EL MINISTERIO

DE UN PASTOR AYUDANDO

 Larry Taylor

 

INTRODUCCIÓN

A lo largo de este escrito, el término “líder”  o “lideres ministeriales”  o "pastor ayudando" es utilizado muy  común, o también "pastor asociado o co-pastor" que se usa con más frecuencia en las iglesias; pero: esto se ha hecho porque, en realidad, sólo hay un pastor en cada iglesia. Calvary Chapel de Costa Mesa es una de las iglesias más grandes en norte América, con una asistencia de más de 30,000 personas cada semana, una plantilla de personal de 250 personas, pero sólo hay un pastor en Calvary Chapel de Costa Mesa y su nombre es Chuck Smith.

 

Los demás ministros estamos allí para ayudarle en el ministerio al cual Dios lo ha llamado, por lo tanto, somos pastores y lideres ayudando, nuestro trabajo es el de ayudar al pastor. Además, ninguno de nosotros en esta iglesia grande fuimos contratados porque el pastor Chuck necesitara de nuestra experiencia, simplemente estamos ahí porque Dios nos llamo y además porque el pastor Chuck no tiene tiempo para hacerlo todo. Si la iglesia fuera más chica, no nos necesitaría.

 

Habiendo tenido la experiencia de ser líder, pastor titular y pastor ayudante, puedo compartir acerca de este ministerio desde ambas perspectivas. Sé lo que el pastor necesita, y también he tenido el gozo de servir como co-pastor. Ambos son llamamientos hermosos, llenos de la bendición de servir a Jesús.

 

Lo siguiente es un bosquejo con veinticinco puntos sobre el ministerio de un líder servidor, hasta la de un pastor ayudando. Se puede aplicar a cualquier persona que trabaja en la iglesia, como el pastor de los jóvenes, director de la escuela dominical, administradores y otros líderes mas etc.

 

Mi oración es que esta pequeña obra sea de bendición para ti y tu ministerio. 

 

Para aquellos que son pastores, lo único que puedes hacer es compartir estos principios con tu personal, quizás por medio de este ensayo, y luego ver lo que pasa. Unos lo capturarán y otros no, y no importa si les das la mejor instrucción del mundo a los que no han sido llamados a este ministerio único y privilegiado de liderazgo de pastor ayudando simplemente no lo entenderán.

 

Además yo he tenido el privilegio de aprender y mirar a Oden Fong, otro de los ayudantes del pastor Chuck y el director de Calvary Chapel Outreach Fellowship el cual dirige las 500 iglesias afiliadas, y Dave Rolph, el superintendente de la Academia Cristiana Maranatha y la preparatoria de Capilla Calvario en Costa Mesa, un hermano que literalmente vive para servir y proteger al pastor Chuck, y por último, más no por eso el más pequeño, he aprendido de Jeff Smith, el hijo de Chuck y director de The Word for Today (La Palabra para Hoy). Jeff ama a su padre y sabe cómo servir de su corazón. Estos hermanos son los mejores amigos que cualquier persona pudiera tener, y son verdaderos siervos del Señor Jesucristo. Los amo sinceramente y los aprecio.

 

Si tú eres un líder o estas ayudando a tu pastor quiero compartir estos principios contigo que he aprendido estando en el ministerio y espero te sean útil, Dios te bendiga.

 

CONTENIDO

1. Ten corazón de un siervo.

2. Busca las cosas que se necesitan hacer y hazlas.

3. No esperes que el pastor sea tu cuate o amigo.

4. No esperes que tu pastor te aconseje o supla tus necesidades.

5. En la ausencia del pastor, haz todo exactamente como si él estuviera allí.

6. Sé leal sin condiciones.

7. Nunca chismees.

8. Defiende al pastor y al ministerio de toda palabra negativa, chisme, calumnia, y cualquier cosa que minara la obra de Dios.

9. Llega al local antes que el pastor, y no te vayas hasta después que él se haya salido.

10. Asiste a todos los servicios.

11. Mira al pastor con frecuencia cuando él esté en la plataforma en caso que necesite algo.

12. Revisa la luz, temperatura, cualquier cosa que esté en desorden.

13. Levanta los brazos del pastor

14. Sé de apoyo y ayuda.

15. No seas un hombre que a todo dice "si", expresa tu opinión y que quede allí.

16. Ora diario por el pastor.

17. Guarda en confidencia todos los aspectos del ministerio.

18. La razón por la cual estás allí es porque el pastor no tiene tiempo para hacerlo todo él mismo - ayúdalo, aligera su carga.

