¡DIOS CONTESTA LAS ORACIONES!

 

Orar es ... Hablar con Dios, y ... para hablar con Dios es necesario que creas que Él es y que está para galardonar a los que le buscan. En otras palabras ... Tienes que tener Fe en el Dios de amor. "Sin fe es imposible agradar a Dios ..." (Hebreos 11:6)

 

Nuestra Fe es probada cuando hablamos con Dios, porque, estamos dirigiéndonos a alguien a quien nuestros ojos físicos no ven. Locura ... para el incrédulo, pero, para el creyente, es una necesidad y un deleite. Tú no ves al viento con tus ojos, pero sabes que existe porque lo sientes, ¿verdad? Lo mismo es con Dios, no lo vemos, pero, porque creemos en Él, lo sentimos. "Fe es ... la convicción de lo que no se ve." (Hebreos 11:1)

 

Pero veamos algunas oraciones que hicieron algunos personajes de la biblia y de como estas fueron contestadas, muchos de ellos estuvieron sometidos a diversas pruebas y vivieron diferentes circunstancias pero no ajenas a las que vivimos nosotros hoy en dia.

 

Oración de Jabes por bendición

Invocó Jabes al Dios de Israel diciendo:

¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio,
y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe!

Y le otorgó Dios lo que pidió. 1 Crónicas 4:10

Oración de Ana por un hijo

Con amargura de alma oró a Jehová, y lloró abundantemente. e hizo voto diciendo:

Jehová de los Ejércitos, si te dignares mirar a la aflicción de tu sierva,
y te acordares de mí, y no te olvidares de tu sierva, sino que
dieres a tu sierva un hijo varón, yo lo dedicaré a Jehová todos los días
de su vida, y no pasará navaja sobre su cabeza.

Elcana se llegó a Ana su mujer, y Jehová se acordó de ella.
... Dio a luz un hijo, y le puso por nombre Samuel, diciendo:
Por cuanto lo pedí a Jehová.   
1 Samuel 1:11,19-20

Oración de Ezequías por sanidad

En aquellos días Ezequías enfermó de muerte. Y vino a él el profeta Isaías y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás y no vivirás.

Entonces volvió Ezequías su rostro a la pared, e hizo oración a Jehová, y dijo: Oh, Jehová, te ruego que te acuerdes ahora que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho lo que ha sido agradable delante de tus ojos. Y lloró Ezequías con gran lloro.

Le dijo Jehová a través del profeta Isaías:
He oído tu oración, y visto tus lágrimas; he aquí que yo añado a tus días 15 años.  
Isaías 38:1-5

Oración de Salomón por sabiduría

Se le apareció Jehová a Salomón en sueños, y le dijo Dios:
Pide lo que quieras que yo te dé.
 Y Salomón dijo: 

Ahora pues, Jehová Dios mío, tú me has puesto a mí, tu siervo, por rey
en lugar de David mi padre; y yo soy joven, y no sé cómo entrar ni salir.
Y tu siervo está en medio de tu pueblo al cual tú escogiste;
un pueblo grande que no se puede contar ni numerar por su multitud.
Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo,
y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque
¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande?

Y agradó delante del Señor que Salomón pidiese esto.

Y dijo Dios a Salomón:  Por  cuanto hubo esto en tu corazón,  y no pediste riquezas, bienes  y gloria,  ni la vida de los que  te quieren mal, ni  pediste muchos días, sino que has pedido para  ti sabiduría y ciencia para gobernar a mi pueblo, sobre el cual te he puesto por rey, sabiduría y ciencia  te son dadas; y también  te daré riquezas, bienes y gloria, como nunca  tuvieron los reyes que han sido antes de ti, ni tendrán los que vengan después de ti.

1 Reyes 3:5-10, 2 Crónicas 1:11-12

Oración de Elías por resurrección del hijo de la viuda

Aconteció que cayó enfermo el hijo del ama de la casa; y la enfermedad fue tan grave que no quedó en él aliento. Elías le dijo: Dame acá a tu hijo. Entonces él lo tomó de su regazo, y lo llevó al aposento donde él estaba, y lo puso sobre su cama.  Y clamando a Jehová, dijo:

Jehová, Dios mío, ¿aún a la viuda en cuya casa estoy hospedado
has afligido, haciéndole morir su hijo?

