LOS ADVENTISTAS

 

Elena G. de White, quien afirmó tener “el espíritu de la profecía”, fue la primera líder importante del movimiento y enseñó una serie de doctrinas, las cuales citaremos  a continuación:

 

HISTORIA DE LOS ADVENTISTAS

 

A. Sus raíces 1. Las profecías a. En 1818 William Miller, un predicador con los bautistas dijo que el mundo terminaría entre marzo 21, 1843 y marzo 21, 1844. Basándose en Daniel 8:14, Miller creyó que las 2,300 tardes y mañanas eran 2,300 años. Entonces desde el año 457 a.C. (cuando se mandó a reconstruir a Jerusalén) hasta 1843-1844 d.C. son los 2,300 años para llegar a “restaurar el lugar santo” en la tierra durante la segunda venida de Cristo.

 

b. No llegó Cristo en Marzo de 1844. Un asociado de Miller, que se llamaba Snow, dijo que el día correcto era Octubre 22, 1844. Pero otra vez Cristo no regresó a la tierra. c. Otro asociado de Miller, que se llamaba Edson, tuvo una visión para explicar lo que había sucedido. Según su visión, Cristo no salió del lugar santo para regresar al mundo, sino que pasó del lugar santo en el cielo al lugar santísimo celestial para limpiarlo de los pecados en los libros en el año 1844.

 

En el lugar santo (en el año 33 d.C.) Cristo logró obtener el perdón de pecados, y en el lugar santísimo (en el año 1844 d.C.), por el “juicio investigador”, comenzó el proceso para poder borrar los pecados de los cristianos genuinos al momento que regrese a la tierra. En su segunda venida, Cristo pondrá los pecados sobre Satanás para que los lleve con él a la destrucción eterna

 

1– GUARDAR EL SÁBADO

 

a. En 1846 Bates escribió un tratado para explicar que la iglesia debe seguir el cuarto mandamiento. Por su influencia los adventistas comenzaron a juntarse en el séptimo día en vez del domingo, el primer día de la semana.

 

b. Según Bates, Apocalipsis 14:6-12 enseña que la bestia es el papado y hace siglos el papado cambió el día de Dios (el sábado) a domingo y por tanto, la marca de la bestia es reunirse como iglesia el día domingo.

 

c. El sello de Dios sobre los suyos, según Apocalipsis 7, es el juntarse los sábados.

 

Los adventistas insisten en que debemos guardar el sábado como un día de adoración. Esto es un error, ya que: El Nuevo Testamento nunca manda a los cristianos a adorar o guardar el sábado. En cambio, los cristianos se registran reuniéndose el primer día de la semana, el domingo, lea estos pasajes bíblicos:

 

1. Hechos 20: 7 – El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche.

 

2. Juan 20:19, 26 –  Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros.

 

3. Colosenses 2: 16-17 – “Que nadie os juzgue en … días santos o días de reposo: que son una sombra de lo que vendrá.”

En una de sus obras más venerados, Elena de White escribió que la observancia del sábado sería la “línea de distinción” en la “prueba final” que separará la gente de los últimos tiempos de Dios que “reciben el sello de Dios” y se guardan, de los que que “reciben la marca de la bestia” (la gran controversia entre Cristo y Satanás, Pág. 605).

 

Este movimiento afirma que la iglesia católica romana después de Constantino en 320 dC cambió el día de culto del sábado al domingo. Esto es totalmente falso, porque tenemos al menos diez citas de grandes escritores de la iglesia de 90 a 300 dC, que dicen los cristianos de todo el mundo se reunían el domingo, no el sábado judío. Esta secta no tiene cotizaciones tempranas para demostrar que los primeros cristianos se reunieron el sábado. Mas inf. en el cap.13

2– JESÚS ES SAN MIGUEL ARCÁNGEL

 

Ellos creen que el arcángel Miguel era Jesús en forma de ángel. Ellos -al contrario de los testigos de Jehová creen que Jesús es Dios, que forma parte de la Trinidad. 

 

3–LA MUERTE NO EXISTE MÁS: EL ALMA DUERME

 

Los adventistas niegan que los creyentes después de la muerte van al cielo. Dicen que los creyentes van al sueño del alma en la tumba hasta el regreso de Cristo. Los Testigos de Jehová y otros grupos falsos creen este error.