19. No podrás ayudar si no estás allí.

20. Informa al pastor en cuanto a todo - sé sus ojos, sus oídos, sé un detective para Jesús.

21. Sé sumiso y leal.

22. Lleva contigo un block de papel y pluma para tomar notas cada vez que el pastor comparte algo contigo para que no se te olvide.

23. Corrige problemas y después haz seguimiento para mantenerlos corregidos.

24. Permite que el pastor exprese sus frustraciones más no lo tomes personalmente.

25. No lleves tus sentimientos en las manos, no seas parásito o demasiado sensible.

 

1. Ten corazón de un siervo.

El centro de cualquier servicio ministerial es el corazón. Si el corazón no anda bien, lo demás no funcionará bien por mucho tiempo. Puedes fingir por una temporada, pero quién eres vendrá a la luz.

 

Todo ministerio de cualquier tipo o llamado necesita corazón de siervo. Jesucristo dijo que el mayor en el reino es el siervo de todos, también dijo que tenemos que aprender a ser siervos, no que aprendamos a actuar como siervos, pero que aprendamos a ser siervos. Los siervos son hechos por Dios, no puedes fingirlo o hacer una actuación, sólo puedes someterte a Dios y humillarte, suplicarle que te haga como Jesús. Lo que haces, lo que dices, como te comportas, es un reflejo de tu carácter, de quien eres tú. Siervos verdaderos actúan, hablan y piensan como siervos. Pídele a Jesús que te dé el corazón de un siervo”.

 

2. Busca las cosas que se necesitan hacer y hazlas.

El pastor no tiene el tiempo de decirte lo que se necesita hacer. Abre tus ojos, mira alrededor, ve lo que se necesita hacer; luego hazlo o busca alguien que lo haga. ¿Se necesita recoger la basura? ¿Barrer el patio? ¿Poner ventiladores? ¿Hay algún lobo vestido como oveja? ¿Quién se tiene que despedir? ¿Hay alguien en necesidad que requiere ser ministrada? ¿Boletines para doblar? ¿Sillas para recoger? ¿Aspirar las alfombras? ¿Saludar los nuevos creyentes? ¿Niños que necesitan ser dirigidos a sus clases? ¿Contestar teléfonos?.

 

Se creativo, busca cosas que necesitan hacer y hazlo sin que te digan. Ponte en el lugar de los miembros de la congregación y pregúntate que te haría sentir cómodo si tú fueras ellos, si tú fueras un adolescente ¿ qué te bendeciría y te haría sentir como en casa ? si fueras un bebé en la guardería ¿qué necesitarías?. Ponte en el lugar de cada persona que viene al templo, y pídele a Dios que te muestre lo que quieren y necesitan y suple esa necesidad. No esperes que te digan que hacer, busca formas de ayudar, y hazlo.

 

3. No esperes a que el pastor sea tu cuate o tu amigo.

Muchos pastores ayudantes se molestan porque aceptaron ser parte del personal esperando que comerían diario con el pastor, que sus familias saldrían juntas, y que en lo general el pastor sería su mejor amigo. Pues Dios no te llamó a ser el cuate del pastor, te llamó a ser su ayudante, su ayudante, su siervo. Además si eres parte del personal, el pastor es tu pastor y jefe, no tu cuate.

 

Un verdadero pastor ama y se preocupa por el pueblo de Dios. Su carga es que sean las ovejas con la mejor alimentación, las ovejas más amadas en todo el mundo. Pero hay demasiadas. Por eso te contrato. Si no hubiera tantas, él no te necesitaría. El pastor necesita ayuda para amar y cuidar de las ovejas. Sencillamente él no puede pasar todo su tiempo sirviendo y cuidando de ti. Tú estás allí para aligerar su carga, no para hacerla más pesada. Si el pastor quiere pasar tiempo contigo, está bien, más no lo hagas sentir obligado que lo tiene que hacer. Él está muy ocupado amando a los que tienen mayor necesidad que tú, y eso es lo que tú también debes de hacer. podrán pasar mucho tiempo juntos en el cielo.

