas que eran profesoras, y de un día par ale otro, Dios hizo las cosas de tal manera, que de profesoras se transformaron en directoras, cosas que ni ellas podían imaginar.

 

Para Dios no hay nada imposible. Para Dios darte una mente de empresaria no le es difícil ni le es imposible. Dios puede sanarte de un minuto a otro. Dios puede cambiar todo lo que el enemigo hizo en contra tuyo, de un minuto a otro y transformarlo en algo bueno para tu vida. Dios puede hacerte parar delante de los grandes, delante de aquellos que temiste. Y hacer que de ellos que temiste, comiencen a admirarte y a temerte a vos. Porque has decidido pensar como Dios y has decido ponerte por encima de las circunstancias, de los problemas y nunca más por debajo. Dios te hizo para que seas cabeza y no cola. "Dios me hizo para ser cabeza, y yo salgo de este lugar para se cabeza y por encima de mis problemas. En el nombre de Jesús, Amén".

 

 

Yo tengo que renovar mi manera de pensar Pablo nos dice en Romanos que si vos querés saber cuál es la voluntad de Dios, vos tenés que renovar tu mente. Solamente los que renuevan su mente, conocen la voluntad de Dios. Pablo va a escribir, más adelante, en otra epístola, y va a decir: "Renuévese el hombre interior". El espíritu tiene que ser renovado.

 

Cuando una persona no renueva su mente se vuelve inconstante Gente que un día quiere una cosa y a las horas quiere otra. Gente que el lunes está en victoria y el martes está en derrota. Gente que el lunes ora cinco horas y del martes al domingo no ora nada. Gente que un día avanza y otro día retrocede. Gente inconstante en su manera de pensar.

 

Una persona que no renueva su mente, va a ser gobernada por sus emociones Hay gente que funciona por lo que siente: "Me siento mal", "Me siento bien". Sienten una cosa un día, siente otra cosa al otro día; sienten que el trabajo es lo más importante el lunes, el martes lo más importante es la familia; el lunes se casan con alguien porque sienten que lo aman, pero a la otra semana, se separan porque sienten que ya no lo aman; sienten de tener un hijo para que a la otra semana lo abandonen y ninguno lo críe porque ahora sienten que les arruinó la vida. Gente que vive animada un día y desanimada otro día; y de acuerdo a lo que siente es como manejan su vida.

 

Tiene mentalidad cerrada

Es una persona que tiene paradigmas, es decir, estructuras de pensamiento, maneras de ver las cosas, moldes de pensamientos, fortalezas, maneras de entender la realidad: cerrada, estrecha, angosta. Tienen estreñimiento mental. Son personas que piensan "O blanco o negro" y nadie los puede mover de ahí. Cuando Pablo dice que si renovamos nuestra manera de pensar, vamos a descubrir la voluntad de Dios, la palabra "Renovar" quiere decir: recibir algo nuevo.

 

Renovarse es poner en la mente algo nuevo Si vos tenés el sueño que Dios te dio, el mismo sueño de hace un año, vos no te renovaste. Si vos tenés los mismos muebles que hace cinco años, vos no te renovaste. Si vos pensás de la misma manera que hace dos meses, vos no te renovaste. Si vos hacés las cosas de la misma manera desde hace seis meses y no agregaste nada nuevo, vos no te renovaste. Y el Señor dice que Dios quiere que nosotros renovemos nuestra mente. Debo renovar mi manera de pensar.

 

Cuando una persona no se renueva Cuando no agrega algo nuevo a su vida, a su visión, a su manera de pensar, de trabajar, entonces se va muriendo y pasa a ser lo que Jesús dijo: un odre viejo; es decir, una vieja manera de pensar. ¿Por qué hay iglesias que no avanzan? ¿Por qué hay cristianos que no avanzan? Porque tienen maneras de pensar que ya están viejas, que no sirven.

 

Algunos pensamientos viejos:

 

Teología escapista: Es gente que piensa: "Yo quiero que Cristo venga, que nos rapte a todos". Durante años en iglesias viejas enseñaron la teología del rapto, o sea, había que aguantar en la tierra hasta que Cristo venga y ahí se acabe todo. En los años '70, se enseñaba a la gente que no había que estudiar ni trabajar porque Cristo ya venía.