 

Los principales versículos que refutan el error del sueño del alma son:

 

1. Filipenses 1:23 – “Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor;”

 

2. 2 Corintios 5: 8 – “pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo(La muerte), y presentes al Señor..” (en el cielo)

 

3. Apocalipsis 6: 9-10 – Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían.  Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?“

 

4– CRISTO

Elena G. de White dijo: “Cristo, que no conocía en lo más mínimo la mancha o contaminación del pecado, tomó nuestra naturaleza en su condición deteriorada.”(P.654-656 QD).

 

Según White y ASD, Cristo adquirió una naturaleza pecaminosa. Esto es falso. Cristo tenía una naturaleza humana sin pecado. Cristo tomó nuestro castigo del pecado, no nuestra naturaleza pecaminosa.

 

5– La salvación

 

1.-Los adventistas dicen que la salvación es por creer en Cristo y no por obras. Pero agregan que parte de obtener la salvación es confesar su pecado y esto incluye “restituir los daños causados”. ¿No se consideraría el restituir ser una obra? ¿Es la salvación un don? o ¿es la salvación mitad la obra de Dios y mitad la obra del hombre? (Ef 2:8-9)

 

2. También, ellos dicen que “la seguridad para el juicio consiste en apartarse completamente del pecado.” Esto da la idea de que uno tiene que hacer obras para mantener su salvación y para evitar el juicio. Pero Juan 5:24 dice que la persona que cree en Cristo no viene a condenación. Romanos 8:1 dice que no hay condenación para los que están en Cristo Jesús. 1 Tesalonicenses 5:9 dice que Dios no nos ha destinado para la ira, sino para obtener la salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo.

 

“Ahora bien, aunque nuestro Gran Sumo Sacerdote está haciendo propiciación por nosotros, debemos tratar de ser perfectos en Cristo.” (El conflicto de los siglos, EG White, 1911, p. 623).

 

Los adventistas enseñan, que aunque somos salvos por gracia, también obtenemos la salvación por guardar la ley. Esto es expiación parcial. Por lo tanto, tenemos que guardar el sábado, los 10 Mandamientos y pagar el diezmo para alcanzar la salvación.

6– JUICIO INVESTIGADOR

 

Una de las doctrinas básicas de los Adventistas del Séptimo Día es la enseñanza de que “Cristo, como una parte de su obra redentora, ha estado conduciendo un “juicio investigativo” o “juicio investigador” en el santuario celestial a partir de 1844.”

 

Esta doctrina fue formulada después de que el retorno de Cristo no ocurrió en la fecha que habían señalado, esto es, el 22 de octubre de 1844. Al día siguiente, a uno de los integrantes del grupo, llamado Hiriam Edson, repentinamente se le ocurrió que “en lugar de que nuestro Sumo Sacerdote haya salido del lugar santísimo de su santuario celestial para venir a esta tierra en el décimo día del séptimo mes, a final de los 2.300 días señalados en los pasajes proféticos, por primera vez él entró ese día en el segundo compartimiento del santuario y que tenía una tarea que realizar en dicho lugar santísimo antes de su venida a la tierra” (“Vida y Experiencia” por Hiriam Edson, tal como es citado en la obra “La fe profética de nuestros padres”, por LeRoy Froom).

 

La doctrina adventista considera que este “juicio investigativo” que Cristo conduce en el santuario celestial es parte de Su obra redentora. Nótese, por ejemplo, la siguiente declaración: “Ahora, mientras nuestro Sumo sacerdote está haciendo propiciación por nosotros, debemos procurar llegar a la perfección en “Cristo” (El Gran Conflicto, p. 680).

 

Pero, decir que Cristo está actualmente haciendo algo para completar Su obra de redención es sencillamente menospreciar las palabras que El pronunció desde la Cruz: “Consumado es” (Juan 19:30). El tiempo del verbo griego empleado en esta frase indica algo que ha sido acabado y terminado por completo y que permanecerá de tal manera. Traduciéndolo en forma literal diría: “Ha sido terminado por completo.”

 

Hebreos 10:12 dice: “Pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios”

 

Aquí también, se indica muy claramente que la obra redentora de Cristo ha sido realizada en forma completa y total.  Cristo terminó Su obra redentora en la cruz, y nada necesita ser añadido.