 

4. No esperes que tu pastor te aconseje o supla tus necesidades.

De nuevo, el pastor está ocupado aconsejando y supliendo las necesidades de los miembros de la congregación quienes son ovejas lastimadas. Tú estás allí para ayudarle en esto, para tener cuidado de otros, no para recibir cuidado. Algunos entran al ministerio porque están cargando problemas profundos y necesitan mucha ayuda. Son como parásitos en vez de ayuda. Tú estás en la iglesia a diario para ministrar a los demás, no para ser ministrado.

 

Por supuesto se pregunta a dónde irá el pastor ayudando si es que tiene problemas en su matrimonio, o problemas personales. La respuesta es que primero va con su pastor, le explica la situación y busca su consejo; luego si es una situación que no se puede tratar con rapidez, el pastor puede buscar a alguien fuera de la congregación que te puede ayudar a resolver el problema. Pero esto siempre se debe hacer con el consejo del pastor después de que él sepa. Ahora, si el pastor tiene el tiempo y desea aconsejar a quien le asiste, está bien, pero el pastor ayudando no debe esperar que al venir a trabajar se le ministre. Debe venir al trabajo para ministrar a los demás.

 

5. En la ausencia del pastor, haz todo exactamente como si él estuviera allí.

La gente es como las ovejas, fácilmente les da miedo, son nerviosas y se molestan. Nunca es bueno cambiar la rutina cuando el pastor está fuera. Mantén cada detalle del servicio exactamente a lo que la gente está acostumbrada. Ya están espiritualmente nerviosos porque su pastor no está con ellos. No añadas a su ansiedad rompiendo la rutina. La rutina es un consuelo a criaturas de hábito.

 

Cuando el pastor está fuera, no caigas en la trampa de que ahora tú estás a cargo. Él sigue estando a cargo, tú eres el pastor ayudando, y tu llamado es a llevar las cosas tal y como si él estuviera allí.

 

Mi responsabilidad como uno de los pastores ayudando al pastor Chuck era el vigilar (estar pendiente) de la Escuela Bíblica de Capilla Calvario y el Centro de conferencias porque el pastor no tenía tiempo para estar allí todos los días. Esta escuela se encuentra como a una hora y media de la iglesia, entonces parte de mi ministerio era el preguntarme: "¿Qué haría el pastor Chuck si él estuviera aquí ahora?". Afortunadamente él se encuentra cerca y le puedo llamar y recibir respuestas inmediatamente. Pero para ser un buen pastor ayudando, tienes que conocer bien al pastor, para que sepas como el respondería en ciertas situaciones. Necesitas compartir su visión y su corazón.

 

6. Sé leal sin condiciones.

Si no puedes ser leal a personas como tu pastor y tu esposa, no le puedes ser leal a Dios. En realidad, expresamos nuestra lealtad a Dios por medio de nuestra fidelidad a los demás.

 

Tu pastor necesita a alguien a su lado que lo apoye y defienda, que sea fiel a él y a la visión que Dios le ha dado sin otros motivos. Se un verdadero amigo. Se leal, no importa lo que suceda. Apoya al hombre que Dios ha levantado para ser el pastor.

 

Muchos pastores ayudando y lideres ven su ministerio como un escalón para llegar a ser pastor. Y en algunos casos así será. Pero, si lo es, tú llegarás a ser pastor en otro lugar, probablemente lejos de donde te encuentras. No edifiques sobre el fundamento de otro hombre. No busques el tomar su posición para ti mismo. Esto es deslealtad y traición. Deshonra a Dios. No busques el comenzar tu propio ministerio cerca de él. Al hacerlo, estas queriendo robar ovejas y dividir el Cuerpo de Cristo. Si Dios te ha llamado a ser pastor, ve a donde nadie está ministrando y alimenta a las ovejas. Si Él te ha llamado a ser un pastor ayudando, entonces se leal, se fiel y que la fidelidad sin condiciones sea tu marca registrada. Ahora que si Dios te ha llamado a levantar una nueva congregación espera el tiempo para ser enviado.

 

7. Nunca chismees.

El chisme es un pecado del cual la mayoría de nosotros sentimos que no somos culpables, pero en realidad si somos culpables. Chisme se puede definir como el decir cualquier cosa negativa, sea cierto o no, a cualquier persona en cuanto al pastor o el ministerio. Si algo anda mal, llévaselo a Dios en oración. No le digas a nadie en lo absoluto ni aun a tu esposa. No repitas nada que en lo mas mínimo difame al ministerio. Al hacer esto deshonras a Cristo y su ministerio.

