CINCO DIAS EN EL CIELO Y EN EL INFIERNO

Testimonio de Bernarda Fernandez

 

Este testimonio es dado por Jesucristo para que su iglesia se prepare. Todo empezó en una noche cuando me encontraba muy enferma y de acuerdo como iba avanzando la noche mi cuerpo seguía y seguía perdiendo fuerzas, era en una noche en la cual yo sabía que algo iba a ocurrir en mi vida, pero seguíamos alabando al Señor, seguíamos reclamandole la promesa al Señor como sanador, pero nada ocurría en mi cuerpo, era un ataque al corazón que me agarraba. Al llegar la madrugada, mi esposo me dijo que no iba a trabajar por que me encontraba muy enferma y no sabía que es lo que podría suceder, pero era el plan del Señor, querida iglesia del Señor, que mi esposo se fuera a trabajar y yo le dije que fuera sin preocuparse, pues yo no quedaba sola sino con mi Señor, y efectivamente, no quede sola sino con mi Señor.

 

 Y así llegó el momento decisivo que le va a llegar a cada persona, llegó el momento en el que sentí la muerte muy cerca de mi, y en ese momento tome el teléfono que estaba cerca de mi cama para despedirme de mis seres queridos, llamé a mi suegra y le dije que la estaba llamando porque me estaba muriendo y ella habiendo recibido una bendición grande por parte de Dios  me comunicó que algo grande iba a suceder conmigo en este día.

 

Asimismo llamé a otro hermano de la congregación contandole lo mismo y también él me dijo lo mismo, que iba a suceder algo grande conmigo en este día y que me levantara de la cama y que siguiera alabando y glorificando a Dios a lo que le contesté que yo no tenía fuerzas  ni aún para sentarme en mi cama, pero me contestó que nuestro Señor  les informaba que yo le reclamara la fuerza a Jesucristo.

 

Yo comencé en ese momento a pedirle a nuestro Señor su fuerza y le dije que EL es mi fuerza y a pesar que mi cuerpo ya no tenía fuerza alguna, comencé a sentarme en aquella cama, me paré de mi cama pero ya las piernas no sostenían mi cuerpo, ya mi cuerpo se comenzaba a tambalear de un lado para otro, era el momento decisivo para mi vida, era el momento de mi encuentro con mi Salvador, recuerdo que ya mis palabras eran bien bajas pero mi espíritu clamaba al dador de la vida, al Dios Todopoderoso en aquel momento no se escuchaban aquellas palabras en aquella habitación pero los oídos de mi DIOS estaban atentos a aquel clamor que le daba en aquella habitación.

 

Le decía ven Señor JESUS que yo te espero, ven Señor JESUS, yo sé que TU eres real. En aquel momento miré como toda la habitación se llenó de fuego, una luz preciosa la llenó en ese momento sentí temor, pero cuando ví que aquel fuego y aquella luz no era nada terrenal sino que era algo celestial, todo temor desapareció de mi vida y en aquel momento comenzaron a descender personajes celestiales, yo veía Angeles que llegaban a aquella habitación, Angeles a quienes los podía ver caminar, Angeles a quienes yo podía oir hablar, y les puedo asegurar hermanos en Jescuristo que no estamos solos, hay verdaderamente Angeles de Dios que se encuentran alrededor de aquellos que le temen al Señor.

 

Pero yo seguía clamando al dador de Vida yo seguía clamando al Dios Todopoderoso, y en aquel momento miré a través de mi ventana como entraba un ser inconfundible, era mas precioso que los Angeles y los Arcángeles era alto, fuerte, jamás he visto estatura de hombre semejante en la tierra, venía todo vestido de blanco, tenía un cinto de oro cruzado en el pecho que caía amarrado a la cintura, tenía una cinta en el pecho con letras de oro que decía: “ FIEL y VERDADERO” calzaba sandalias, sus cabellos era rizados y caían hasta los hombros, eran como lana blanca, su rostro brillaba como cuando el sol alumbra en todo su esplendor, sus ojos eran como llamas de fuego pero de ese rostro precioso, amoroso brotaba un amor inmenso y ahí llegaba el Rey de Reyes y Señor de Señores.

 

Mi cuerpo comenzó a temblar porque delante de la presencia de Dios tiembla la tierra. Ya mi cabeza estaba cabizbaja pero yo sentía esos pasos seguros que venían hacia mí, llegando tan cerca mio y cuando lo hizó sentí el toque del DIOS TODOPODEROSO, levanté mi rostro y cuando ví su rostro de cerca que me dijo: “Mira yo soy JESUS” , en ese momento caí como muerta, ningún otro ser humano se encontraba en aquella habitación, solamente el Señor y sus Angeles. Cuando caí lo hice muy apartada de mi cama pero cuando recuperé el conocimiento me encontraba echada en mi cama y al lado derecho de ésta se encontraba sentado el Rey de Reyes y el Señor de Señores, mi cuerpo permanecía inmobil, mis ojos se encontraban bien abiertos sin pestañear, mirando a ese DIOS real mirando a ese DIOS verdadero.

 

En quel momento me habló y me dijo: “No temas, yo soy aquel JESUS que murió por ti, mira las marcas de aquellos clavos todavía estan en mis manos. En aquel momento me dijo :”He dejado mi Trono de gloria porque tengo que hablar contigo”, me dijo que habían muchas cosas en mi vida que yo aún debo entregarle a EL. Yo creía que ya le había entregado todo a JESUCRISTO, pero por la boca del que nos puede ver por dentro y por fuera , escuchaba en ese momento que aún quedaban cosas por entregarle. Le pregunté :” Señor que es lo que queda por entregarte?” me dijo: “En tí hay ira, pereza , y también hay división . Todas estas cosas minan a mi pueblo. Ustedes dicen que pertenece ya a la carne pero tienen que entregarmela si quieren entrar en mi Reino. Yo no exijo de ti el 25% ni el 50% ni siquiera el 95% sino el 100% porque aquel que te llamó es Santo, es sin mancha y sin arruga y sin cosa semejante.