 

En El Gran Conflicto Elena de White explica de la siguiente manera este juicio que Cristo supuestamente está conduciendo en los días presentes: “A medida que los libros de registro se van abriendo en el juicio, las vidas de todos los que hayan creído en Jesús pasan ante Dios para ser examinadas por Él… En caso de que alguien tenga en los libros de registro pecados de lo que no se hayan sido perdonados, su nombre será borrado del libro de la vida y la mención de sus buenas obras será borradas de los registros de Dios… A todos los que se hayan arrepentido verdaderamente de su pecado, y que hayan aceptado con la fe la sangre de Cristo como su sacrificio expiatorio, se les ha inscrito el perdón frente a sus nombres en los libros del cielo; como llegaron a ser partícipes de la justicia de Cristo y su carácter está en armonía con la ley de Dios, sus pecados serán borrados, y ellos mismos serán juzgados dignos de la vida eterna” (El Gran Conflicto, pp. 536-537).

 

Juan 5:24 dice “De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida”

 

Es muy bíblico afirmar que una persona debe poner su fe en Cristo para obtener el perdón de sus pecados, pero no es bíblico decir que si alguno tiene pecados acerca de los cuales no se ha arrepentido su nombre será borrado del libro de la vida. Jesucristo pagó por completo la pena del pecado, sea ésta pasada, presente o futura, y ha dicho que cualquiera que cree en Él  ha pasado de muerte a vida.

 

Si, después de haber recibido a Cristo como Salvador, uno comete un pecado, no está en peligro de que su nombre sea borrado del libro de la vida si no se arrepiente de tal pecado. La confesión del pecado después de la salvación es necesaria para mantener la comunión con el Padre, pero no para retener la salvación. El asunto de la salvación ya ha sido concluido con anterioridad.

 

La salvación que presenta la Sra. De White es una salvación de tipo “fe más obras.” Nótese que ella dice: “como (los que se han arrepentido) llegaron a ser partícipes de la justicia de Cristo y su carácter está en armonía con la ley de Dios, sus pecados serán borrados, y ellos mismos serán juzgados dignos de la vida eterna.”

 

Sin embargo, de acuerdo con las Santas Escrituras, el carácter de una persona no determina su salvación; más bien, es la salvación de tal persona lo que determina su carácter.

 

2°Corintios dice: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosa viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.”

 

No es sino hasta que una persona recibe a Jesucristo como Salvador y es hecho “nueva criatura”, que dicha persona tiene el carácter que agrada a Dios.

 

Efesios 2:10 dice: “Porque somos hechura suya (de Cristo), creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.”

 

No puede haber buenas obras que agradan a Dios mientras una persona no tenga la salvación por haber recibido a Cristo como Salvador.

 

2°Corintios 5:10 dice: “Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo”.

 

Es decir que todo individuo será juzgado, pero tales juicios están todavía en el futuro, no en el presente. Aquellos que conocen a Jesucristo como Salvador un día comparecerán. Sin embargo, este será un juicio para determinar la recompensa, no la salvación. Solamente aquellos que ya tienen la salvación comparecerán ante el Tribunal de Cristo.

 

Apocalipsis 20:11-15 dice: “Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. “

 

Todos los que no tienen la salvación comparecerán ante el Gran Trono Blanco para que sus obras sean evaluadas y entonces serán arrojados al lago de fuego

 

Hebreos 9:12 contradice la teoría de White: “por medio de su propia sangre, entró (tiempo pasado) (no en 1844) en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención”. Hebreos 9:12, 25.

 

Elena white escribió: “es imposible que los pecados de los hombres sean borrados antes del fin del juicio en que sus vidas han de ser examinadas” (Libro El conflicto de los siglos)

 

Pero la Biblia dice:

 

Colosenses 2:13-15 Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

7– LA ANIQUILACIÓN

DE LOS MALOS

 

Castigo eterno 1. Los adventistas dicen que el castigo no es el infierno sino aniquilación, es decir, uno no existirá después de un período de sufrimiento. Para ellos el infierno es el sepulcro.

 

2. Pero la Biblia enseña que el incrédulo sufrirá castigo para siempre. a. Mt 25:46 — Si la vida eterna es vida para siempre, igualmente el castigo eterno es castigo para siempre. b. 2 Ts 1:8-9 — Eterna destrucción significa ser excluidos de la presencia del Señor y de la gloria. Uno que no existe no puede ser excluido de nada. 