 

8. Defiende al pastor y al ministerio de toda palabra negativa, chisme, calumnia y cualquier cosa que minara la obra de Dios.

Cualquier cosa que impidiera o difamara el ministerio tendrá un efecto adverso a la obra del Espíritu Santo en tu comunidad. Por lo tanto defiende el ministerio. Cualquier cosa que oigas aún lo menos negativo en cuanto al pastor o el ministerio, páralo y corrígelo,. El chisme y la calumnia pueden destruir la obra de Dios, y podrán arruinar la reputación de hombre y mujeres de Dios. El escucharlo te hace participe. Entra en la conversación y con denuedo reprende el chisme, respondiendo con lo que es positivo y de edificación.

 

“Cada iglesia tiene sus críticos y su gente que piensa que tiene una mejor forma de hacer las cosas” Podemos ser abiertos a ideas y a la crítica constructiva, más no tenemos todas las respuestas. Pero cuando la crítica constructiva se convierte en quejas destructivas, ponle un alto. Como líder o pastor ayudando, tú tienes que ser los ojos y los oídos del ministerio. Tienes que saber lo que la gente está diciendo y dirigirlos en una dirección santa.

 

9. Llega al templo (local) antes del pastor, y no te vayas hasta que él se haya ido.

Una gran parte de ser de ayuda es el estar disponible. No podrás ayudar si no estás allí. Cuando el pastor llegue por la mañana, él te debe de encontrar trabajando, y cuando él sale por la noche debe de poder despedirse de ti. En esa forma estarás disponible para lo que se necesite. Sin duda saldrán cosas en el ministerio que no estaban previstas. Tienes que estar allí para poder tratar con ellas. Puede que llegue gente buscando consejo, llamadas de alguien en crisis,

 

10. Asiste a todos los servicios.

Hay varias razones por las cuales debes de estar en cada servicio. Primeramente, para compartir la visión del ministerio, necesitas estar escuchando la misma enseñanza que escucha la congregación. Después en la semana la gente llegará y te hará preguntas en cuanto a lo que el pastor enseñó. Necesitarás haber escuchado la enseñanza para poderles contestar. En segundo lugar, tu también necesitas ser alimentado con la Palabra de Dios para que tengas que dar a los demás, tercero necesitas estar disponible para ayudar en lo que se necesite. Tu labor es el ayudar con esta congregación, por lo tanto es necesario que estés con ellos cada vez que se reúnen.

 

No hay tiempo más importante que estar presente en los servicios y estudios Bíblicos - allí es donde están las ovejas y no podrás cuidarlas si no estas donde ellas están, en cuarto lugar estas poniendo el ejemplo para que otros sigan. Si el servicio no es lo suficientemente importante para que tu asistas, ¿por qué deben ir ellos?. La gente sigue el ejemplo, aprenden mirándote.

 

11. Mira al pastor con frecuencia cuando él este en la plataforma en caso de que necesite algo.

Mientras que el pastor esté predicando, él está en una posición única de poder ver a toda la congregación. Por lo tanto se entera de las necesidades que tú no puedes ver desde atrás. Puede ver al niño inquieto, al hombre roncando, o el autonombrado profeta que está a punto de pararse e interponer sus ideas. El pastor se da cuenta si la gente tiene calor o frío, que alguno no encuentra asiento, que la música está muy fuerte, o que alguien en silla de ruedas necesita asistencia.

 

Mira al pastor durante el servicio. Conoce sus expresiones y los movimientos de sus ojos. De antemano pónganse de acuerdo usando algún código para que él solo tenga que mirarte y dirija sus ojos en la dirección de la necesidad, así tú podrás investigar lo que se necesita hacer. No dejes que él tenga que interrumpir el servicio para pedirte que te encargues de algo.

 

Hace varios años, yo fui a Israel con el pastor Chuck y asistimos a un banquete en el Hotel Rey David. Los meseros estuvieron atentos a todas nuestras necesidades – nunca tuvimos un vaso sin agua, ni se te caía la servilleta cuando alguien no estaba allí para ayudarte. Pero al mismo tiempo ni te dabas cuenta que estaban los meseros. Eran callados, no intrusos, parados en los parámetros del comedor fijándose cuidadosamente en todo. Y había un mesero gerente cuyo papel era el de estar observando, buscando las necesidades. Los otros meseros (todos eran hombres) lo miraban con frecuencia, y cuando él veía alguna necesidad, solo les daba un vistazo y luego miraba a la mesa y pronto estaban allí para ayudar. Pastores y lideres ayudando necesitan ser como esos meseros.