Y se tendió sobre el niño tres veces, y clamó a Jehová y dijo:

Jehová, Dios mío, te ruego que hagas volver el alma de este niño a él.

Y Jehová oyó la voz de Elías, y el alma del niño volvió a él, y revivió.

1 Reyes 17:17-22

Oración de Elías por el triunfo sobre Baal

Cuando llegó la hora de ofrecerse el holocausto, se acercó el profeta Elías y dijo:

Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel,
sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel,
y que yo soy tu siervo, y por mandato tuyo he hecho
todas estas cosas.
Respóndeme, Jehová, respóndeme,
para que conozca este pueblo que tú, oh Jehová,
eres el Dios, y que tú vuelves a ti el corazón de ellos.

Entonces cayó fuego de Jehová, y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y aún lamió el agua que estaba en la zanja. Viéndolo todo el pueblo, se postraron y dijeron: Jehová es el Dios, ¡Jehová es el Dios! 2 Reyes 18:36-38

Oración de Eliseo por vista para su siervo

Le dijo Eliseo a su siervo: No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos. Y oró Eliseo y dijo:

Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea.

Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte
estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo. 
2 Reyes 6:16-17

Oración de Josafat por protección

 

Entonces Josafat se puso en pie en al asamblea de Judá y de Jerusalén, en la casa de Jehová delante del atrio nuevo; y dijo:

Jehová Dios de nuestros padres, ¿no eres tú Dios en los cielos y tienes dominio sobre todos los reinos de las naciones? ¿No está en tu mano tal fuerza y poder, que no hay quien te resista? Dios nuestro, ¿no echaste tú los moradores de esta tierra delante
de tu pueblo Israel, y la diste a la descendencia de Abraham tu amigo para siempre? Y ellos han habitado en ella, y te han edificado en ella santuario a tu nombre, diciendo: Si mal viniere sobre nosotros, o espada de castigo, o pestilencia, o hambre, nos presentaremos delante de esta casa, y delante de ti (porque tu nombre está en esta casa), y a causa de nuestras tribulaciones clamaremos a ti, y tú nos oirás y salvarás.
Ahora, pues, he aquí los hijos de Amón  y de Moab, y los del monte de Seir, a cuya tierra no quisiste que pasase Israel cuando venía de la tierra de Egipto, sino que se apartase de ellos y no los destruyese; he aquí ellos nos dan el pago
viniendo a arrojarnos de la heredad que tú nos diste en posesión. ¡Oh Dios nuestro! ¿no los juzgarás tú? Porque en nosotros no hay fuerza contra tan grande multitud que viene contra nosotros; no sabemos qué hacer, y a ti
volvemos nuestros ojos.

Vino el Espíritu de Jehová sobre Jahaziel en medio de la reunión y dijo:

Oíd, Judá todo, y vosotros moradores de Jerusalén, y tú, rey Josafat. Jehová os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande, porque no es vuestra la guerra, sino de Dios. No habrá para qué peleéis vosotros en este caso; paraos, estad quietos, y ved la salvación de Jehová con vosotros ... 2 Crónicas 20:5-12,14-15,17

Oración de Daniel por revelación

A ti, oh Dios de mis padres, te doy gracias y te alabo,
porque me has dado sabiduría y fuerza,
y ahora me has revelado lo que te pedimos;
pues nos has dado a conocer el asunto del rey.

Daniel 2:23

Oración de David por justicia

Levántate, oh Jehová; no se fortalezca el hombre;
sean juzgadas las naciones delante de ti.
Pon, oh Jehová, temor en ellos; conozcan las naciones
que no son sino hombres.