 

Los Adventistas del Séptimo Día también sostienen firmemente la aniquilación de los malos, esto es, que los impíos dejarán al fin de existir y que el castigo que sufrirán no será eterno. Mucho del peso de su argumentación sobre tal doctrina descansa sobre la enseñanza bíblica que Dios es amor. Su razonamiento arguye que si Dios es amor no puede permitir que alguien sufra por toda la eternidad y que la existencia eterna es prometida solamente al creyente.

 

Es cierto que Dios es un Dios de amor. Las Escrituras abundan con versículos que recalcan esta gran verdad (Juan 3:16; I Juan 4: 7:10, etc.). por esta misma razón Dios proveyó a Su Hijo para que llevara el castigo de nuestro pecado de tal manera que nosotros no tengamos que sufrir la condenación. Dios ha hecho la provisión necesaria para la salvación de cada y toda persona, pero si un individuo rechaza lo que Cristo ya ha realizado en su favor, entonces será castigado por su propio pecado.

 

Mateo 25:46 dice “E irán estos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna”

 

La Palabra de Dios revela claramente que los incrédulos sufrirán un castigo eterno. No hay ninguna distinción entre los dos vocablos “eterno” y “eterna”, aparte del género masculino y femenino, que se usan en este versículo. Ambos son traducción del mismo vocablo griego. Por consiguiente, si se niega el “castigo eterno” que se menciona en este versículo, lógicamente tenemos también que negar la “vida eterna” que es proclamada en el mismo texto.

 

Antes que Cristo comience su reinado de mil años, Apocalipsis 19:20 dice: “Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuáles había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado a su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre”.

 

Al término del reinado de mil años de Cristo, Apocalipsis 20:10 dice: “Y el diablo que los engañaba fue lanzado al lago de fuego y azufre donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos”.

 

Estos 2 pasajes nos revela que los malos no cesan en su existencia.

 

8– NUESTROS PECADOS SERÁN FINALMENTE PUESTOS EN SATANÁS. EL CHIVO EXPIATORIO POR NUESTROS PECADOS

 

White dice en  la página 422 de TGC: “Cuando Cristo, en virtud de su propia sangre, quita los pecados de su pueblo desde el santuario celestial al final de su ministerio, Él pondrá sobre Satanás, quien, en la ejecución de la sentencia, deberá figurar la pena de final “.

 

De acuerdo con los adventistas, satanás se convierte en el chivo expiatorio de Levítico 16. Esta falta de distinción clara entre el perdón de los pecados en la salvación, y el borramiento de los pecados en algún momento en el futuro, hace que sea imposible que nadie lo sepa.

 

Tener los pecados de todos los hombres establecidos en satanás, asigna a satanás un papel indispensable en el acto de borrar los pecados. Esto anula la suficiencia de la obra terminada de Cristo.

 

9- SON MUY CONFUSOS CON LOS TEMAS DE LA PROFECÍA BÍBLICA

 

Los adventistas creen que Dios ha terminado con Israel. Romanos 11: 2 y 25 contradicen esta idea. Para esta secta, gran parte de la Revelación se había cumplido en el 500 AD. Ellos no entienden las 70 semanas de la profecía de Daniel. (Daniel 9: 24-27)

 

10– SE HACE PASAR COMO CRISTIANOS

 

Las doctrinas distintivas de la iglesia Adventista del Séptimo Día normalmente no son presentadas en sus programas de radio y televisión. Mucha gente escucha el programa de radio “La voz de la Esperanza,” o “La voz de la Profecía,” sin darse propiamente cuenta de que son programas adventistas.

 

Solamente después de que una persona recibe su literatura y la lee es que empieza a darse cuenta de la diferencia entre sus enseñanzas y las que constan en la Palabra de Dios.

 

Algunos líderes evangélicos han considerado a los Adventistas del Séptimo Día como siendo “hermanos evangélicos.” Sin embargo, sus enseñanzas acerca del pretendido juicio investigativo y del papel que juega Satanás en cargar con nuestros pecados, entre otras, son más que suficientes para mostrar que el evangelio del Adventismo del Séptimo Día es diferente del evangelio enseñado en las Sagradas Escrituras.