 

12. Revisa la luz, la temperatura, cualquier cosa que esté en desorden.

Antes que comience el servicio, revisa la temperatura del cuarto. Los salones normalmente se sienten fríos cuando están vacíos, nuestra tendencia es subir la calefacción demasiado. Luego cuando se llena de gente se siente uno sofocado, la gente se distrae y otros no pueden concentrarse. Debes hacer que la temperatura conduzca a la gente a estar alertas durante el estudio, pero al mismo tiempo que estén cómodos. La gente no debe de estar toda abrigada en chamarras, ni tampoco tener un abanico en la mano. Los cuartos deben de estar cómodos en el invierno y en el verano.

 

También no se te olvide revisar la luz. Asegúrate que conduce a la adoración y al mismo tiempo lo suficientemente luminosa para que la gente no lastime los ojos al leer sus Biblias.

 

Por último, debes estar al cuidado que no haya distracciones, bebés llorando, adolescentes jugando, profetas engañando al cuerpo de Cristo. Encuentra las distracciones y corrígelas, pero en una forma amorosa y gentil, demostrando la gracia que nos identifica como cristianos.

 

13. Levanta los brazos del pastor.

Mientras Aarón y Hur sostenían los brazos de Moisés, los israelitas prevalecían en la batalla (Exodo 17:12). Moisés necesitaba ayuda, sus brazos se cansaban. Los pastores se cansan, no de la obra de Dios, pero en la obra, y necesitan que alguien los sostenga, los apoye, los asista para aligerar su carga. Esto es el ministerio del pastor ayudando – parado a un lado del pastor, amándolo, apoyándolo, orando por él, y ayudándole en todo lo que se necesita para cuidar al pueblo de Dios.

 

Desafortunadamente, he visto a algunos pastores y lideres ayudando que parecen estar colgados de los brazos del pastor en vez de sostenerlos. Después de un tiempo, el pastor se da cuenta que le va mejor sin esta gente que se le cuelga, y sería más fácil si él hiciera el trabajo solo.

 

14. Sé de Apoyo y de Ayuda.

Ser de apoyo significa el animar y edificar al pastor; bendícele, fortalécelo con oración, palabras de ánimo, e ideas que ayuden. El ser de ayuda significa el ser útil en cuanto a los detalles del ministerio, ayuda en áreas que necesitan ser arregladas y esta al tanto de ellas.

 

El apoyar es una actitud que afecta las emociones. El ayudar es una acción que realiza una labor. El pastor de una iglesia necesita ambos.

Recuerda que el pastor está al frente.

 

Él es atacado fuerte y frecuentemente por el enemigo. Necesita oración, necesita alimentación positiva, necesita ser animado, recordándole que Dios lo está utilizando y que el fruto vendrá. Él es humano, y también puede desanimarse, pero tú puedes ser un gran factor para evitar la desesperación.

 

15. No seas un hombre que a todo dice "sí", expresa tu opinión y que quede allí.

Ningún pastor, ni cualquiera que esté en el liderazgo necesita a alguien que siempre esta de acuerdo con lo que él dice o siempre da su aprobación. Tu pastor necesita tu opinión y tu punto de vista de las situaciones que surgen en el ministerio. Sé abierto, da tu opinión sinceramente y con frecuencia, que el pastor sepa tu pensamiento y porqué.

 

Pero ya que diste tu opinión con claridad, que quede allí. La hermosura de ser el pastor ayudando es que la decisión final no es tuya. Si el pastor se equivoca es su culpa. Dios tiene toda la capacidad para corregirle, no es necesario hacer leña del árbol caído. Da tu opinión y hasta allí. Si el pastor decide tomar otro camino, apóyalo. Si falla, resiste la tentación de decir, " te lo dije". Sé de apoyo con tus sugerencias.

 

16. Ora diario por el pastor.

Sin oración el pastor no podrá tener éxito. Con oración, no podrá fracasar.

Ora por el pastor todos los días y anima a todo el personal que también lo haga. Ora sin cesar. Los hombres siempre deben de orar y no desmayar.

La oración es la vida del ministerio. La iglesia marcha sobre sus rodillas. La oración cambia las cosas.  Ora más, habla menos.