 

Cuando El terminó de tratar con mi vida me dijo que ivamos a dar un viaje. Le pregunté si se trataba del viaje misionero que tenía que hacer y me contestó que no y me ordenó que me levantara de mi cama, y lo hice y lo mas hermozo que pude experimentar  en ese momento es que  yo admiraba a mi SENOR como un amigo como un hermano mayor. En aquel momento nos paramos a través de mi ventana , todas mis ventanas miran hacia la ciudad de Nueva York, en ese instante miré que aquel rostro maravilloso se tornó triste en aquel momento el Señor se puso a llorar y me dijo mira se predica mucho mi palabra pero ya no quieren oir mi palabra ya el pecado de esta ciudad ha subido delante de mi Padre, en quel momento me decía : “Se predica mucho mi palabra, pero no quieren oírla, es otra Sodoma “ y en aquel momento me presentaba y miraba esa vision viendo como los homosexuales desfilaban por las calles aún habiendo alcaldes y governantes leyendo delante de ellos y el Señor decía que era otra Sodoma y luego quedó mirandome fijamente y me dijo: “ Vivo yo sino descendaran mis juicios muy pronto sobre este país. Y en aquel momento cuando dijo esto comencé a llorar y me dijo:” No debes de temer, porque cuando el juicio de mi PADRE descienca hacia la tierra, mi Iglesia ya no estará en la tierra.

 

Volvi nuevamente a mi cama y me dijo nuevamente que ibamos a dar un viaje, yo le pregunté si se trataba del viaje misionero que tenía que hacer y me contestó que no, me dió el nombre de un hermano de la congregación a la que pertenezco, me dijo que lo llamara y le dijera:” Dile que tu Espíritu va a salir de tu cuerpo, que ese cuerpo va a quedar sin vida, que no lo entreguen a las autoridades, ni que lo lleven a ningún Hospital, ni Funeraria alguna, porque YO, el dador de la Vida me llevo tu Espíritu pero tu Espíritu regresará, diles que esperen en mí, que confíen en mi, diles que le digan a tu esposo que yo soy la Resurección y la Vida y el que cree en MI aun estando muerto, vivirá!.

 

En aquel momento se aparto de mi lado, de aquella cama, extendió su mano y escuché esas palabras preciosas que me dijo: “Ven “ , en ese instante sentí un dolor inmenso que llenaba mi cuerpo, retorciendose de dolor, y brincando en aquella cama salio otro cuerpo, un cuerpo que ya estaba vestido todo de blanco, que brillaba como brillaba el Señor, un cuerpo que no necesitaba que le abrieran puertas para salir y el Señor me dijo: “Mira este es el cuerpo que muy pronto tendrá mi Pueblo”, en aquel momento miré y esa persona interior que se hallaba de la mano del Señor, lista para partir con el Señor escuchó que el Señor le dijo: “Mira y yo miré hacia la cama y miré mi cuerpo que quedaba en aquel lecho, un cuerpo pálido, sin vida y el Señor me dijo: “ Eso de nada sirve, eso es polvo y al polvo ha de volver”

 

Señalando al espíritu me dijo: “ Esto es lo que pertenece a mi Espíritu,  porque esto es lo que yo le dí al hombre. Salimos de la habitación y yo pensaba que ibamos a ir directamente al cielo pues yo estaba segura de mi salvación, pero descendimos y bajamos a la profundidad de la tierra, llegando al corazón de ésta y cuando estuvimos allí nos detuvimos frente a un Tunel oscuro, un tunel maloliente, algo que daba horror, en ese momento me volví al Señor y le dije: “Señor yo no quiero ir a ese lugar”.Pero el Señor con su voz fuerte me dijo: “ Es necesario que tu vayas allí primero para que veas lo que hay en ese lugar”

 

Entramos por aquel Tunel oscuro, por aquel Tunel maloliente y cuando llegamos a la mitad de ese Tunel mi espíritu comenzó a oir y experimentar lo que dice la palabra de Dios, (Mateo 8,12, / Mt.13,42/ Lucas 16, 28/ Isaías 33,14/ Apocal. 20,1 y 20, 15) que allí es el lloro y el crujir de dientes, hacia mi llegaban unos alaridos terribles los que jamás voy a poder olvidar. Llegamos al final de aquel Tunel oscuro, nos paramos en una roca y cuando nos paramos en esa roca el Señor me dijo: “Mira “ y delante de mi se encontraba un enorme pozo que no tenía fin, delante mio se encontraba ese expectáculo horroroso, ese Infierno real, ese Infierno verdadero que no es ningún “cuento de hada” que no es nada inventado por la Iglesia del Señor.

 

Delante mio se hallaba ese expectáculo. En aquel momento miraba a aquellos que se encontraban en el Infierno con aquellos cuerpos lascerados, con aquellos cuerpos atormentados, era algo espantoso, yo lloraba y miraba al Señor y en aquel momento me dijo: “Grabate este lamento y al mismo tiempo escuchaba un coro desesperante que no cesaban de decir: “Ay, Ay, esto es para SIEMPRE “ Allí no hay nada para nadie, allí solo se debate el sufrimiento eterno, el dolor, el odio por los Siglos de los Siglos. En aquel momento experimenté algo y fue que sentí una gran responsabilidad por ser parte de la Iglesia de JESUCRISTO. Y en aquel momento me volví al Señor y le pregunté: “ Señor hay alguien aquí de mi familia?”. El Señor me dijo que no me iba a permitir el ver a nadie de mi familia, saben ustedes porque mis quereidos hermanos en Jesucristo? Porque a veces predicamos el Evangelio a todos, pero cuando llegamos donde mama, o papa, quienes pertenecen a la gran Babilonia , no nos atrevemos a predicarles sobre el Evangelio de Jesucristo, porque ellos se enojan, pero es mejor que se enojen a que se pierdan para siempre.

 

Volví a preguntarle al Señor si había alguien de mi familia en ese lugar y me contestó nuevamente que no me permitiría ver a nadie de mi familia allí. Pero insisti y le pregunté si habia alguien que yo conocía allí?. Y el Señor me dijo:”Si hay alguien quien tu conoces y si te voy a permitir que los veas”. En aquel momento miré como un joven subia desde las profundidades del Infierno. Yo recuerdo cuando mi esposo y yo estabamos en campañas de Evangelización en la Ciudad de Santigo en la República Dominicana. Mi esposo y yo haciamos camapañas en una plaza, pero era voluntad del Señor que fueramos a una casa en el día y mientras mi esposo predicaba la palabra y yo me hallaba tranquila, oyendo la palabra del Señor cuando escuché la voz del Señor audible que me dijo:”Levántate ahí pasa Alejandro, ve y hablale de mi a Alejandro porque le doy su última oportunidad.