Salmo 9:19-20

Oración de Jonás por liberación 

Entonces oró Jonás a Jehová su Dios desde el vientre del pez y dijo:

Invoqué en mi angustia a Jehová, y él me oyó;
desde el seno del Seol clamé, y mi voz oíste.
Me echaste a lo profundo, en medio de los mares,
y me rodeó la corriente;
todas tus ondas y tus olas pasaron sobre mí.
Entonces dije: desechado soy de delante de tus ojos;
mas veré aún tu santo templo.
Las aguas me rodearon hasta el alma,
me rodeó el abismo; el alga se enredó a mi cabeza.
Descendí a los cimientos de los montes;
la tierra echó sus cerrojos sobre mí para siempre;
mas tú sacaste mi vida de la sepultura, oh Jehová Dios mío.
Cuando mi alma desfallecía en mí, me acordé de Jehová,
y mi oración llegó hasta ti en tu santo templo.
Los que siguen vanidades ilusorias, su misericordia abandonan.
Mas yo con voz de alabanza te ofreceré sacrificios;
pagaré lo que prometí.  La salvación es de Jehová.

 

Y mandó Jehová al pez, y vomitó a Jonás en tierra.

Jonás 2:1-10

Oración de Jesús: alabanza por revelarse a los niños

En aquel tiempo, respondiendo Jesús dijo:

Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra,
porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos,
y las revelaste a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó.

Mateo 11:25-26

Oración del Leproso por sanidad

He aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo:

Señor, si quieres, puedes limpiarme. 

Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero, sé limpio.
Y al instante su lepra desapareció.

Mateo 8:2-3

Oración de Jesús en la tumba de Lázaro

Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús,
alzando los ojos a lo alto, dijo:

Padre, gracias te doy por haberme oído.  Yo sabía que siempre me oyes; 
pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean 
que tú me has enviado.

Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: ¡Lázaro, ven fuera! Y el que había muerto salió ...

Juan 11:41-44

Oración de Jesús por sus discípulos

Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo:

Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que
también tu Hijo te glorifique a ti;
Como le has dado potestad sobre toda carne,
para que dé vida eterna a todos los que le diste.
Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único
 Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra
que me diste que hiciese. Ahora, pues, Padre,
glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria
que tuve contigo antes que el mundo fuese.

He manifestado tu nombre a los hombres que
del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste,
y han guardado tu palabra.

Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado,
 proceden de ti; porque las palabras que me diste, les he
dado; y ellos las recibieron, y han conocido
verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste.

Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los
 que me diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo,
 y lo tuyo, mío; y he sido glorificado en ellos.
Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo;
y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos
 en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros.

Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba
en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y
ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición,
para que la Escritura se cumpliese.

Pero ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo, para
que tengan mi gozo cumplido en sí mismos.
Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció,
porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.

No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal.
No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.
Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.

Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado
al mundo. Y por ellos yo me santifico a mí mismo,
para que también ellos sean santificados en la verdad.

Mas no ruego solamente por éstos, sino también por
los que han de creer en mí por la palabra de ellos,
para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí,
y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros;
para que el mundo crea que tú me enviaste.

La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean
uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y
tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para
que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los
has amado a ellos como también a mí me has amado.

Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde
yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean
mi gloria que me has dado; porque me has amado
desde antes de la fundación del mundo.

Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo
te he conocido, y estos han conocido que tú me enviaste.
y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer
aún, para que el amor con que me has amado,
esté en ellos, y yo en ellos.

Juan 17:1-26

Oración de Jesús para hacer la voluntad de su Padre

Yendo hacia adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo:

Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa;
pero no sea como yo quiero sino como tú.

Otra vez fue y oró por segunda vez, diciendo:

Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba,
hágase tu voluntad.

Mateo 26:39, 42

Oración de Jesús por perdón

Y Jesús decía:

Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.

Lucas 23:34

Oración de los Discípulos por valor

Puestos en libertad,  Pedro y Juan, vinieron a los suyos y contaron todo lo que los principales sacerdotes y los ancianos les habían dicho. Y ellos, habiéndolo oído, alzaron unánimes la voz, y dijeron:

 Soberano Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar
 y todo lo que en  ellos hay;  que por boca de David  tu siervo dijiste:
¿Por qué se amotinan las gentes,  y los pueblos piensan cosas vanas?
Se reunieron los reyes de la tierra, y los príncipes se juntaron en uno
contra el Señor y contra su Cristo.