 

En Estados Unidos, toda la gente habla del rapto, de la segunda venida. Tim LaHaye escribió una saga del rapto que ahora Hollywood lo compró por millones de dólares porque los americanos están obsesionados con la venida de Cristo. Sabemos que el cielo es lindo, bueno, maravilloso, pero no queremos ir ahora. Había un pastor que estaba predicando y decía: "El cielo es hermoso, maravilloso. Cuando estemos con Él, se va a terminar todo. ¿Cuántos quieren ir al cielo? ¡Todos queremos ir! Entonces, vamos a hacer lo siguiente: tomemos una pluma, yo la voy a soplar y a quién le caiga vamos a orar para que Dios lo mate y se lo lleve al cielo". Empezó a soplar la pluma, la pluma empezó a volar y todos soplaban para que no se le cayera encima. ¿Sabés por qué? Porque Dios ha puesto instinto de vida. Cuando vos tenés la teología del escape, vos estás viviendo en el odre viejo.

 

Teología de los rituales: La iglesia es ritualista. Son iglesias donde querés tomar la cena del Señor, sólo pueden hacerlo los bautizados. Por ejemplo, la escuela dominical: me preguntaron "¿Tienen escuela dominical?" y yo les respondí "Nosotros no tenemos escuela dominical". "¿Pero cómo?", entonces yo les dije. "La escuela dominical la inventaron los norteamericanos. Predicar desde el púlpito lo inventaron los ingleses en el siglo XVIII". Vos tener que entender que todos los ritos y formas y estructuras de una iglesia son formas culturales. Porque Dios no estableció un modelo ritual en el Nuevo Testamento, Dios vino a traer vida y en abundancia.

 

Una vez vino una mujer que me dijo: "Pastor, yo quiero congregarme acá, pero yo vengo de otra iglesia. Entonces, el pastor me dijo que usted tiene que pedir en una carta la transferencia al Pastor, al obispo, al diácono". Entonces yo le dije: "Decile a tu Pastor que a mí Dios no me llamó a ser cartero, no me llamó a escribir quinientas cartas. Si querés venir, vení y te hacés miembro y ya está".

 

Pero hay gente que tiene una teología de lo estructurado. Vas a iglesias y ves cosas ridículas. Estuve en Bolivia y vi a las chicas haciendo danzas vestidas como judías pero en Bolivia. Lo mismo sucede acá en Argentina, ¿por qué se visten así si estamos en el Nuevo Pacto? Yo quiero decirte que la iglesia tiene un mejor pacto que el pueblo de Israel, porque la Biblia dice que el Nuevo Pacto es mejor y más completo y son mejores las promesas.

 

Teología de la miseria: Has personas a las que le enseñaron que cuando les viene la bendición - yo lo prediqué cuando era legalista- "Después de una bendición, viene un ataque del diablo". Porque nos agarraba culpa, porque cuando Dios te prosperaba, vos decías: "Esto me huele raro. Esto viene muy fácil, ni ayuné ni oré, algún ataque se viene". Por ejemplo, si en una iglesia que tiene la estructura de miserable, tiene el odre de miseria; pasa alguien a dar testimonio: "Me compré dos casas nuevas, prosperé, estoy ganando quince mil pesos por semana" y la gente respondía sospechando. Pasa otro y dice: "Miren hermanos el agujero que tengo en el zapato, hace tres años que camino así pero para la Gloria de Dios, Él me acompaña", y la gente gritaba: "¡Amén!". Entonces, decían: "Pasen para que les ore". Y todo el mundo iba para que les ore el del zapato roto. "Más allá del sol tengo una mansión; más acá no tengo nada". Durante años John Stott, el gran teólogo inglés introdujo esta herejía, después se arrepintió. Él dijo que predicar el evangelio no era transformar la sociedad, era solamente que la gente reciba a Cristo. Cuando Cristo viene a tu vida, viene para cambiar tu manera de pensar, tu manera de vivir. Para sanarte, para prosperarte, liberarte y cambiar la nación para bendición. Gozate cuando un hijo de Dios prospera. Dios va a quitar el espíritu de miseria y nos va a dar lo mejor, vamos a tener lo mejor y a usar lo mejor para Dios.