 

En aquel momento miré hacia la calle y efectivamente en ese instante pasaba aquel joven llamado Alejandro. Fuí donde él, le presenté a JESUCRISTO como su Salvador como libertador y comenzó a reirse a carcajadas y me contesto:” Yo no creo que Dios existe yo no creo que Jesucristo existe, ustedes son una zarta de locos, de fanáticos que andan por el mundo entero diciendo que Jesucristo viene pero nunca va a venir”. Pero que equivocado que estaba Alejandro en aquel momento sentí por el Espiritu que Alejandro se burlaba del pueblo de Dios que Alejandro se burlaba de Jehová Dios de los Ejércitos y Jehová Dios da la vida y EL la quita cuando quiere, le dije Alejandro tu vas a morir pronto y el Dios a quien yo sirvo me dijo que te daba tu última oportunidad, volvió a reirse a carcajadas, se movía de un lado para otro y me decía : “mirame bien estoy muy joven para morir, me queda una vida muy larga para poder gozar mi vida aquí en la tierra”, pero Alejandro murió exactamente como lo anunció el Señor, dos o tres semanas después. Alejandro no tuvo la entrada al cielo que es la Salvación a través de Jesucristo, lo mataron cuando estaba borracho y los borrachos no heredarán el Reino de los Cielos y Alejandro fue a caer al Infierno, a aquel lugar de tormentos. En ese momento miraba a aquel joven, aquel rostro conocido miraba su cuerpo lascerado. Lo que mas me llamó la atención fueron unos gusanos enormes que atormentan a aquellos que se encuentran en el Infierno, y atormentado moviendose de un lado para otro y con un grito desgarrador en la profundidad de la tierra me dijo: “Ay, Ay esto es para siempre”, Alejandro me reconoció igual que yo, y me dijo yo ya no tengo otra oportunidad  yo la desprecié pero ve y hablale a mi familia para que no vengan a caer en este lugar de tormento. Por eso es el tiempo de hablarle a nuestra familia, a nuestros  compañeros de trabajo de hablar donde quiera que vayamos que hay un Dios que libera.

 

En aquel momento el Señor me dijo:” Quiero que veas algo mas” me enseño una multitud atormentada y me dijo: “Parte de esta multitud me conocieron una vez, una vez gustaron de esa salvación tan grande” y me dijo: “Dile a mi pueblo que este camino no es del que lo comienza sino del que lo termina” y lo terminaremos el día que llegue esa Jerusalem preciosa.

Y me dijo que el camino es estrecho y angosto por el cual llegaran al cielo y me dijo que en estos últimos tiempos van a venir muchas pruebas. Mi pueblo, mi iglesia va a ser probada como el oro y el camino ustedes lo van a ver tan estrecho que van a creer que no van a poder avanzar pero cuando más estrechos ustedes lo vean allí yo voy delante y los llevo de la mano.

 

Por eso no debemos temer porque Dios va delante de nosotros como Poderoso Gigante.

 

Pero no solo eso me dijo. Aquí esta multitud que me decía Gloria a Dios Aleluya!  Y perdieron su salvación allí en la tierra. No entendí bien al Señor y le dije: “Estaban dentro de tu pueblo?” y me dijo que si . Sabes porque perdieron su salvación ? por el mal testimonio que daban alla en la tierra, hay muchos que solamente dan testimonios cuando estan dentro de las cuatro paredes, solo en la iglesia, solo daban testimonios cuando estaban delante del Pastor o de la madre y el padre. Pero que equivocados que estan, los ojos de mi Padre están mirando la tierra y mira su andar, su salir, su hablar. En aquel momento me decía que donde quiera que vayamos ahí estan los ojos de Dios y perdieron su salvación porque no daban testimonio de que eran creyentes, no hablaban como creyentes, no se comportaban como creyentes y me dijo que le dijera a su Pueblo que ya es tiempo de que vivan irreprensibles delante de mi Padre, delante del diablo y delante del mundo. Que el diablo no tenga de que acusar a mi Pueblo, que el mundo no tenga de que señalar a mi Pueblo. Hay muchos a quienes el diablo y el mundo acusa porque hay de que acusar. Ya es tiempo de vivir irreprensible, de decirle a eseta carne pecaminosa no y decirle a Dios crezca en nosotros.

 

Caminamos un poco mas y llegamos a otro lugar donde había un enorme lago que hervía de allí salía un olor desagradable y el Señor me dijo: “Este es el lago de fuego y azufre que ya está preparado para el diablo, falso profeta, para el anticristo, pero esto yo no lo hice para el hombre, pero allí entrarán aquellos que no me acepten como su único salvador y aquellos que no cumplen mi palabra”. En aquel momento el Señor volvió a llorar y me dijo que eran más lo que se perdían que los que se salvaban y me enseñaba cuantos caían por minuto en el Infierno.

Y me dijo:” Cuantos caen por minuto en el Infierno y mi Iglesia duerme” Frente aquel Lago me dijo: “Mientras mi Pueblo que tiene el poder, que tiene mi palabra y el Espíritu Santo, están cansados, perezosos.

 

Hay religiones demoníacas que andan por el mundo entero diciendole a muchos allá en la tierra que no hay Infierno y mandando a muchos a caer aquí. Pero ve y diles que aunque el hombre y miles de hombre anden por la tierra pregonando que no existe el Infierno YO te quiero asegurar que SI hay un Infierno”. Yo no fuí lanzada a aquel Infierno pero el calor de aquel fuego que no se apaga llegaba hacia mí, hay un Infierno real pero hay un Cielo real para aquellos que le sirven al Señor.

 

Comenzamos a salir de las profundidades de la tierra y comenzamos a subir y llegamos a un primer Cielo y subimos y llegamos al segundo Cielo ahí el Señor me enseño el Sol y las estrellas y me dijo: “Mira yo llamo a cada estrella por su nombre, mira ese Sol, solo mi Palabra hace que ese Sol alumbre a buenos y a malos, pero llegará un tiempo muy pronto que ese Sol no alumbrará más y todo se volverá tinieblas.

 

Seguimos subiendo y llegamos al tercer Cielo, ese es el Cielo de Dios. Cuando llegamos al tercer Cielo, si lloraba y me lamentaba cuando estabamos en el fondo de la tierra , cuando llegué al tercer cielo me quedé quieta me quedé maravillada, delante mio se encontraba una Ciudad maravillosas, no edificada por la mano del hombre sino edificada por la mano del Rey de Reyes y el Señor de Señores , miraba unos muros altos edificados en oro puro con piedras preciosas. Mire doce puertas, cada puerta era una perla preciosa, en cada puerta había un Angel poderoso parado, en cada puerta estaban los nombres de las tribus de Israel. Yo creía que no me iba a dejar entrar y el Señor me preguntó si quería entrar, le contesté que sí y me dijo: “Entra porque yo soy la puerta”. Entré por aquella puerta maravillosa miré un jardín precioso con flores de diferentes colores. Me dijo quieres entrar en ese jardín. “Entra, esto lo tengo preparado para ti y para mi pueblo.