 

17. Guarda en confidencia todos los aspectos del ministerio.

La confidencia es vital por muchas razones. La confianza protege los derechos y la dignidad de los demás. Lo opuesto, el chisme, destruye a la gente. Manteniendo lo que es privado en confidencia, protegerás a la iglesia en estos tiempos cuando por cualquier detalle te demanden. Protegiendo y guardando lo que para la gente es privado haces que se sientan seguros y les das a saber que ésta es una iglesia en la que pueden confiar. Provee una moral positiva y un ambiente sano.

 

Todo lo que sucede en el ministerio es confidencial. Nunca hables con alguien, ni aún con tu esposa, sobre las relaciones matrimoniales o problemas personales de la gente 

 

18. La razón por la cual estás allí es porque el pastor no tiene tiempo para hacerlo todo él mismo - ayúdalo, aligera su carga

Por lo que veo, el pastor Chuck no me necesita a mi, ni a cualquier otro del personal. Él pudiera dirigir el Instituto Bíblico mucho mejor que yo. Él pudiera dirigir el Centro de Conferencias mucho mejor que yo también. Pero está muy ocupado. Él dirige un ministerio enorme que alcanza a millones, y no puede estar en todos los lugares a todo tiempo. Nosotros somos una extensión del pastor Chuck. Nuestra función es dirigir como el pastor Chuck quiere, tal como él lo haría si él tuviera tiempo para hacerlo.

 

Hay algunos lideres y pastores ayudando que se equivocan creyendo que fueron llamados por su gran genio. Creen que son de tremendo valor para el ministerio. Pero Dios no necesita a ninguno de nosotros. Él escoge usarnos porque es misericordioso y bondadoso, sabiendo que esto sería de bendición para nosotros.

 

No hay cosa peor que un líder que busca el edificar su propio reino, intentando establecer su propio pequeño imperio dentro del ministerio. No edifiques sobre el fundamento del pastor. Asístele, apóyale, ayúdale, aligera su carga.

 

19. No podrás ayudar si no estas allí

Recuerda que cuando tú no estás allí en el ministerio, otro tendrá que hacer tu labor. Todo lo que tú haces normalmente, otro lo tendrá que hacer mientras que tú estás comiendo, tomando un día de descanso o vacaciones. Si todos deciden no estar, solo queda el pastor para llevar toda la carga.

 

Hay tantas veces que se frustra el pastor porque no hay nadie, y todo el peso del ministerio cae sobre él. No podrás ayudar si no estás. Toma en cuenta las necesidades del pastor y de todo el personal. Muere a ti mismo y a tus necesidades y deseos. Ponte por último en vez de primero. Se flexible y adminístrate alrededor de los demás.

 

20. Informa al pastor en cuanto a todo, sé sus ojos, sus oídos, sé un detective para Jesús.

Es necesario que el pastor sepa todo. No podrá dirigir el ministerio sin información. A los pastores no les gustan las sorpresas dentro del ministerio. Dile todo en cuanto a la gente de la congregación. Dile lo que ocurre en las juntas a las cuales no asistió. Dile como va la Escuela Dominical, lo que sucedió en el grupo de jóvenes, y lo que los misioneros están haciendo. No dejes ningún asunto sin informar Dile todo.

 

Se los ojos y los oídos del ministerio. Escucha lo que la gente está diciendo. Estáte atento a las actitudes del personal y las personas en liderazgo. Fíjate en la gente para saber quién está trabajando y quien está bobeando. Se un detective para Jesús. Di quien esta ensuciando el establecimiento. Dile todo al pastor, absolutamente todo.

 

21. Sé sumiso y leal.

Previamente hablamos sobre la lealtad sin condiciones y lo vital que ésta es en el ministerio. La sumisión es parte de esa lealtad. Sumisión es una actitud que continuamente da a entender "Estoy a tu lado, estoy en tu esquina, te estoy apoyando, estoy contigo y puedes depender de mí. Este es el ministerio de Dios a través de ti. No trataré de levantarle, sino solo estoy aquí para asistir y ayudar".

 

Sumisión significa que puedes tomar decisiones y cumplir con sugerencias e instrucciones. También significa que el pastor toma la decisión final. Sé un amigo verdadero, no por interés. Apoya a tu pastor en los tiempos difíciles igual como en los buenos. Sométete a la autoridad del pastor, su rango es mayor que el tuyo.