 

Teología del cuerpo diabólico: Esta teología decía: "Lo importante es lo interior, lo de afuera que se pudra". Si engordaba y tenía quinientos kilos demás y hacía seis años que no tenía sexo, esta teología respondía: "No importa, lo importante es lo interior. Si te aman que te amen por lo interior". Por eso, tuvimos en las iglesias años y años de cadenas de adulterio sin detenerse. Porque les enseñaban: "El jabón es el elemento satánico que atenta contra tu cuerpo, que es el templo del Espíritu Santo". Una vez vino una señora que tenía un rodete de pelo todo blanco porque le habían enseñado que no se lo podían teñir. Esta teología decía que no había que arreglarse, no se podía disfrutar. Si alguien se arreglaba, se la tildaba de histérica, que tenía un espíritu de Dalila porque los hombres estaban tan reprimidos que se excitaban por cualquier cosa. Las mujeres no se podían vestir, disfrutar; no podías irte de vacaciones, no podías ir a comprarte lo mejor, no podías ir a comer afuera y gastarte doscientos pesos. Porque el cuerpo no importaba. No tenían relaciones sexuales, no podías disfrutar con tu marido. Decí: "Voy a disfrutar todas las cosas"

 

Teología del cuerpo y dolor: Todo era dolor. El púlpito era para retar, para castigar, y la teología era de resignación: "Dios sabe". "¿Cuánto hace que estás orando?", "Cuarenta y ocho años", "¿Y por qué Dios no te lo dio?, cambiá de oración", "Dios sabe, yo espero en Él, en su tiempo, cuando Él quiera me lo dará". Todo era resignación y aguantar y aguantar y aguantar. Pablo, cuando se enojó porque lo querían meter en la cárcel, dijo. "Voy a esperar al César y los voy a meter presos a todos" y todos se asombraron. Era una teología de dolor y de culpa, íbamos a la iglesia para que nos castiguen, para que nos reten, y te sentías peor porque eras una basura glorificada, pero basura al fin. Eras casi santo, porque todavía había algún pecadito que confesar. Entonces, todo era castigo y resignación.

 

Teología del miedo al diablo y al mundo: "Acá, en la casita del Señor, estamos protegidos, no tengas amigos de afuera". Entonces, la gente que se convertía no iba a los casamientos, no salía con amigos, no iba a tomar nada con nadie porque afuera estaba el diablo. Entonces, cortabas lazos con todos, nadie evangelizaba a nadie si ya no tenía más amigos. Lo importante era encerrarse en la iglesia y del diablo decían: "Cuidado con el diablo que anda como león rugiente". Todo era miedo. Dios es un Dios que hace todas las cosas nuevas. Vos tenés que aprender a renovar tu manera de pensar, es decir, agregarle cosas nuevas de parte del Señor. Estas son las dos cosas que Dios está haciendo últimamente a nivel mundial en el cuerpo de Jesucristo:

 

1º Lo nuevo que Dios está derramando a nivel mundial son Diseños de Oro Un diseño es un plan detallado que Dios te da para que alcances tus sueños. Dios está derramando estrategias detalladas con fecha, día y hora para que vos alcances todos los sueños: económicos, personales, laborales, espirituales. Dios te va a dar un diseño divino, un plan ungido, un diseño de oro con nombre, hora, día y fecha para que vos compres tu casa, tengas tu coche, prosperes, avances. Dios te va a dar un diseño divino para que quedes sano; Dios te va a dar un diseño para la prosperidad, porque Dios está derramando Diseños de Oro a los que renuevan su mente. Moisés sube a la montaña y Dios le da el diseño del tabernáculo. Cuando leés en la Biblia el diseño del tabernáculo, éste está sumamente detallado. David le dijo a Salomón: "Salomón te voy a dar el diseño del templo que Dios me lo reveló. El templo tendrá tantas columnas, será de tal calidad de oro, etc". Dios le da los detalles.

En la historia de Noé leés que Dios le da los detalles para hacer el arca. Cuando Dios lo llama a David, que tiene que llevar el arca, le da el diseño: el arca lo van a llevar los levitas, no los bueyes, cada seis pasos habrá un sacrificio. Dios le da los diseños. En el Antiguo Testamento, el diseño venía de golpe, venía completo; pero en el Nuevo Pacto,

 

Dios no nos va a dar el diseño completo, nos lo va a dar día tras día.

 

Dios no te va a dar el plan concreto, el plan cerrado de todo lo que tenés que hacer para alcanzar tu sueño; Él te lo va a dar día a día si vos renovás tu mente. Si le agregás los pensamientos nuevos del Señor, Él te va a revelar el diseño estratégico para que vos alcances los sueños de tu corazón. Hay un diseño divino para que compres tu casa, pero Dios te lo va revelar a vos solo y te lo va a dar paso a paso. Hay un diseño divino para que vos hagas buenos negocios; hay un diseño de oro para que tu familia se convierta completa; hay un diseño divino para tu sanidad pero Dios te lo va a dar poco a poco conforme renueves tu corazón y te mantengas conectado con Él.