 

Entré en aquel jardín he hice ramos de flores. Llegó el momento en que el Señor llamó en aquel momento yo corría en ese jardín como una niña haciendo ramos de flores, nunca he visto flores tan maravillosas en la tierra, un perfume llenaba aquella Ciudad maravillosa. El Señor llamó y cuando se oyó la voz del Señor en aquella Jerusalem preciosa se acercó un Angel fuerte, poderoso y el Señor me dijo: “Mira este es Miguel es el que comanda mi ejército” En aquel momento me dijo que mirara y en un extemo de aquel jardín precioso vi un ejército a caballo, y me dijo : “ Este no es un ejército de hombres es el ejército de mi Padre, el ejército de Jehova Dios de los ejércitos y me dijo: “ Ese ejército está a disposicón de ustedes, mi pueblo, no deben de temerme, pues más son los que están con ustedes que los que están en el mundo”.

 

El Señor llamó a otro Angel tan fuerte como Miguel y me dijo: “Este es Gabriel y es uno de los mensajeros de mi pueblo”, y me dijo unas palabras muy importantes que yo atesoro en mi corazón. Me dijo: “Todavía Gabriel lleva mensaje a mi pueblo”. En aquel momento me quedé mirando al Señor extrañada y me dijo: “Mira yo soy el mismo Dios que anduvo con Moisés yo soy el mismo Dios que anduvo con Abraham, yo soy el mismo Dios que cuando Elía pedía fuego del Cielo mandaba fuego del cielo y yo soy el mismo Dios de ustedes, yo no he cambiado, soy el mismo de ayer de hoy y por los siglos de los siglos. Ustedes son los que han cambiado ustedes son los que tienen un dios mediocre un dios limitado pero Yo soy el DIOS todopoderoso que hice los Cielos y la Tierra y a ese Dios poderoso es que ustedes le sirven. 

 

Te voy a enseñar cual es la situación de mi pueblo en estos últimos días. Miraba a todo el pueblo de Dios y la iglesia de Jesucristo, miraba una iglesia débil una iglesia tambaleandose y en aquel momento me dijo: “Tu crees que yo puedo levantar una iglesia así?” Cuando la iglesia que voy a levantar es una Iglesia gloriosa sin mancha y sin arrugas y sin cosas semejantes, existe mentira, división entre mi pueblo, desamor mi pueblo está dividido. Te voy a enseñar la situación de mi pueblo, pero te voy a enseñar como anduvo la iglesia primitiva y fue como si en ese momento yo me encontrara dentro de la iglesia apostólica, y era una iglesia gloriosa, poderosa una iglesia de ayuno, de oración que predicaba la palabra de Dios sin miedo. Dios me dijo: “Mira la iglesia primitiva, creen ustedes que yo he cambiado, mi Espiritu es el mismo. La falla de ustedes está en que han entrado en rutina y en progrramas de hombres y se han olvidado que el programa lo trae el Espíritu Santo del Cielo.

 

 

Ve y dile a mi pueblo a los pastores que ya no es tiempo de rutina, ya es tiempo de tomar el programa que trae mi Espíritu Santo del Cielo. Y me dijo que vamos a ver el Espíritu Santo que se movía en la iglesia primitiva. Se verán haciendo muchos milagros, resucitando muertos, haciendo prodigios a traves de los santos en estos últimos días.

 

Es necesario que volvamos a la iglesia primitiva. Dios me dijo: Mi pueblo se ha olvidado de alabarme, y mi pueblo ha entrado en rutina, ya mi pueblo no me alaba se han olvidado que yo habito en medio de la alabanza de mi pueblo. Hay que alabar a Dios a quien sana, liberta, es tiempo de doblar rodillas, de ayunar y clamar. Dios me dijo que estabamos en este mundo pero que no pertenecemos a este mundo y me dijo que aunque el diablo no lo quiera se acerca un avivamiento grande para mi pueblo en estos últimos días de la tierra. Pero mi Espíritu Santo va a comenzar a sacar lo oculto y lo vergonzoso que queda dentro de mi pueblo. Y me dijo acompañado de ese avivamiento vuelven los tiempos de................... para mi pueblo porque hay mucho mentiroso dentro de mi pueblo.

 

Cuando salimos de aquel jardín y subí a unas calles de oro preciosas, el Señor me dijo que las toque porque si existen calles de oro. Me dijo: “Cuando mi siervo Juan contaba que había visto calles de oro eran verdaderamente calles de oro. Dile a mis siervos que muy pronto estarán caminando por estas calles de oro de la mano del dador de la vida”. Y que bueno es andar aquellas calles de oro. Llegué frente a un Trono precioso, en aquel momento ví Angeles, Arcángeles, Querubines, Serafines, ví 24 Tronos con 24 ancianos sentados miraba aquellos seres vivientes que no cesaban de alabar y glorificar a aquel que estaba sentado en aquel Trono decían : “Santo, Santo Jehová Dios de los ejércitos, llenos están los cielos y la tierra de la majestad y el poder de tu Gloria, Amen”, Aquel cielo se llenaba de alabanza. Aquellos 24 ancianos se quitaban las coronas y se postraban y adoraban a aquel que es, a aquel que ha de venir el Alfa la Omega el principio y el fin. El Señor me dijo:” Mira si los 24 ancianos me alaban, los Angeles, Querubines, Serafines me alaban, quienes son ustedes para no alabar y glorificar a aquel  que murió por ustedes a aquel que les dio vida a aquel que murió en madero pesado. Por eso es tiempo de alabar a Dios, de glorificar y levantar manos santas y glorificar a a aquel que vive en medio de la alabanza de su pueblo.

 

Un rio de agua de vida salía de aquel Trono precioso, de un extremo del rio y de las calles de oro estaba el arbol de la vida alrededor de aquel Trono había un arco iris precioso delante de aquel Trono había un mar como de cristal en aquel momento le dije: Señor quien esta sentado en ese Trono, y me dijo:” Es mi Padre Jehová, Dios de los Ejércitos, le pedí si podía verlo y me dijo que no es tiempo de que vea al padre. Pero ahí había un DIOS poderoso porque de allí salían truenos, relámpagos y escuché una multitud como el estruendo de muchas aguas que decían Aleluya! Y esas voces se confundian con los Angeles y los Arcángeles que decían Aleluya! Y el Señor me dijo esos son ustedes los redimidos que vienen a alabarme muy pronto delante de ese Trono delante de mi Padre. Miré siete Angeles con 7 copas de oro y otros Angeles con 7 trompetas y me llamaron mucho la atención y es como decir a esos siete hombres esperenme aquí hasta que yo venga y les de ordenes.  Le pregunté Señor y que pasa  con esas copas. Me contestó que están llenas con la ira de mi Padre y muy pronto serán derramadas sobre la tierra. Pero entonces en aquel momento me dijo unas palabras muy preciosas: “Cuando esas copas sean derramadas y esas trompetas sean tocadas, mi iglesia no va a pasar por la gran tribulación, me dijo que antes que se manifieste aquel inicuo, aquel hombre de pecado, mi iglesia escuchará el final del toque de trompetas y nos encontraremos en las nubes.

