EL PERIODO INTERTESTAMENTARIO

EL MUNDO JUDIO

 

LA HISTORIA JUDÍA POSTERIOR AL ANTIGUO TESTAMENTO.

 

Jesús, como judío de nacimiento, participó con lealtad en la vida social y religiosa. Esta religión se basaba en la revelación hecha por Dios en el Antiguo Testamento, aunque en muchas maneras se diferenciaba de ala religión y la vida de sus antepasados, los hijos de Israel.

 

Habían pasado alrededor de cuatrocientos años desde que Malaquías, el último de los profetas, habló. En el transcurrir de ese tiempo el pueblo de Dios, hubo de vivir, así como nosotros ahora, guiados no por la voz directa de Dios de un profeta, sino por un Libro Santo. Y al pasar de los siglos, muchos cambios se deslizaron dentro del judaísmo, y se vieron rodeados de muchas y diferentes circunstancias.

 

¿De qué fuentes obtendremos información sobre esta gran extensión de tiempo intertestamentario?. Parte de esta información nos la da la misma Escritura; otra parte, los escritores judíos; y otra los historiadores paganos y los estudios arqueológicos.

 

PROFECÍAS  DEL  ANTIGUO  TESTAMENTO  ACERCA  DEL  PERIODO  INTERTESTAMENTARIO.

 

Algunas de las profecías del Antiguo Testamento se refirieren a este periodo intertestamenterio. En el libro de Daniel podemos encontrar la mayor parte de ellas. En el capítulo dos se describe la visión de aquella gran imagen con cabeza de oro, pecho de plata, vientre de bronce, piernas de hierro y en parte de barro. En el capítulo siete está el relato de las cuatro bestias simbólicas:

 

EL SUEÑO DE NABUCODONOSOR

 

Dan 2:31-35  Tú, oh rey, veías, y he aquí una gran imagen. Esta imagen, que era muy grande, y cuya gloria era muy sublime, estaba en pie delante de ti, y su aspecto era terrible. La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce; sus piernas, de hierro; sus pies, en parte de hierro y en parte de barro cocido. Estabas mirando, hasta que una piedra fue cortada, no con mano, e hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó. Entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras del verano, y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno. Mas la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra. 

 

LA PARTE COMPLEMENTARIA DE ESTA VISION DIOS SE LA DIO A DANIEL EN UN SUEÑO

Visión de las cuatro bestias

 

Dan.7:1-8 En el primer año de Belsasar rey de Babilonia tuvo Daniel un sueño, y visiones de su cabeza mientras estaba en su lecho; luego escribió el sueño, y relató lo principal del asunto. Daniel dijo: Miraba yo en mi visión de noche, y he aquí que los cuatro vientos del cielo combatían en el gran mar. Y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra, subían del mar. La primera era como león, y tenía alas de águila. Yo estaba mirando hasta que sus alas fueron arrancadas, y fue levantada del suelo y se puso enhiesta sobre los pies a manera de hombre, y le fue dado corazón de hombre. Y he aquí otra segunda bestia, semejante a un oso, la cual se alzaba de un costado más que del otro, y tenía en su boca tres costillas entre los dientes; y le fue dicho así: Levántate, devora mucha carne. Después de esto miré, y he aquí otra, semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas; tenía también esta bestia cuatro cabezas; y le fue dado dominio. Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y he aquí la cuarta bestia, espantosa y terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de hierro; devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies, y era muy diferente de todas las bestias que vi antes de ella, y tenía diez cuernos. Mientras yo contemplaba los cuernos, he aquí que otro cuerno pequeño salía entre ellos, y delante de él fueron arrancados tres cuernos de los primeros; y he aquí que este cuerno tenía ojos como de hombre, y una boca que hablaba grandes cosas.

1.- EL LEÓN 2.- EL OSO 3.- EL LEOPARDO 4.-LA BESTIA ESPANTOSA Y TERRIBLE

 

Es ya tradicional que estas bestias sean identificadas así:

 

 

PARTE DE LA IMAGEN     -  AÑOS DE REINADO     - IMPERIO QUE REPRESENTA  

1.- la cabeza de oro - el león 605-539 A.C. El imperio babilonico
2.- el pecho de plata - el oso 539-331 A.C El imperio Persa
3.- el vientre de bronce -el leopardo 331-168 A.C. El imperio Griego y las 4 diviciones
4.- las piernas de hierro - la gran bestia espantosa

168-A.C.

476-D.C.