 

2º Dios está levantando apóstoles en los negocios En los años '40, dice Peter Wagner, Dios restauró el rol del pastor; en los años '50, restauró el don del evangelismo; en los años '60, restauró el don del maestro; en los años '70, se restauró el ministerio profético; en los años '80, se restauró la guerra espiritual; en los años '90, se restauró el apostolado; y hoy en el 2000, se está restaurando el concepto de Reino. Peter Wagner dice, en su último libro La iglesia innovadora , "¿Por qué la iglesia no avanza ni prospera económicamente si ya hemos restaurado todos los ministerios? Porque Dios va a levantar apóstoles en los negocios". Dios va a levantar, en este tiempo, gente con mentalidad del Señor para hacer negocios millonarios, para hacer dueños de grandes empresas. Dios va a levantar, no apóstoles que enseñan la palabra, sino gente que de lunes a sábados trabajan afuera y son apóstoles de los negocios. Dios me dijo que acá va a levantar cincuenta millonarios, cincuenta filipenses, gente que va a tener una unción, una sabiduría, una capacidad sobrenatural para hacer negocios millonarios y que el dinero vuelva al cuerpo de Cristo.

 

Años atrás, en la iglesia vieja, ser pastor era lo máximo que te podía pasar. El santo llamamiento era ser pastor, "Tiene un llamado pastoral". Pero es odre viejo. Hoy el llamamiento más grande no es que seas pastor sino que seas dueño de tu negocio, es que seas el mejor comerciante, es que seas la mejor profesional, el mejor vendedor, el mejor político, el mejor en tu área. Y Dios va a levantar llamamiento santo, pero no va a levantar pastores, va a levantar apóstoles en la ciudad que van a hacer los mejores negocios de toda la historia de la iglesia cristiana.

 

La gente renovada

 

1º Tiene un deseo de cambiar radical Las personas renovadas somos personas que tenemos un deseo radical de cambiar, de mejorar, de tener mejores finanzas, ser mejores personas, de tener una mejor familia. Tenemos un sentido de mejoramiento continuo, de aprender, de crecer, de buscar, de añadir, de ser mejor. La gente renovada dice: "Yo voy por más", "Voy a avanzar", "Voy por un poco más", "Quiero romper mis límites". La gente renovada lo que más ama es extender las estacas de su tienda e ir por más. Son personas que tienen un deseo de cambiar, de avanzar radical. Esa es la gente a la que Dios le va a dar la unción apostólica y le revelará los diseños del éxito. Es gente que dice: "No estoy bien donde estoy, quiero más, quiero crecer, quiero añadir. Yo sé que hay más del Señor. Yo puedo mejorar, yo puedo tomar más". Esa es la gente que Dios va a usar en los últimos tiempos.

 

2º Es anormal Es gente que sale del montón, es gente que quiere salir del promedio, gente que no quiere ser más del montón. Son adictos a la unción y al servicio, quieren más si no se mueren. Tienen un compromiso insaciable de buscar más del Señor. Te estoy hablando de la gente del futuro que Dios va a levantar. Gente que tiene un deseo intenso de vivir la fe. Gente que está pegada al Señor y nadie lo puede despegar. Gente que tiene un nivel de compromiso rotundo y aplastante con las cosas del Señor. Gente que ha dicho: "Jesucristo es el Señor de toda mi vida". Esa es la gente que Dios va a levantar.

 

3º Tiene un hablar de fe Yo confieso lo que yo hablo, sale de lo que yo creo. O sea, lo que yo creo lo confieso. ¿De dónde sale lo que yo creo? De lo que yo pienso. Lo que yo pienso, lo creo; y lo que yo creo, confieso. ¿De dónde sale lo que yo pienso? De lo que yo oigo. De lo que yo oigo, yo pienso. De lo que pienso, creo. Por ejemplo, cuando viene una persona y te habla de tu amigo, y te dice: "No sabés lo que dijo de vos". Entonces, vos oíste. Tu fuente fue esa persona que te hizo ese comentario, lo empezaste a pensar, lo empezaste a creer, lo empezaste a confesar. Antes te llevabas bien, pero alguien vino, te habló mal de esa persona, lo escuchaste, lo pensaste, lo creíste, lo confesaste. Dios va a levantar gente que su fuente no va a ser la gente, su fuente va a ser Dios. Lo que yo confieso es lo que creo. Lo que creo viene de lo que pienso. Lo que pienso es de lo que oigo. Y yo, al único que voy a oír, va a ser a Dios. Por eso, todo lo que oiga de Dios será lo que yo piense, lo crea y lo que confiese, y todo lo que confiese Dios me lo dará. Porque mi fuente no van a ser los noticieros, no va a ser la nueva ministra de economía.