 

En aquel momento todavía permanecía delante del Trono paso un tiempo mas el Señor se paró a la diestra del Padre y me tocó y me dijo que mirara y vi como en aquel momento la iglesia del Señor era tomada de la tierra miles y miles desaparecían, en aquel momento los hospitales donde habían recién nacidos, éstos habían desaparecido, los padres buscaban a los hijos, el mundo estaba consternado había una desesperación en el mundo, corrían de un lado para otro, se oían las noticias en radio y televisión miraba los períodicos y en primera plana salían con letras grandese y rojas que decían miles han desaparecido. El Señor me dijo que muy pronto se escucharan esas noticias en todo el mundo, aprecerán en primer plana que miles y miles han desaparecido. Luego de que la iglesia del Señor fue tomada el Señor me dijo: “Mira, mi pueblo es el que detiene mis juicios sobre la tierra. Y en aquel momento la iglesia fue tomada de la tierra, se manifestó aquel inicuo, aquel hombre de pecado. Era algo espantoso seguían los otros toques de trompeta y era juicio tras juicio sobre los moradores de la tierra y llegó un momento en que un Angel salió de aquel Trono y voló y miró hacia la tierra y dijo:”Ay de los moradores de la tierra cuando vengan los otros toques de trompeta” y vinieron los otros toques de trompeta, el Señor comenzó a abrir los sellos y lo que más me llamó la atención fue un terremoto que vino sobre los moradores de la tierra y ví como países enteros desaparecían.

 

Miré una gran multitud frente ante una guillotina ensangrentada y el Señor me dijo: “Mira todo esto era pueblo mío”, no entendí al Señor me dijo: “Estos eran pastores” y le pregunté Señor porqué hay tanto pueblo tuyo quedado en la tribulación? ¿Porqué hay pastores si ellos predicaron tu palabra? Me contestó: si ellos predicaban mi palabra pero no vivían mi palabra. Hay que predicarla y hay que vivirla.

 

En aquel momento me enseño otra multitud de pastores y me dijo: “ Estos ya no predicaban mi palabra porque ya no podían predicar mi palabra en este siglo que estamos viviendo mi palabra como está, ya no podían predicar a mi pueblo porque se iba el que diezmaba y ofrendaba mas y ellos tenían la mira puesta en el dinero. Pero en aquel momento el Señor me dijo unas palabras muy preciosas “ve y dile a mis siervos que a ellos los llamé yo, el dueño del oro y del dinero y que yo los voy a suplir conforme a mis riquezas en gloria. Hay que predicar la palabra tal como está EL me dijo. Muchos dicen esa no es la interpretación y el Señor me dijo que”  es tal como está así la dejé y no la pueden adulterar” y allá en la tierra hay muchos que adulteran mi palabra.

 

Miré una puerta preciosa, al traspasar esa puerta llegamos a una antesala de aquella Jerusalem preciosa y el Señor me dijo: “Este es el Paraíso”. Allí pude ver a los siervos que han dormido en el Señor, pude ver a Pedro, Juan, Pablo. Yo le pregunté que donde estaba Abraham, ya que yo me lo imaginaba viejito y callendose y se acercó un joven como de 25 años y el Señor me dijo: “Este es Abraham el padre de la fe”. Pero en aquel momento lo que mas me gustó es que no había nadie más grande que nadie. Allí todos alababan y glorificaban a aquel que estaba en aquel Cielo preciosa. El Señor llamó a una mujer preciosa, como todas las que estan allí y me dijo: “Esta es Maria y dijo di en la tierra aque Maria no es la reina del Cielo que el Rey del Cielo soy yo, el Rey de Reyes y Señor de Señores aquel que dice: “Yo soy el camino, la verdad y la vida y solamente a través de Jesucristo se llega al Padre”.

 

Dile a esa humanidad que está vendada y diles que no hay Purgatorio si hubiera un Purgatorio yo ya te lo hubiera enseñado, solo está el Infierno que te lo ensené, el Lago de fuego, la Jerusalem preciosa y el Paraíso. Diles que no hay Purgatorio eso es una mentira del diablo y del hombre para ganancia. No hay Purgatorio.

 

En aquel momento volví a la Jerusalem preciosa me llevó frente a un depósito donde habían vestiduras blancas de lino finísimo y en aquel momento le pregunté que significaban me contestó: “Estas vestiduras blancas estan preparadas porque las van a usar en la gran Boda del Cordero “En aquel momento también vi un depósito con coronas y pregunté por las coronas y me contestó que son las coronas de la vida.  Llegúe a un lugar donde había un enorme Libro de Oro. El Señor se acercó  a aquel gran Libro y lo abrió, yo no me atrevía a acercarme pero EL me dijo que me acercara, abrió aquel gran Libro y me dijo que es el Libro de la vida.

 

En ningun momento cuando estaba en el Cielo me acordé que tenía hijos y esposo, pero en aquel momento en que el Señor ojeaba aquel gran Libro, cuando llegó a una página la señaló con el dedo y vi los nombres de muchos de mi congregación que aparecían en el libro de la vida. Pero al buscar algunos nombre de personas de mi congregación no aparecían allí, y eran hermanos que cantaban, predicaban y tocaban instrumentos y al preguntarle al Señor porque estos nombres no aparecían en el libro de la vida me contestó que debido a las malas acciones que hacían en la tierra, dichos nombres habían sido borrados. Pero en aquel momento mientras yo estaba frente a aquel gran Libro aquellos hermanos venian y se reconciliaban de nuevo en la tierra con el Señor y sus nombres aparecían nuevamente en el Libro de la Vida.