El imperio Romano, pompeyo y los herodes

En el capítulo ocho encontramos la visión del carnero de dos cuernos, y un macho cabrío, el griego. El primer cuerno representa el imperio medo-persa, y el macho cabrío, el griego. El primer cuerno representa a Alejandro el Grande, y los cuatro cuernos a los cuatro reyes que a su muerte se apoderaron de su imperio dividiéndolo en cuatro. Uno de estos reyes resultó ser extremadamente malvado, antíoco III de Siria, quien habría de hacer cesar el sacrificio en Jerusalén durante tres años.

 

En el capítulo once encontramos la profecía de la conquista de los persas por los griegos, a la cual siguen profecías de la lucha entre “los reyes del Norte” (probablemente el rey de Siria)  contra los “reyes del Sur”  (reyes de Egipto) .

 

en el capítulo nueve hallamos la famosa profecía de las “setenta semanas” , la cual da a entender que el periodo de tiempo entre Daniel y la llegada del Mesías sería de unos quinientos años.

 

De Daniel, entonces podemos obtener el bosquejo principal  del periodo en el cual estamos interesados: El imperio babilónico iba a caer ante el imperio de los medos y los persas; éste a su vez caería  ante el “rey de Grecia” , o sea, Alejandro, cuyo reino luego se dividiría en cuatro, dos de los cuales se disputarían Palestina. Uno de los reino  intentaría profanar el santuario y suprimir el culto a Dios por un tiempo.  Entonces surgiría otro imperio durante el cual había de venir el Mesías. Todo esto ocurriría en menos de cinco siglos. No hace falta recalcar  que, en efecto, esto fue lo que pasó; que los acontecimientos sucedieron tal cual fueron predichos.

 LOS ESCRITORES JUDÍOS Y EL PERIODO INTERTESTAMENTARIO

 

Cuando se cerró el canon antiguotestamentario  los autores judíos continuaron escribiendo muchos libros. Unos de estos libros han sobrevivido al paso del tiempo, y gracias a ellos hemos logrado saber más sobre el pueblo de Dios  durante este período. Están divididos en dos clases: 

 

1)    Los que se conocen  como libros apócrifos, y que algunos han pensado que debían ser incluidos en la Biblia como inspirados

 

2) Los que forman el grupo que se conoce como pseudoepigráficos (falsificaciones), los cuales no tienen a nadie que los reclame como inspirados. No existe una diferencia real entre las dos clases.

 

Es de suma importancia que sepamos por qué no creemos que estos libros apócrifos  sean inspirados divinamente, y porque no han sido incluidos en las Sagradas Escrituras. En primer lugar, sus autores no reclaman su inspiración, y en algunos casos la niegan. Los judíos en ningún momento los consideraron como parte de la Biblia, aún cuando les dieron un alto valor. Los escritores del Nuevo Testamento tampoco los consideraron como Escritura, aunque los leyeron. Por cierto, estos libros apócrifos nunca han sido citados, aun cuando los escritores del Nuevo Testamento de vez en cuando citan autores paganos y algunos pseudoepigráficos (aunque no como inspirados, desde luego). Finalmente, nuestro Señor mismo nunca los cita ni les da su respaldo como hizo con el Antiguo Testamento.

 

¿ Por qué, entonces, algunos han insistido que sean incluidos ?

 

Cuando se hizo la traducción del Antiguo Testamento al griego, al mismo tiempo se tradujeron algunos de estos libros. Además, otros nuevos libros fueron escritos en griego por autores judíos. Los gentiles griegos, a quienes  no interesaba hacer distinción entre libros inspirados o no inspirados, los clasificaron junto con los escritos sagrados de los judíos. De aquí que las versiones  griegas del Antiguo Testamento a menudo tenían incluidos unos u otros de estos libros. Muchos de los primeros cristianos no podían leer hebreo; por consiguiente, El Antiguo Testamento en griego era lo único que podían leer. Por esto, equivocadamente, algunos de los primeros cristianos pensaron que éstos  formaban  parte de las Escrituras. Más tarde algunas iglesias ansiosas de hallar respaldo para sus ideas religiosas, declararon inspirados los libros apócrifos. Aun así, no todas las iglesias estuvieron de acuerdo con todos los libros apócrifos.

 

¿Cómo debemos mirarlos los cristianos?

 

Aunque no los consideremos inspirados, son libros útiles e interesantes. Los escritores fueron individuos  piadosos  y temerosos de Dios. Sus libros están llenos  de bellos conceptos acerca de Dios entremezclados con algunos errores. En su relato de hechos históricos varían ampliamente. Algunos son dignos de confiar. Otros, por el contrario, están llenos de escasos y desatinados datos históricos. Muchos de ellos no son realmente libros completos, sino una colección de versículos que originalmente se insertaron  en el texto de los libros canónicos de Ester, Daniel y Jeremías. Tal como están impresos ahora no tienen ningún sentido.