 

Mi fuente para oír, ver y creer va a ser Jesucristo. Génesis 1: 1-2 " En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas ". El Espíritu se movía pero la tierra estaba desordenada. Dios se está moviendo en áreas tuyas, pero las áreas todavía están desordenadas. Dios se está moviendo en tu vida, pero tu vida no se ordena. Dios se está moviendo en tus finanzas pero todavía no prosperás. Dios se está moviendo en tu familia, pero todavía te estás por separar. Porque Dios se movía pero en ese movimiento todavía la tierra seguía desordenada. Pero en el versículo 3 dice "Dijo Dios" y cuando Dios dijo, el Espíritu comenzó a ordenar.

¿Sabés que está pasando en tu vida? El Espíritu se está moviendo, pero el Espíritu Santo está esperando que vos digas que vos confieses la palabra de fe.

 

Cuando vos aprendés a confesar en fe, el Espíritu Santo obedece la palabra que salió de tu corazón.

La Palabra dice: " Todo lo que creas Dios te lo va a dar ", no es "todo lo que sientas". Vos no tenés que hablar por sentimientos, vos tenés que hablar por fe. Vos tenés que determinar porque los cristianos del futuro van a ser gente que quiere radicalmente que quiere más del Señor; va a ser gente fuera de lo común, la gente te va a mirar y te va decir: "Vos no sos un cristiano del montón. Vos no sos un evangélico más, hay algo distinto en vos". Dios te va a sacar del estereotipo para que seas un prototipo. Estereotipo es uno más del montón, prototipo es un nuevo en su especie. Dios va a levantar gente que va a tener palabra de fe porque su fuente no va a ser la gente, va a ser Dios. Aprendé a hablar, no lo que te dice la gente sino lo que Dios te prometió.

 

La sentencia que declare es la que recibiré. Por ejemplo, vos decís: "Alejandro es orgulloso", "Mirta es una loca". Eso que vos sentenciaste es lo que te va atar a vos. Porque tus palabras son semillas y si vos atás a alguien con una palabra negativa, con esa palabra otros te van a cuestionar a vos. Había una iglesia VIP que criticaba este ministerio, hasta que uno de sus pastores cayó en pecado y lo echaron y lo escondieron. Porque la sentencia que vos declares sobre otro, es la sentencia que te va a atar a vos . Pero si sentenciás bendición, bendición te va a volver, porque tu fuente tiene que ser Dios.

 

4º Tiene una terquedad santa Es la gente que no acepta un no, es gente que no se detiene, es la gente que no se da por vencida, es gente que no para. Es gente que es terca, obsesiva con las cosas de Dios: "Si Dios me lo dijo, Dios me lo dará. Y si Dios me lo prometió, lo alcanzaré. No acepto un no. No me voy a quedar quiero, me voy a mover porque si Dios me lo dijo, Dios me lo dará. Nada me va a detener porque Dios no miente. Y yo voy a seguir hasta alcanzar lo que Dios me prometió".

 

5º Es gente en movimiento El Nuevo Testamento empieza en Hechos. Cuando Cristo muere y asciende. Hechos es el Nuevo Pacto. Hechos es acción, movimiento. Cuando leés Hechos, los apóstoles entraban, salían, se movían. Nadie se quedaba quieto. Dios va a levantar una generación de gente en movimiento, que no se queda quieta, que entra, sale y todo lo que hace, le sale bien. Gente que mueve la unción, gente que mueve le cielo, gente que mueve el infierno, gente que ata al diablo. Gente que donde va, las cosas se mueven.