 

22. Lleva contigo un block de papel y pluma para tomar notas cada vez que el pastor comparte algo contigo para que no se te olvide.

Cada vez que estés con el pastor, individualmente o en una junta, toma notas de lo que dice. Escribe, lleva a término sus ideas y deseos. Escribiendo éstas ideas es la única forma segura que no olvidarás algo. Luego, después que han sido escritas, si es necesario, aclara exactamente lo que significaba. "Entonces ¿quieres que arregle para que pongan la alfombra nueva en el pasillo? ¿para cuándo quieres que sea esto?.

 

Sé específico, aclara lo que se tenga que hacer y cuándo. Conoce las prioridades del pastor. Luego informa al pastor sobre el progreso y anota en tu lista lo que se ha hecho.

 

23. Corrige problemas y después haz seguimiento para mantenerlos corregidos.

Miles de cosas a través del tiempo necesitan ser corregidas, entonces corrígelas y manténlas

 

Si hay algún problema en la Escuela Dominical, corrígelo. Luego, revisa de vez en cuando para asegurar que esta corregido. Si había una gotera y se arregló, revísala. Prevé que los problemas no sucedan otra vez. Evita el mismo error dos veces. Manteniendo una lista te ayudará mantener los problemas corregidos.

 

24. Permite que el pastor exprese sus frustraciones, más no lo tomes personalmente.

Los pastores son humanos como toda la gente. Tienen humor como todas las personas. Si el pastor se enoja o se frustra y se desquita un poco contigo, déjalo pasar. No te pongas a la defensiva o indispuesto. Si el pastor está enojado contigo él te dirá. Y si te dice, arrepiéntete. De otra manera, supón que está disgustado por otra cosa, más no lo tomes personalmente. Solo escúchalo, apóyalo, anímalo y ora por él.

 

25. No lleves tus sentimientos en las manos, no seas parásito o demasiado sensible.

Está bien, tienes sentimientos, todos tenemos. Y también está bien expresar tus sentimientos, en tanto que lo hagas apropiadamente y en amor. Pero no seas muy sensible. Recuerda que estás en el ministerio para suplir las necesidades de los demás, no para que tus necesidades sean suplidas. Tu energía viene de tu relación con Jesús, no de tu relación con los demás. Los que son muy sensibles normalmente no duran mucho tiempo en el ministerio; se van desesperados cuando han sido lastimados. Lleva tus sentimientos y sufrimientos, tan verdaderos como sean, al Señor. Él sanará esos dolores porque Él nunca es insensible y siempre tiene cuidado.   BENDICIONES..

SI TE HA GUSTADO ESTA PÁGINA

DEJANOS TU COMENTARIO

Y GRACIAS POR VISITARLA

Escribir comentario

Comentarios: 13
  • #1

    rosario_olguin @yahoo.com.ar (miércoles, 25 enero 2012 05:02)

    siempre tengo enseñanza ,aprendo cada dia mas de esta pagina me bendice ,me ayuda a mejorar mi caminar en el señor gracias pastores.....

  • #2

    Hector Urdaneta (jueves, 05 abril 2012 13:33)

    Muy bueno, me sirve de ayuda para continuar adelante ayudando a mi pastora.

  • #3

    eneria medina valdez (viernes, 11 mayo 2012 09:10)

    DIOS LES BENDICE HERMANOS, ES UN GUSTO QUE USTED COMPARTA ESTE CONTENIDO, QUE NOS VA A SERVIR A MI Y A MI CONGREGACION EN EL CRECIMIENTO ESPIRITUAL DE CADA UNO DE NOSOTROS, SOMO UNA PEQUEÑA CONGREGACION QUE ESTA INICIANDO Y QUEREMOS HACER LO CORRECTO ANTE DIOS, BENDICIONES EN EL NOMBRE DE JESUS. SU HNA. EN CRISTO PROFRA. ENERIA MEDINA DE OLGUIN

  • #4

    estebam (jueves, 13 junio 2013 08:35)

    le agradesco que haya compartido su experiencia para los que estamos en este ministerio y queremos hacerlo bien. Dios le siga añadiendo para compartir con nosotros. Bendiciones a su familia y congregación

  • #5

    luis (sábado, 26 octubre 2013 22:39)

    gracias pastor yo he estado orando por mi ministerio, tenia muchas dudas al respecto lamentablemente dentro de la iglesia existe el egoismo y nadie me podia guiar correctamente. Dios le bendiga por compartir tan valiosa informacion