 

A causa de su desviación de las Escrituras, los Adventistas del Séptimo Día no pueden ser llamados correctamente evangélicos. Esto no significa que toda persona dentro de dicho movimiento esté perdida, sin salvación. Cualquier persona que confía solo en Cristo para su salvación tiene vida eterna, sin importar su afiliación religiosa. No obstante, es lamentable que la mayoría de los que pertenecen al movimiento adventista estén ciegos al galatanismo que enseña su iglesia y al cual jamás han renunciado sus líderes.

 

11- OTRO EVANGELIO

 

La teoría chivo expiatorio y juicio de investigación son “otro evangelio”. Pablo pone una maldición sobre aquellos que predican un evangelio falso como los adventistas. Gálatas 1:8-9 dice: “Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema”.

 

12,. LA DOCTRINA DEL ALMA

 

El alma 1. Los adventistas dicen que el alma es la persona en sí. El alma es el espíritu o aliento y también es el cuerpo. No es inmortal ni inmaterial. En el momento de la muerte la persona (el alma) duerme, es decir, ya no existe y será resucitada cuando Cristo regrese.

 

2. La Biblia dice que hay un aspecto del hombre que es inmaterial. En el Antiguo Testamento la palabra para alma sólo significa la vida que Dios pone en el humano y los animales. De todos modos el hombre fue creado en la imagen de Dios y esto es lo que refleja el aspecto inmaterial en él.

 

Pero en el Nuevo Testamento la palabra para alma significa la parte inmaterial del humano. El alma es algo aparte del cuerpo material (Mt. 10:28; 1 Ts. 5:23; Ap. 6:9-11). Al morir el cuerpo, el alma no duerme, sino que estará con Cristo hasta la resurrección del cuerpo (Lc. 23:43; Jn. 11:25-26; 2 Co. 5:6-8; Fil. 1:21-23)

13.- LA DIVISION DE LA LEY

 

1. Los sabatistas dividen la ley en dos partes. La ley moral (Ro. 3:31) es eterna y los cristianos deben de obedecerla. La ley ceremonial (Col. 2:14) es temporal y los cristianos no tienen que seguirla. La ley ceremonial se refiere a los ritos en Levítico para el sacerdocio y los sacrificios. De todas maneras tales leyes pueden ser guía como en el área de la dieta.

 

2. Para los sabatistas la ley moral incluye el cuarto mandamiento: santificar el día de reposo (el séptimo día).      Ellos creen....que...

 

a. El día sábado era parte de la creación (Gn. 2:1-3)

b. Israel guardaba el sábado antes de recibir los diez mandamientos (Ex. 16:21-30)

c. Jesús guardaba el sábado (Lc. 4:16; 6:5-6) d. Los apóstoles guardaban el sábado (Hch. 13:14, 44; 17:2; 18:4)

e. En el cielo se va a guardar el sábado (Is. 66:22-23)

 

3. Los sabatistas creen que se manifiestan los hijos verdaderos de Dios por el sello de guardar el séptimo día (Ez. 20:12, 20). Los que no guardan el sábado son los que van a seguir al anticristo y recibir su sello, lo cual es guardar el día domingo. Pero ellos aclaran que hay muchos cristianos verdaderos que equivocadamente se reúnen el día domingo.

 

4. El sábado según la enseñanza del Antiguo Testamento:

 

a. En el séptimo día Dios cesó de crear, no porque se cansó, sino porque quería contemplar, celebrar y gozar de lo que había logrado (Gn. 2:2-3). En Génesis, Dios todavía no había dado un mandamiento para guardar el sábado. Llegó a ser una ley u obligación el guardar el día sábado cuando Dios le dio a Moisés instrucción sobre el maná en Éxodo 16:21-30 y cuando le dio los diez mandamientos (Ex. 20 y Dt. 5).

 

b. El cuarto mandamiento era la señal del pacto entre Dios e Israel (Dt. 5:1-2; Ex. 31:1217). Este mandamiento fue dado con los siguientes propósitos respecto a Israel:

1) Para expresar regularmente que su Dios es creador o dueño de todo (Gn. 2:3) y que es creador de Israel y lo había apartado de todas las naciones (Ex. 31:17). 2) Para reconocer que Dios les dio el día de descanso para el bien de todo hombre y animal (Ex. 20:8-11; Mt. 12:1-14)

3) Para recordar que Dios los rescató de la esclavitud en Egipto y les dio descanso en Palestina (Dt. 5:15).