Porque  verdaderamente se unieron en  esta ciudad contra  tu santo
Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles
y el pueblo de Israel, para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían
antes determinado que sucediera.

Y ahora, Señor,  mira sus amenazas,  y concede a tus siervos que con
todo denuedo  hablen tu palabra,  mientras  extiendes tu  mano para
que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de
tu santo Hijo Jesús.

Cuando hubieron orado el lugar tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo y hablaban con denuedo la palabra de Dios.

Hechos 4:23-31

Oración de Jesús 

Vosotros, pues Oraréis así:

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder y la gloria, por todos los siglos. Amén.

Mateo 6:9-13

El Padre Nuestro no lo enseñó Jesús para que lo recitemos como enseña la tradición; esto es más bien un modelo a seguir, tomando en cuenta cada una de la partes que comprende la misma, en el momento en que vayamos a llevar nuestras peticiones al Padre.

 

Esta enseñanza la dio Jesús a sus discípulos cuando éstos reconocieron que no sabían orar. Al igual que ellos, tampoco nadie sabe hacerlo, por lo que terminó Jesús diciendo: "si ustedes siendo malos saben darle buenas cosas a sus hijos, ¿cuánto más su Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?" [Lucas11:13] Solo con la ayuda del Espíritu Santo podemos orar al Padre, pues nosotros no sabemos orar como conviene. El Espíritu Santo mismo intercede por nosotros conforme a la voluntad de Dios. Ro.8:26-27

 

Si la oración es dirigida al Padre, se entiende claramente que son los hijos los que tienen tal privilegio. Todos los humanos somos criaturas de Dios, pero, aunque muchos no lo entiendan o no quieran aceptarlo, no todos son hijos. Solamente aquellos que hemos recibido a Jesús, los que creemos en su nombre, hemos sido hechos hijos de Dios. [Juan 1:12] Como resultado, al recibir a Jesús y convertirnos en hijos, somos sellados con el Espíritu Santo, quien está para ayudarnos en todo, especialmente, intercediendo por nosotros en la oración. Es el Espíritu Santo quien da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios. Romanos 8:16

 

Por lo tanto, ayudados por el Espíritu Santo, oramos al Padre en el nombre de Jesús. Es Jesús el ÚNICO que puede darnos acceso para llegar al Padre. Ningún otro nombre tiene tal potestad. Dijo Jesús: 

"De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, Él os lo dará" Juan 16:23

 

El que se acerca a Dios debe de creer que Él está para galardonar a aquellos que le buscan, no por lo que Él le pueda dar, sino por lo que Él es. "A un corazón contrito y humillado no lo desprecia el Dios nuestro." "Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas." Mateo 6:33

 

Orad .......  sin cesar

 

El mandato de Pablo en 1 Tesalonicenses 5:17 de, “Orad sin cesar,” puede resultar muy confuso. Obviamente, no puede significar que debemos estar en una postura de cabeza inclinada y ojos cerrados durante todo el día. Pablo no se refiere a no dejar de hablar, sino a una actitud de conciencia de Dios, y rendición a Dios que llevemos con nosotros todo el tiempo. Cada momento despiertos, es para vivirse en la conciencia de que Dios está con nosotros y de que Él está activamente involucrado y comprometido con nuestros pensamientos y acciones. 

 

para esto tenemos multiples pasajes que nos animan y exhortan a buscar y a clamar a Dios en oracion, veamos algunos de ellos....

 