 

En forma de apéndice, daremos una lista de todos los libros existentes con un ligero comentario de los más importante.

 

Además de estos libros, que fueron escritos durante el periodo intertestamentario, hay otros escritos judaicos de gran importancia para poder comprender este período. Entre los más destacados está Filón, escritor judío que vivió en Egipto y fue contemporáneo de Jesús, quien escribió libros en que intentó reinterpretar el Antiguo Testamento con ideas tomadas de filósofos griegos, y en especial de Platón. Se mostró particularmente inclinado a alegorizar los relatos del Antiguo Testamento.

 

Otro escritor judío contemporáneo de los apóstoles fue Josefo. Los libros que escribió sobre la historia del pueblo judío trataban de exponer los hechos del mundo romano, especialmente después de la revuelta del año 70 d. C. De esta manera de él un computo de este período  y de las épocas del Nuevo Testamento, desde  el punto de vista judío.

 

Otros escritores judíos posteriores, tales como el Talmud, el Mishna y otros, son fuentes para este período, pero por haber sido escritos mucho tiempo después  no caben  en el propósito de este pequeño libro.

OTRAS FUENTES DE INFORMACIÓN ACERCA DEL PERIODO INTERTESTAMENTARIO.

 

Los autores paganos suministran fragmentos  de información acerca de este período , pero éstos, por regla  general, no se mostraban muy interesados en la historia judía. Además, carecían de informes completos. Muchos de ellos  creían que los judíos tenían una imagen de Dios  en el templo; y aun hubo algunos que sostenían que ésta tenía la forma de un burro.

 

La arqueología nos ha proporcionado muchisíma información. Los arqueólogos examinan los objetos que han sobrevivido desde tiempo remotos, tales como edificios, muebles, vestimentas, monedas, esculturas, y muchos otros artículos, y por ellos nos pueden decir muchísimo de la forma de vida de estos pueblos. De estos objetos, los restos de alfarería son casi siempre los más útiles para el arqueólogo. Para hallarlos, y estudiar las circunstancias en que fueron hallados, los arqueólogos  escudriñan las viejas tumbas y cavernas, o excavan con todo cuidado  las ciudades y pueblos antiguos cubiertos por los escombros de muchos siglos.

 

Uno de los más interesantes descubrimientos arqueológicos referentes a este período ínter testamentario es el hallazgo de unos rollos del  Antiguo  Testamento  que estaban escondidos en unos jarrones, en unas cuevas cerca del mar Muerto, y el hallazgo del monasterio de una secta judía, probablemente Los esenios, que tenían en su poder los rollos.

 

Uno de los resultados de los estudios arqueológicos ha sido confirmar la veracidad de las Escrituras, y refutar así las muchas críticas que se han suscitado contra la Biblia de parte de los escépticos. Además de aclarar algunos asuntos desconcertantes, nos han proporcionado ilustraciones de los objetos y aun de algunas de las gentes mencionada en el relato.

LA HISTORIA DEL PUEBLO JUDÍO EN EL PERIODO INTERTESTAMENTARIO.

 

(1 ) El período persa.

 

Tal como lo relata Daniel, ocurrió que los babilonios que llevaron cautivos a los judíos, continuaron su cautividad con Ciro, rey de los medos y los persas. Babilonia cayó  en el año 539 a. C., y al siguiente año Ciro decretó la autorización para que los judíos regresarán a Palestina si así lo querían. Bajo el liderazgo de Zorobabel, 42.000 de ellos lo hicieron. Como la mayor parte de éstos eran de la tribu de Judá, desde entonces se les llamó “judíos” en vez de hijos de Israel.

 

Gran parte de los judíos, sin embargo, no regresaron. Comenzaron a esparcirse por todo el mundo, aun cuando siempre Jerusalén era para ellos la ciudad santa. A estos se les llamó los judíos de “la dispersión”. AQUÍ SE ESTABLECE LA PÉRDIDA DE LAS 10 TRIBUS RESTANTES. 

 

A la muerte de Ciro, su medio demente sucesor Cambises conquistó Egipto, pero sufrió  la más desastrosa derrota cuando intentó conquistar Etiopía. No permitió que más judíos regresaran. Cuando Darío I ascendió al trono, se concedió de nuevo a los judíos la oportunidad de volver.