4) Para hacerles depender de y esperar en Dios y no en su propia labor (Ex. 16:21-30). 5) Para recordarle a Israel que Dios es también el dueño del tiempo.

 

5. El sábado según la enseñanza del Nuevo Testamento

 

a. Jesús y el séptimo día

1) Jesús, como judío obediente, guardó el sábado yendo a la sinagoga para cumplir la ley y ser el sacrificio perfecto (Ro. 8:3-4; He. 7:26-28).

2) Jesús, en su muerte, hizo un cambio radical entre el viejo pacto con Israel bajo la ley y el nuevo pacto con la iglesia bajo la gracia (Lc. 22:20; He. 7:22; 8:6-7, 13; 9:15; 10:9, 19-20). La señal del nuevo pacto es la cena del Señor (1Co. 11:23-26) que se celebra el domingo (Hch. 20:7; 1 Co. 16:1-2).

3) Jesús resucitó el primer día de la semana (domingo) y se juntó dos veces con los discípulos el domingo (Jn. 20:1, 19, 26).

4) Jesús llegó a ser el descanso o reposo en sí (Mt. 11:25-29).

 

b. Los apóstoles y el séptimo día

1) Los apóstoles se juntaban con los judíos en las sinagogas el día sábado para hablarles de Cristo (Hch. 13:14, 44; 17:2; 18:4) pero no era la reunión de la iglesia.

 

2) Los apóstoles se juntaban para la cena del Señor como iglesia el primer día o el domingo (Hch. 20:7; 1 Co. 16:2).

 

3) Pablo enseñó que los días de fiesta, luna nueva y el día de reposo eran sombra de lo que ha de venir, es decir, de Jesucristo (Col. 2:16-17).

 

4) Pablo nunca dividió la ley de Moisés en dos partes: la ley moral y la ley ceremonial. Es una sola cosa. Y él dice que tal ley no tiene dominio sobre los cristianos (Ro. 6:14); los cristianos han quedado libres de la ley (Ro. 7:6) porque están bajo la gracia (Ro. 6:14); y Cristo es el fin (la meta y objeto) de la ley (Ro. 10:4).

 

5) Seguimos las “leyes” del Antiguo Testamento solamente cuando los apóstoles las repiten en sus cartas. Pero ni una vez en sus cartas se habla de guardar el día sábado. Se menciona el día sábado 8 veces en Hechos pero siempre se refiere a la sinagoga. Se menciona el sábado sólo 2 veces en las cartas: Col. 2:16-17 dice que uno no tiene que guardar el sábado; He. 4:9 habla del reposo en que uno entra cuando cree (He. 4:3, 10) y experimentará totalmente cuando llegue al cielo. 

 

14.- LA DIETA DE LOS ADVENTISTAS

 

1. Los sabatistas dicen que uno no tiene que guardar la ley para ser salvo. Además dicen que no están tomando reglas de dieta de la ley de Moisés porque no están bajo la ley ceremonial. De todos modos toman la ley de Moisés como guía para exigir que sus miembros eviten ciertos alimentos por razones de su salud.

 

2. Ya que el cuerpo es el templo de Dios (1 Co. 6:19) los sabatistas dicen que “cualquier atentado contra la salud del cuerpo es un pecado grave ante Dios (1 Co. 3:16-17). Elena White dijo: “Aquellos que acortan sus vidas por descuidar las leyes de la naturaleza, están robando a Dios.” Por lo tanto, uno que quiere bautizarse y ser miembro de la iglesia de los Adventistas del Séptimo Día tienen que prometerse no usar ciertos alimentos o bebidas: Nada de alcohol o tabaco; nada de café, té ni mate; nada de carne de puerco, conejo, camarón, langosta, almeja, ostiones, pescado sin aletas y escamas, aves de rapiña y nocturnas, ni sangre.