 

Dios va a levantar una generación de gente en movimiento. Gente que está adorando, gente que está evangelizando, gente que está discipulando, gente que está clamando, gente que está buscando, gente está orando. Dios se mueve con los que se mueven Si vos querés ser un cristiano del futuro, quiero decirte que el futuro ya está aquí. Tenés que empezar a moverte porque a la gente que se mueva, Dios le dará los diseños del éxito. A la gente que se mueva, Dios la meterá en sus Hechos de los apóstoles. Es la gente que dice: "Señor, estuve quieto mucho tiempo, pero ahora vienen los años más maravillosos de mi vida y, cuando vengan, yo estaré ahí para disfrutarlos, compartirlo y bendecirte". Hay gente que no va a poder renovar su mente porque no están dispuestos. Y el que no renueve su mente, quedará en el odre viejo. Se va a pudrir en esas teologías. Pero si renovás tu mente y te abrís a lo nuevo, Dios va a añadir cosas nuevas, porque Dios hace todo nuevo. Dios le va a agregar a tu sueño algo nuevo, a tu manera de orar. Algo nuevo va a venir a tu adoración. Algo nuevo va a venir a tu ministerio. Una manera de predicar nueva va a venir a los pastores. Una manera de conducir nueva.

 

 

Pero eso nuevo tiene que venir del trono, tiene que venir del cielo. Por eso, tenés que empezar a ser radical, a buscar crecer, a pegarte al Señor, a empezar a moverte. Dice que llegaron de la guerra y dijeron: "Ebeneser", que quiere decir: "Hasta aquí Dios nos ayudó". ¿Cuántos pasaron por pruebas? Y hoy están acá. Hasta aquí, Dios los ayudó.

 

Tenés que empezar a moverte. ¡Tenés que dejar que la unción te active!

 

Fuente: Bernardo Stamateas

SI TE HA GUSTADO ESTA PÁGINA

DEJANOS TU COMENTARIO

Y GRACIAS POR VISITARLA

Comentarios: 1
  • #1

    justo pastor sandoval (viernes, 29 enero 2016 02:53)

    ayudeme :D donde estaba la Madre de Jesus mientras el predicaba y donde estaba entre la dtencion y la muerte de cruzpjtbuh

Reserva directo en Acapulco Cancun, Huatulco, Ixtapa Zihuatanejo, Puebla, Puerto vallarta, Veracruz, los Cabos

Aquí y te informamos como 

O HAS AQUI TU DONACION DIRECTA

Estado del tiempo en México

Alerta sismica en linea

La ultima advertencia 2016

Las profecias por ocurrir

DIOS NO ESTA MUERTO 2

Pelicula - ¡HIJO DE DIOS!

Mundo cristiano - Noticias

Del 18 de Noviembre de 2016

Del 25 de Noviembre de 2016

Testimonios-VIDA DURA T.V

CUARTO DE GUERRA

Amado Hno., Pastor o lider ¿deseas promover tu evento en nuestra página? podemos insertar tu poster o link en la pagina principal, solo contáctanos y nosotros te decimos como. Escríbenos en el siguiente formulario tus dudas.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. Mat.7:13

SUBAMOS AL MONTE

Debido a la situación que por largo tiempo hemos estamos padeciendo en nuestra nacion de Mexico y en nuestro estado de guerrero. Hacemos un llamado a cerrar filas y a unirnos en oración.

BENDICIONES

DE UNCION DE LO ALTO

Hola, unción de lo alto les desea hermosas y abundantes bendiciones y que el Dios de toda gracia les conceda las peticiones de sus corazones, les animamos a que sigamos adelante con nuevos propósitos y proyectos en Cristo para la honra y gloria de su santo nombre, a no escatimar esfuerzos sabiendo que la obra de nuestras manos no es en vano, por lo que ponemos en sus manos estos pequeños panes y peces y que el Señor lo multiplique en su corazon, y como dice su palabra, no nos cansemos de sembrar que a su tiempo segaremos, bendiciones a todos nuestros Hnos, amigos y siervos en Cristo, asi, como a toda la familia en la fé les deseamos los pastores  Martha  y Daniel. Iglesia Mundo de fe Renacimiento en Acapulco Gro.

Autores de esta página

CONTACTANOS VIA E-MAIL

Si deseas escribirnos en forma personal llena este formulario ya que en la sección de comentarios o del libro de visitas, A los e-mail el sistema no los registra, sino únicamente las direcciones de paginas webs, es por esto que no podemos contestar algunas peticiones que nos hacen  

         

QUE DIOS TE BENDIGA

Por favor inserta el código:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.