 

Ahora voy a pasar a la última experiencia. Hace más o menos un año y diez meses mientras se celebraba una reunión en mi hogar. Estabamos preparándonos para discipular, nosotros creemos que hay que discipular, hacer seguimiento para instruir discipulos. En ese momento mientras alabamos al Señor, había como 20 hermanos allí. Yo noté que era un Pentecostés en aquel Departamento. De pronto llegó mi suegra, una anciana muy activa en las cosas del Señor, y me dijo: Bernarda, hay que parar la alabanza, yo vivo en un condominio privado con un guardian las 24 horas del día y no se puede hacer bulla. Se habían quejado por la bulla y me dijo que tenía que parar la alabanza, en aquel momento me paré para parar la alabanza y sentí la voz del Señor que me dijo: “No lo hagas porque cuando ellos se reunen para hacer bailes para el diablo y basuras de este mundo, nadie los manda a parar, siganme alabando y glorificandome”. Seguimos alabando y glorificando al Señor y llegó el momento en que vi el curso que tomaba aquella reunión y dije que iba a pasar algo grande y me quedé tranquila y escuche unas palabras que el Señor me dije en el tercer Cielo en mi primera experiencia “ire por ti te tomaré y te quedaras conmigo. En ese momento comencé a hablar con mi Señor y le dije que no es el tiempo que yo me fuera con EL. Que yo tenía que llevar este mensaje a todo su Pueblo para que se prepare, que tengo los niños muy pequeños y comenzé a hablar de esa manera con el Señor y EL no me contestaba.

 

De pronto que vi una luz que llenó aquel Departamento como una pantalla gigantesca, no solo yo ví esa luz otros hermanos también la vieron. Aquel cuarto se iluminó y todos cayeron postrados bajo el poder del Dios vivo, Poderoso. Yo me quedé parada y en aquel momento hablé con mi Dios, yo sabía que iba a suceder algo, esa luz comenzó a tomar forma y tomó la forma de mi Señor Jesucristo, miraba a ese Dios poderoso y glorioso con aquellos ojos como llamas de fuego, con aquella mirada serena con aquel rostro amoroso como jamás he visto aquí en la tierra, se movía en todo el departamento, trató directamente con cada hermano, yo seguía hablandole al Señor si ha llegado el tiempo de irme contigo?. Llegó el momento en que yo quería decirle a esos hermanos lo que iba a suceder y quería comunicarles que ha me iba con mi Señor y no me salían las palabras en español pero ya no me salían palabras en idioma sino palabras en lenguas.

 

Había una hermana que se encontraba cerca de mi, me abracé a ella y en aquel abrazo quería decirle que ya me iba con el Señor y llegó el momento en que vi que aquel Dios poderoso caminó me miró con aquellos ojos preciosos con aquel rostro maravilloso con aquella mirada serena, llegó tan cerca de mi y cuando sus ojos penetraron los mios no hubo palabras en mi Señor y en aquel momento mi espíritu salió de mi cuerpo y mi cuerpo se desplomó en aquella alfombra. Mi espíritu se quedó en el aire. Llegó el momento en que yo veía todo lo que sucedía y observé como habían policías en la puerta quienes preguntaban que habían tenido información de que una mujer habia muerto allí y querían entrar para ver que es lo que había pasado.

 

Mi esposo aún mirando mi cuerpo en el suelo todavía y les contestó que no había pasado nada que solo estaban alabando y glorificando al Señor. Pero ellos insistían en entrar pero gracias a la intervención de mi Señor al final solo dijeron que se iban pero que alabaran al Señor un poco mas bajo. Llegó el momento en que el Señor tomo mi espiritu de la mano siendo transportada en el espiritu a la Republica Dominicana y el Señor me dijo:”Tienes que venir pronto a este país, pues hay dos pecados muy grandes que estan delante de mi Padre, la hechicería y la idolatría. En aquel momento yo veía como ese pueblo iba detras de los ídolos iba detrás de la brujería y la hechicería. En aquel momento me dijo allí va a ir primero mi siervo Yiye Ávila primero y luego de que el salga iras tu a llevar este mensaje. Yo no pude alcanzar a hablar con el hermano Yiye Ávila para darle el mensaje que el Señor le había mandado.

 

Y ocurrió exactamente como el Señor me lo había dicho cuando yo llegué a la Rep. Dominicana Yiye Ávila acababa de salir de predicar en este país. Fui transportada en espíritu a Venezuela y me dijo que Venezuela tiene los mismos pecados que la Rep. Dominicana, hechicería e idolatría y estos pecados hieden delante de mi Padre. Si este país no vuelve su rostro a mi van a llegarle juicios muy grandes pronto. Luego fui transportada a México, cuando estuve allí me dijo que también la idolatría y la hechicería también eran los pecados de este país. Me paseaba por México en el espíritu y veía como iban detras de los ídolos veía altares para demonios y me dijo que este pecado hiede delante de mi Padre. Me dijo que tenía que traer este mensaje tanto a Venezuela, la Rep. Dominicana y Méjico.

 

La primera señal que te doy de que mis juicios van a comenzar a descendar es un terremoto grande que vendrá sobre México. Hace un año que estuve en Méjico y llevé este mensaje les advertí lo que me dijo Dios, les adverti que dejaran la hechiceria a la idolatría y cuando escuché la noticia del terremoto que hubo en Méjico caí postrada llorando y le dije: Señor verdaderamente no volvieron su rostro a ti, porque tu me dijiste si lo hicieran no vendrían tus juicios. Era un juicio terrible. Me llevó a un lugar y  mientras yo estaba en el espíritu miraba hacia la tierra y me dije: “La mano de mi Padre está sobre los moradores de la tierra, pero no para bien” y miraba los juicios del Dios grande que descendían de una manera sorprendente y especialmente en estos últimos tiempos vamos a ver esos juicios descender día tras día.

 

Miré un lugar, y el que tenga oídos para oír oiga lo que dice el espíritu a la iglesia. Miré que el mar se levantaba en una Ola gigantesca y yo lo miraba como un monstruo y escuchaba el ruido espantoso que se salía de su lugar y avanzaba contra todo, miraba huracanes arrastradores. Cuando yo ví ese lugar donde se levantaba esa ola gigantesca, y sabía que en ese lugar hay muchos hijos de Dios. Desesperada le pregunté que va a pasar con nosotros tu pueblo cuando esto suceda?. Me contestó y dijo: “Ve y diles a mi pueblo que ni un cabello de su cabeza les será tocado a aquellos que me sean fieles.