 

3. La Biblia dice que Jesús declaró que toda comida es limpia (Mar 7:19) y Pedro recibió una revelación sobre el mismo cambio (Hch. 11:2-10). Pablo enseñó que la comida en sí no tiene nada que ver con el andar con Cristo (Ro. 14:1-4, 14, 17, 20; Col. 2:16; 1 Ti. 4:1-4). Es cierto que el cuerpo es algo que pertenece a Dios y no debemos abusarlo, pero la preocupación de Dios es que no usemos nuestro cuerpo para actividades que son inmorales y egoístas (Ro. 6:12-13; 12:1-2; 1 Co. 6:18; 10:31-33; 2 Co. 4:7-11; Fil. 1:18-20).

 

CONCLUSIÓN

 

Los Adventistas del Séptimo Día creen que uno se salva por creer en la muerte de Cristo y no por sus buenas obras. Pero sin querer, socavan su mensaje por agregar conceptos confusos acerca de la ley y el pago del pecado.

 

Ellos debilitan su mensaje correcto por las siguientes cosas:

1) Confían en Elena White como profetisa y creen que sus enseñanzas revelan la voluntad de Dios en estos días. Pero una mujer no debe enseñar a la iglesia (1 Ti. 2:12).

 

2) Dan la idea que uno no gana la salvación por obras, pero la mantendrá por las obras. Así que hacen hincapié en guardar el sábado, no comer comidas inmundas, y confesar bien todos los pecados para tener el sello del creyente verdadero. Esto es semejante al problema en Gálatas donde hubo personas que querían agregar a “creer en Cristo” cosas de la ley para asegurar su salvación (Gá. 2:14-16; 3:1-3; 4:10-11, 21; 6:12).

 

3) Producen inseguridad sobre la salvación por hablar del “juicio investigador”. No es seguro tu destino hasta después de que Cristo haya checado el récord de los que profesan creer. Pero la Biblia da plena seguridad al momento de recibir a Cristo (Jn. 10:27-28; He. 10:14-17; 1 Jn. 5:1113). ObreroFiel.com – Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.

SI TE HA GUSTADO ESTA PÁGINA

DEJANOS TU COMENTARIO

Y GRACIAS POR VISITARLA

Escribir comentario

Comentarios: 0

Reserva directo en Acapulco Cancun, Huatulco, Ixtapa Zihuatanejo, Puebla, Puerto vallarta, Veracruz, los Cabos

Aquí y te informamos como 

O HAS AQUI TU DONACION DIRECTA

Estado del tiempo en México

Alerta sismica en linea

La ultima advertencia 2016

Las profecias por ocurrir

DIOS NO ESTA MUERTO 2

Pelicula - ¡HIJO DE DIOS!

Mundo cristiano - Noticias

Del 18 de Noviembre de 2016

Del 25 de Noviembre de 2016

Testimonios-VIDA DURA T.V

CUARTO DE GUERRA

Amado Hno., Pastor o lider ¿deseas promover tu evento en nuestra página? podemos insertar tu poster o link en la pagina principal, solo contáctanos y nosotros te decimos como. Escríbenos en el siguiente formulario tus dudas.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. Mat.7:13

SUBAMOS AL MONTE

Debido a la situación que por largo tiempo hemos estamos padeciendo en nuestra nacion de Mexico y en nuestro estado de guerrero. Hacemos un llamado a cerrar filas y a unirnos en oración.

BENDICIONES

DE UNCION DE LO ALTO

Hola, unción de lo alto les desea hermosas y abundantes bendiciones y que el Dios de toda gracia les conceda las peticiones de sus corazones, les animamos a que sigamos adelante con nuevos propósitos y proyectos en Cristo para la honra y gloria de su santo nombre, a no escatimar esfuerzos sabiendo que la obra de nuestras manos no es en vano, por lo que ponemos en sus manos estos pequeños panes y peces y que el Señor lo multiplique en su corazon, y como dice su palabra, no nos cansemos de sembrar que a su tiempo segaremos, bendiciones a todos nuestros Hnos, amigos y siervos en Cristo, asi, como a toda la familia en la fé les deseamos los pastores  Martha  y Daniel. Iglesia Mundo de fe Renacimiento en Acapulco Gro.

Autores de esta página

CONTACTANOS VIA E-MAIL

Si deseas escribirnos en forma personal llena este formulario ya que en la sección de comentarios o del libro de visitas, A los e-mail el sistema no los registra, sino únicamente las direcciones de paginas webs, es por esto que no podemos contestar algunas peticiones que nos hacen  

         

QUE DIOS TE BENDIGA

Por favor inserta el código:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.