 

Tanto Darío como Jerjes, su sucesor, intentaron conquistar Grecia, pero fueron derrotados. Jerjes es posiblemente Asuero, es esposo de la reina Ester. Fue asesinado, y durante Artajerjes I, su sucesor, Esdras y más tarde Nehemías , trabajaron en la reconstrucción de los muros de Jerusalén. Durante su reinado vivió  y predicó probablemente el último de los profetas, Malaquias. Con todo, el imperio persa se mantuvo por otros 100 años más.

 

 

Durante el dominio de los persas se introdujeron muchas cosas nuevas en la vida del pueblo de Dios, tales como las Sinagoga, el gobierno del Sanedrín, La Dispersión, la enemistad con los samaritanos, demonios y ángeles. 

( 2 )  El período griego.

 

Tal como lo profetizó Daniel, el imperio persa cayó ante un rey de Grecia. Éste era Alejandro, el rey de Macedonia, Filipo, padre de Alejandro, había hecho de Macedonia un estado supremo sobre los otros estados griegos. Empleó como tutor de su hijo a uno de los sabios más grandes que el mundo había conocido, el filósofo Aristóteles.

 

Cuando Filipo murió, y aunque apenas frisaba los veinte años de edad, Alejandro pudo subyugar una revuelta de los griegos y lanzarlos contra el imperio persa.

 

Aunque estaba en gran desventaja numérica, derrotó al rey Dario III de Persia en Granico e Iso. Invadió Siria y Palestina, destruyó la ciudad de tiro y tomó Egipto. Nuevamente en marcha contra Persia, la puso por completo bajo su dominio en Gaugamela. Ya como rey de Persia, emprendió la marcha en plan de conquista más y más hacia el este hasta que llegó a la India. De allí emprendió el regreso. Muy poco después de su regreso cayó víctima de una fiebre de la cual murió a la edad de 33 años. Había conquistado más países que ningún otro antes de él; sin embargo, fue incapaz de conquistar sus propios apetitos, según nos relatan sus más antiguos biógrafos.

 

A pesar de lo corto de su reinado, sus efectos  e influencia perduraron, Alejandro fundó ciudades ( las que pobló con griegos)  por donde quiera que iba. De esta manera ocurrió que los pueblos que estuvieron bajo su imperio conocieron el griego y recibieron la influencia de la ideología griega. Todo esto propició la pretensión de Alejandro de Alejandro de ser hijo de Zeus, el dios griego ( o de los griegos). Esto dio lugar a que surgiera la practica de adorar al emperador con las consecuencias de este mal. El pueblo judío, a semejanza de otras naciones, estuvo bajo la influencia del pensamiento griego, y esto dio como resultado una división entre el pueblo. Unos se declaraban a favor de la forma de vida griega, mientras otros se oponían a cualquier avenencia. Más adelante, hablaremos de la forma de la vida griega.

 

A la muerte de Alejandro, no hubo hombre capaz de ocupar su lugar. El imperio se fraccionó en cuatro partes, cada una gobernada por uno de los generales de Alejandro. Palestina quedó entre dos de esas  partes, y fue manzana de discordia para que dos reinos trabaran una lucha encarnizada: el reino de Egipto gobernado por Tolomeo y sus descendientes, y el de Siria gobernado por Seleuco y sus descendientes.

 

El dominio tolemaico.  Judea estuvo bajo el dominio de los tolomeos de Egipto, “ los reyes del Sur.”  Por lo general, los tolomeos estuvieron a favor de los judíos, a quienes animaron para que se establecieran en Egipto, particularmente en la nueva ciudad de Alejandría, donde había una famosa biblioteca y universidad. Sabemos de hechos ocasionales de hostilidad contra los judíos.

 

En cierta ocasión, Tolomeo Filopatro, quien según varios escritores de la antigüedad dedicaba las noches a la fornicación y los días a las fiestas, intentó entrar en el Lugar Santísimo en Jerusalén, pero fue rechazado por una manifestación del poder  divino. Posiblemente fue él que en otra ocasión intentó dar muerte a una multitud de judíos provocando una estampida de elefantes salvajes envenenados sobre ellos. Sin embargo, comúnmente los judíos eran tratados con bondad. Tanto fue así que muchos no solamente se asentaron en Egipto, sino que bien pronto se olvidaron de su propio idioma para aprender, (a)  en su lugar, el griego. De aquí surgió el deseo de que las escritores estuvieran en griego en vez de hebreo.