  1. Y esta es la confianza que tenemos en El, que si pedimos alguna cosa conforme a Su voluntad, El nos oye. Y si sabemos que El nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho. 1 Juan 5:14-15
  2. Pues si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y El sabe todas las cosas. Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios; y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de El, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de El. 1 Jn 3:20-22
  3. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. Heb.4:16
  4. Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.Heb. 11:6
  5. Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo JESÚS. Fil.4:6-7
  6. Echando toda vuestra ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de vosotros.1P.5:7
  7. Echa sobre Jehová tu carga, y El te sustentará; no dejará para siempre caído al justo. Sal.55:22
  8. Clama a Mí, y Yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Jer.33:3
  9. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre (JESÚS), lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.  Si algo pidiereis en mi nombre, Yo lo haré.Jn.14:13-14
  10. Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido. Jn. 16:24
  11. Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.  Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Que hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? Mt. 7:7-11
  12. El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con El todas las cosas?  Romanos 8:32
  13. Porque nada hay imposible para Dios. Luc. 1:37
  14. JESÚS le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. Mr. 9:23
  15. Respondiendo JESÚS, les dijo: Tened fe en Dios. Mr. 11:22
  16. Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá. Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas. Mr.11:22-25
  17. Si permanecéis en Mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. Jn.  15:7
  18. Deléitate asimismo en Jehová, y El te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda a Jehová tu camino, y confía en El; y El hará. Exhibirá tu justicia como la luz, y tu derecho como el mediodía. Sal. 34:4-6
  19. Gustad, y ved que es bueno Jehová; dichoso el hombre que confía en El. Sal. 34:8
  20. Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias. Col. 4:2
  21. Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos. Ef. 6:18
  22. Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.  Mas el que escudriña los corazones sabe cual es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.  Rom. 8:26-27 
  23. ¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas. ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la Iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor.
  24. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho. 
  25. Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses. Y otra vez oró,  el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto. Stgo. 5:13-18
  26. De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo. Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.Mt. 18:18-19
  27. Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su Señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles. Luc. 12:37
  28. Escucha, oh Jehová, mis palabras; considera mi gemir.  Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío, porque a ti oraré. Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré delante de ti, y esperaré. Sal. 5:1-3

 Fuente: Recursos Cristianos

SI TE HA GUSTADO ESTA PÁGINA

DEJANOS TU COMENTARIO

Y GRACIAS POR VISITARLA

Escribir comentario

Comentarios: 0

Reserva directo en Acapulco Cancun, Huatulco, Ixtapa Zihuatanejo, Puebla, Puerto vallarta, Veracruz, los Cabos

Aquí y te informamos como 

O HAS AQUI TU DONACION DIRECTA

Estado del tiempo en México

Alerta sismica en linea

La ultima advertencia 2016

Las profecias por ocurrir

DIOS NO ESTA MUERTO 2

Pelicula - ¡HIJO DE DIOS!

Mundo cristiano - Noticias

Del 18 de Noviembre de 2016

Del 25 de Noviembre de 2016

Testimonios-VIDA DURA T.V

CUARTO DE GUERRA

Amado Hno., Pastor o lider ¿deseas promover tu evento en nuestra página? podemos insertar tu poster o link en la pagina principal, solo contáctanos y nosotros te decimos como. Escríbenos en el siguiente formulario tus dudas.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. Mat.7:13

SUBAMOS AL MONTE

Debido a la situación que por largo tiempo hemos estamos padeciendo en nuestra nacion de Mexico y en nuestro estado de guerrero. Hacemos un llamado a cerrar filas y a unirnos en oración.

BENDICIONES

DE UNCION DE LO ALTO

Hola, unción de lo alto les desea hermosas y abundantes bendiciones y que el Dios de toda gracia les conceda las peticiones de sus corazones, les animamos a que sigamos adelante con nuevos propósitos y proyectos en Cristo para la honra y gloria de su santo nombre, a no escatimar esfuerzos sabiendo que la obra de nuestras manos no es en vano, por lo que ponemos en sus manos estos pequeños panes y peces y que el Señor lo multiplique en su corazon, y como dice su palabra, no nos cansemos de sembrar que a su tiempo segaremos, bendiciones a todos nuestros Hnos, amigos y siervos en Cristo, asi, como a toda la familia en la fé les deseamos los pastores  Martha  y Daniel. Iglesia Mundo de fe Renacimiento en Acapulco Gro.

Autores de esta página

CONTACTANOS VIA E-MAIL

Si deseas escribirnos en forma personal llena este formulario ya que en la sección de comentarios o del libro de visitas, A los e-mail el sistema no los registra, sino únicamente las direcciones de paginas webs, es por esto que no podemos contestar algunas peticiones que nos hacen  

         

QUE DIOS TE BENDIGA

Por favor inserta el código:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.