 

Me llevó a un lugar y miré la tierra agrietada y me dijo muy pronto países van a ser hundidos, así llegamos a un mar embravecido con aguas turbulentas  comenzamos a entrar por aquellas aguas y llegamos al corazón de la tierra  llegando a un tunel, pero vi unos portones inmensos no fueron las puertas de mi primera experiencia. Estos tenían unas cadenas enormes, el Señor llevaba prisa y me dijo entra, entramos por aquel tunel que era inmenso sin fin, me quedé quieta mirando multitudes con vestiduras rotas, sucias, arrastrando cadenas enormes que hacían ruídos terribles. Yo le pregunté al Señor que es lo que era eso y me contestó: “Así camina la humanidad! Hacia el infierno.

 

En aquel momento me movía de un lado para otro y le dije Señor tu eres el Dios de la misericordia. Llegué a un lugar donde iban caminando con la vestidura rota y reconocí a una persona conocida el rostro del hermano mayor de mi esposo quien era terrible, maldecía a Dios se casaba y divorciaba constantemente, era algo espantoso en la tierra. Cuando vi ese rostro conocido me abracé al Señor y le pedí que vaya por un minuto hacia la tierra y advertirle a Adolfo que va a caer al infierno. En ese momento Dios no me decía nada. Adolfo y su esposa iban caminando hacia el filo del abismo. Hay multitudes que van caminando hacia el infierno. Llegó un momento en que mi Señor alzó sus manos y retumbó su voz como un reto y me dijo: “Ve y diles que se termina el tiempo, miles caeran en el infierno en estos últimos tiempos, a Adolfo se le terminó el tiempo el va a morir.

 

Mientras yo miraba esta escena en el tunel me contaron que Adolfo regreso a la casa y sentía que iba a morirse para lo que la esposa le contesto que seguro estaba borracho como siempre. La esposa se hecho a la cama y luego de un minuto vio una imágen en la cual ella caminaba en un enorme tunel donde habían multitudes con cadenas y vestiduras rotas y Adolfo y ella estaban a punto de caer al infierno y escuchó una voz que le dijo :”Se terminó el tiempo.

 

Luego el Señor me llevó a ver ese hoyo inmenso y me dijo porque me enseñaba eso porque el número de personas que han caído al infierno se había multiplicado desde mi primera visita.

 

Ya no hay tiempo hay que decirle a la humanidad que Jesucristo ya viene y predicar su palabra.

 

Salí a la velocidad de un rayo de las profundidades de la tierra y traspasamos el primero y segundo Cielo llegando al tercer Cielo, aquí había un movimiento que no vi en mi primera expericia vi Angeles preparandose de un lado a otro. Pregunté a mi Señor que significaba ese movimiento en el Cielo y me dijo: “Si hay un movimiento grande en el Cielo pero te voy a permitir ver el movimiento grande que hay en el tierra en estos últimos días, y miraba como los demonios arropaban la humanidad. Me dijo:” El diablo y los demonios se han lanzado con furia en contra de la humanidad y en contra de mi pueblo y sabes porque porque le queda muy poco tiempo.” En aquel momento me enseño una multitud de demonios y me dijo que eran demonios de adulterio y que en los últimos tiempos estos demonios de adulterio van a atacar en la tierra a muchos de mis siervos y muchos caeran sobre ese pecado. Y lamentablemente con dolor he escuchado llamadas, que luego de yo llevar este mensaje muchos han caído en este pecado de adulterio. No es tiempo de confiar en su propia fuerza, hay un hueco grande que el diablo está produciendo y es que se roban la gloria de mí y la toman para ellos, la gloria tiene que ser para mí.

 

El segundo hueco que esta haciendo el diablo es en las familias y matrimonios de los ministros y el diablo trabaja en forma sutil con guantes de seda viendo los trabajadores vean a las hermanas con otros ojos hasta que el demonio de adulterio cae sobre los trabajadores de Dios. Debemos cuidar los hogares, la mujer sabia edifica su casa.

 

Pero en aquel momento me dijo que hay un movimiento demoniaco en la tierra pero hay un movimiento grande aquí en el Cielo. Miré una multitud de Angeles equipados para la batalla que yo no la podia contar. En este momento me dijo: voy a mandar en este momento a esta multitud de Angeles a la tierra para cuidar a mi pueblo. Se ha doblado la guardia de mis Angeles  en estos últimos tiempos en la tierra. Yo miraba esa multitud de Ángeles equipados para defender a su pueblo. Pero el Dios de nosotros es mayor que el diablo y sus demonios, y nada te pasará siempre que sigas al lado de nuestro Señor.

 

En aquel momento el Señor me movió rapidamente en aquella Jerusalem preciosa y llegamos al depósito donde estaban las coronas. Las coronas ya no estaban en aquel depósito yo le pregunté que donde estaban y el Señor no me contestaba nada. Llegué al depósito donde estaban las vestiduras blancas de lino finísimo, le pregunté también que donde estaban y EL no me contestaba. Llegue a un lugar donde miré aquella mesa inmensa que yo vi en mi primera experiencia. En aquel momento miraba aquella mesa preciosa que tenía sillas de oro con nombres. Y esta vez ya estaba servida equipada, allí vamos a celebrar una cena con Jesucristo, en aquel momento vi una Silla gigantesca y frente a aquella silla había una copa de Oro gigantesca y mi Señor me dijo acercate y mira dentro de la copa y la copa estaba servida y para mi asombro vi frente a cada respaldos de aquella silla se encontraba las vestiduras blancas y las coronas frente a las sillas. Y le pregunté porque la copa está servida y los trajes en las sillas y las coronas en la mesa. Me dijo ve y dile a mi pueblo que no vuelvo pronto sino que regreso ya.  En aquel momento me miró fijamente y me dijo: “He levantado a mi siervo allí en la tierra y me habló de Yiye Ávila diciendo que no es un predicador cualquiera sino un profeta así como Juan el bautista preparó el camino, así el prepara el camino para mi venida.

 

Ve y dile a mi siervo que ya no diga que regreso pronto, dile que anuncie al mundo que regreso ya que todo está listo. Jesucristo ya viene. En aquel momento tomo un traje blanco de lino y me dijo que me lo ponga y me lo puse, me dio una corona y me dijo póntela y me la puse. Me llevó frente a una pantalla a la cual le llamo espejo de Dios y me dijo: “Verdad que no tiene mancha, no tiene arrugas, contesté no Señor. Nadie que no tenga este trajo puesto ni podrá entrar por esa puerta ni podrá sentarse en esta mesa. Hay muchos que los tienen manchados, y arrugados alla en la tierra. Hay muchos de mi pueblo que los tienen guardados.