  • #6

    Darrell (miércoles, 14 mayo 2014 07:15)

    Gracias a DIOS por tener personas sirviendo a el,no importa el ministerio que tengas siempre y cuando tengas ese corazón de siervo atento para escuchar lo que el espíritu te diga y hacerlo.DIOS los bendiga a todos ustedes por la obra de Jesus

  • #7

    yolenny( pastora) (martes, 23 diciembre 2014 22:04)

    Me ha gustado mucho esta informacion o estudio y he aprendido muchas estrategias y muchos datos que no sabia y que me van a servir en mi vida espiritual y en la de otros. Gracias y Dios le bendiga.

  • #8

    Amparo Aguilar (viernes, 13 febrero 2015 17:00)

    Gracias por los consejos de mucha ayuda para congregaciones y pastores iniciando el ministerio

  • #9

    nelson medina (martes, 21 abril 2015 04:17)

    esta pagina es de bendicion me a ayudado mucho para ayudar a mi pastora

  • #10

    Miguel Juan Tambriz Ixmata (jueves, 30 julio 2015 17:44)

    Bendiciones de nuesto Dios Todopoderoso. Esta página me ha dado muchas leces de cómo trabajar de mejor forma en mi congragación, son consejos que sirven para mejorar el trabajo y orientar bien a los mimbros de una iglesia. Gracias adelante en el trabajo pastoral.

  • #11

    DAYSE (viernes, 14 agosto 2015 08:56)

    MUY BUENA ENSEÑANZA, A ESTO SE AÑADIRIA VERSICULOS BIBLICOS QUE RESPALDAN LA ENSEÑANZA. GRACIAS






  • #12

    pepe casillas (sábado, 22 agosto 2015 18:40)

    con humildad

  • #13

    miguel lucas (martes, 29 septiembre 2015 01:30)

    Gracias por la enseniansa hrno la bendad me gusto mucho aunque no se leer bien pero estoy luchando y quiero aprender mas bendiciones

Reserva directo en Acapulco Cancun, Huatulco, Ixtapa Zihuatanejo, Puebla, Puerto vallarta, Veracruz, los Cabos

Aquí y te informamos como 

O HAS AQUI TU DONACION DIRECTA

Estado del tiempo en México

Alerta sismica en linea

La ultima advertencia 2016

Las profecias por ocurrir

DIOS NO ESTA MUERTO 2

Pelicula - ¡HIJO DE DIOS!

Mundo cristiano - Noticias

Del 18 de Noviembre de 2016

Del 25 de Noviembre de 2016

Testimonios-VIDA DURA T.V

CUARTO DE GUERRA

Amado Hno., Pastor o lider ¿deseas promover tu evento en nuestra página? podemos insertar tu poster o link en la pagina principal, solo contáctanos y nosotros te decimos como. Escríbenos en el siguiente formulario tus dudas.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. Mat.7:13

SUBAMOS AL MONTE

Debido a la situación que por largo tiempo hemos estamos padeciendo en nuestra nacion de Mexico y en nuestro estado de guerrero. Hacemos un llamado a cerrar filas y a unirnos en oración.

BENDICIONES

DE UNCION DE LO ALTO

Hola, unción de lo alto les desea hermosas y abundantes bendiciones y que el Dios de toda gracia les conceda las peticiones de sus corazones, les animamos a que sigamos adelante con nuevos propósitos y proyectos en Cristo para la honra y gloria de su santo nombre, a no escatimar esfuerzos sabiendo que la obra de nuestras manos no es en vano, por lo que ponemos en sus manos estos pequeños panes y peces y que el Señor lo multiplique en su corazon, y como dice su palabra, no nos cansemos de sembrar que a su tiempo segaremos, bendiciones a todos nuestros Hnos, amigos y siervos en Cristo, asi, como a toda la familia en la fé les deseamos los pastores  Martha  y Daniel. Iglesia Mundo de fe Renacimiento en Acapulco Gro.

Autores de esta página

CONTACTANOS VIA E-MAIL

Si deseas escribirnos en forma personal llena este formulario ya que en la sección de comentarios o del libro de visitas, A los e-mail el sistema no los registra, sino únicamente las direcciones de paginas webs, es por esto que no podemos contestar algunas peticiones que nos hacen  

         

QUE DIOS TE BENDIGA

Por favor inserta el código:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.