Diles a aquellos que los tienen manchados que pidan al Espíritu Santo que lo limpien y a aquellos que los tienen arrugados que pidan a Dios que les diga que es los que Dios quiere de ellos. En aquel momento me dijo: ”Aquí muy pronto celebraremos la cena en el reino de mi Padre “Me tomo de la mano y traspasé esa puerta y llegué al Paraíso.

 

En mi primera experiencia hubo una promesa que el Señor me hizo. Mi padre era ateo y mi madre venia de una familia religiosa, mi hermana es monja pero yo se que pronta saldrá de ahí para evangelizar junto conmigo. Yo lloraba siempre porque sabía que mi madre se iba a perder aunque yo le hablaba de la palabra pero ella seguía idólatra. Pero la primera vez que estuve en el tercer cielo Dios me prometio que salvaría a mi madre pero que la salvaría y se la llevaría porque no iba a perseverar salva. Desde la primera experiencia veía que mi madre era peor y yo lloraba y oraba diciendole a Dios: Señor salvala y llevatela si es lo que tú me has dicho.

 

El Señor utilizó a mi nino pequeñito quien le hablo a mi madre de Jesus y mi madre entregó hace cuatro año su vida a Dios a los tres días, a pesar de que mi madre era una mujer sana cayó muerta, y se cumplió la promesa que el Señor me había hecho. Ahora que estaba en el tercer cielo miré a una mujer que había entre muchas mujeres y el Señor me dijo:” Mírala allí está lo que yo prometo lo cumplo, aquí está esperando que el número de la iglesia sea completado y sea tomada. Luego vi otra parte del paraíso donde habían muchos niños de blanco que alababan al Señor y me dijo estos niños son todos los niños que son abortados en la tierra por médicos y madres asesinas, estos niños que se encuentran en la basura y en los niños pero que Dios tan misericordioso tenemos. Yo perdí hace cuatro años un niño y le preguntaba a Dios porque permitiste que muriera si yo queria tener a este nino. Pero Dios me lo enseño y me dijo esta es la criatura que tu perdiste. Estos niños son los que asesinan dia tras dia en la tierra.

Estos niños tienen vida desde el momento en que entran al vientre de su madre.

 

Volví denuevo a aquella Jerusalem preciosa, me dijo tienes que moverte de prisa no hay descanso para ti. Me dijo yo soy tu fuerza tienes que moverte de prisa y llevar este mensaje a todo el mundo, este mensaje es para todo mi pueblo incluyendote a ti y todos los pastores, aquel que esté limpio que se limpie mas. En aquel momento las puertas de los Cielos se abrieron cayó una escalera preciosa, el Señor llamó a una multitud de Angeles y el mismo Dios que vino a buscar mi espíritu regresaba con mi espíritu. Llegamos a aquel Departamento entramos, mi espíritu se quedó en el aire. El Señor hizo algo con los hermanos que se encontraban en el Departamento y cuando acabó con los hermanos vi que el Señor me miró yo sabía que le iba a dar órdenes a mi espíritu para que regresara a mi cuerpo. Mi cuerpo estaba bien flaco, los ojos hundidos los labios hinchados y miré ese cuerpo tan feo y le dije: “Señor no entro en ese cuerpo tan feo, llévame contigo, pero el Señor me dijo que no es el tiempo de que me llevara que tenía que llevar este mensaje para que mi pueblo se prepare.En aquel momento se oyó la voz fuerte en aquella habitación y dijo: “ Entra y recibe vida” rápidamente mi espíritu se comenzó a mover en los aires porque no era una orden dada por ningun hombre sino orden dada por el dador de vida. Se paró al lado de mi cuerpo y dijo entra y recibe vida y retumbó su voz poderosa y dijo: “Yo soy la resurección y la vida y aquel que cree en mi aunque esté muerto vivirá”.

 

Este es el mensaje que mandó nuestro Señor Jesucristo para que su Iglesia se prepare.

 

Tomado del cassette con el mismo título.

SI TE HA GUSTADO ESTA PÁGINA

DEJANOS TU COMENTARIO

Y GRACIAS POR VISITARLA

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Patricia (sábado, 09 mayo 2015 08:17)

    Impactada con estos testimonios, necesitamos volvernos a adiós de todo corazón, esto me ministro y confronto mucho. Gracias bendiciones.

  • #2

    Patricia (sábado, 09 mayo 2015 08:19)

    * a Dios

Reserva directo en Acapulco Cancun, Huatulco, Ixtapa Zihuatanejo, Puebla, Puerto vallarta, Veracruz, los Cabos

Aquí y te informamos como 

O HAS AQUI TU DONACION DIRECTA

Estado del tiempo en México

Alerta sismica en linea

La ultima advertencia 2016

Las profecias por ocurrir

DIOS NO ESTA MUERTO 2

Pelicula - ¡HIJO DE DIOS!

Mundo cristiano - Noticias

Del 18 de Noviembre de 2016

Del 25 de Noviembre de 2016

Testimonios-VIDA DURA T.V

CUARTO DE GUERRA

Amado Hno., Pastor o lider ¿deseas promover tu evento en nuestra página? podemos insertar tu poster o link en la pagina principal, solo contáctanos y nosotros te decimos como. Escríbenos en el siguiente formulario tus dudas.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. Mat.7:13

SUBAMOS AL MONTE

Debido a la situación que por largo tiempo hemos estamos padeciendo en nuestra nacion de Mexico y en nuestro estado de guerrero. Hacemos un llamado a cerrar filas y a unirnos en oración.

BENDICIONES

DE UNCION DE LO ALTO

Hola, unción de lo alto les desea hermosas y abundantes bendiciones y que el Dios de toda gracia les conceda las peticiones de sus corazones, les animamos a que sigamos adelante con nuevos propósitos y proyectos en Cristo para la honra y gloria de su santo nombre, a no escatimar esfuerzos sabiendo que la obra de nuestras manos no es en vano, por lo que ponemos en sus manos estos pequeños panes y peces y que el Señor lo multiplique en su corazon, y como dice su palabra, no nos cansemos de sembrar que a su tiempo segaremos, bendiciones a todos nuestros Hnos, amigos y siervos en Cristo, asi, como a toda la familia en la fé les deseamos los pastores  Martha  y Daniel. Iglesia Mundo de fe Renacimiento en Acapulco Gro.

Autores de esta página

CONTACTANOS VIA E-MAIL

Si deseas escribirnos en forma personal llena este formulario ya que en la sección de comentarios o del libro de visitas, A los e-mail el sistema no los registra, sino únicamente las direcciones de paginas webs, es por esto que no podemos contestar algunas peticiones que nos hacen  

         

QUE DIOS TE BENDIGA

Por favor inserta el código:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.