 

Conforme  al relato, que no es muy digno de confiar, Tolomeo II  pidió a setenta eruditos judíos  que prepararan  una traducción de la Biblia al griego. Esta traducción se conoce como la Septuaginta. Junto con ésta se tradujeron otros libros apocrífos, y varios más aparecieron originalmente en griego. La septuaginta fue la versión del Antiguo Testamento más conocida de la iglesia primitiva. En el Nuevo Testamento a menudo se cita, y este respaldo que los escritores del Nuevo Testamento le dan ha animado, desde entonces, a los cristianos a traducir la Palabra de Dios a todos los idiomas de las diferentes naciones a manera que todo el mundo pueda leerla. 

 

Los judíos en Alejandría, pues, entraron en contacto con algunos de los más grandes eruditos y científicos de la antigüedad que estaban relacionados con la gran biblioteca y universidad de Alejandría. Muchos judíos intentaron relacionar las doctrinas de las Escrituras con las ideas filosóficas de los griegos.   Mientras tanto, los reyes de Siria, cuyos nombres eran los Seéucidas, se consideraban con derechos sobre Palestina, y en varias ocasiones trabaron guerra con Egipto. Antíoco II, en un intento de hacer amistad con Egipto, se casó con la princesa egipcia Berenice. Al saberlo su primera esposa, se llenó de celos y mató a ambos. Para vengarse, el hermano de Berenice atacó Siria. Estos acontecimientos fueron predichos por el profeta Daniel, capítulo 11, versículo 5 y 6.

    El período de la dominación siria. Después de casi ciento veinticinco años de estar bajo el dominio de los tolomeos, el rey Antíoco III ( El  Grande ) tomó judea. Luego trató de extender sus dominios en todas las direcciones, pero en Grecia misma los romanos lo atajaron, entrando así éstos por primera vez en nuestra historia. Antíoco el Grande se mostró a favor de los judíos y les concedió mucha libertad, pero esto no había de durar. Su hijo Seleuco IV fue asesinado y otro de sus hijos Antíoco IV ( “Epífanes”) , tomó el trono. Éste bien pronto enfureció a los judíos al intentar forzarlos a abandonar el judaísmo y adoptar las costumbres griegas.

 

Esto suscitó luchas entre los judíos; unos se inclinaban a favor de las costumbres griegas, otros se oponían. Los judíos piadoso aborrecían en particular la costumbre de los griegos de llevar sombrero, o hacer calistenia desnudos en el gimnacio. Antíoco designo Gran Sacerdote a  un tal Jasón que era “helenista” es decir,  pro Grecia, y mandó a matar a Onías, sacerdote rival.

 

Cuando Antíoco peleaba en Egipto, unos judíos piadosos conocidos como los “casidim”   ( los santos )  se sublevaron. Antíoco regresó y sofocó la sublevación, y en venganza despojó el templo de sus tesoros. Luego decretó  que los judíos abandonaran su religión y adoptaran las costumbres de los griegos. El templo del Señor fue profanado, y colocaron en él una imagen del dios Zeus. En el altar sacrificaron cerdos. Fueron prohibidas las circuncisión y la lectura de las escrituras. Esta fue “abominación desoladora” que Daniel había profetizado, y Antíoco se convirtió en símbolo del  “anticristo”. Muchos judíos se sometieron, pero a los que no lo hicier5on se les trató con gran crueldad.

 

Año 167 a.C. comienza; por ese entonces había un sacerdote anciano llamado Matatías, de la casa de Hasmón, padre de cinco hijos. Este lamentó grandemente la profanación del templo de Dios. un día, en la ciudad de Modein, un funcionario del rey quiso obligar a todos los judíos a que ofrecieran sacrificio a ídolos. Cuando el funcionario vio a Matatias, le ordenó que fuera el primero en ofrecer sacrificio al ídolo, pues como líder en Israel sería seguido por el pueblo. El rey le ofrecía gran recompensa si obedecía, pero la rechazó.  “ Aun si todo el mundo dejara al Señor,”  dijo, “ yo y mis hijos permaneceremos fieles al pacto con el Señor.”  Entretanto otro judío subió a ofrecer sacrificio . matatías se llenó de tanta ira que se escapó de sus opresores y mató al judío apóstata, y luego al funcionario del rey. Tras un llamado a todos los judíos a que le siguieran, él y su hijo huyeron hacia las colinas y se declararon en rebelión contra el rey.

 

Año 166 a. C.  Su hijo Judas,  a quien apodaban Macabeo ( el martillo ), se puso al frente como jefe militar. A todos los que le siguieron se les llamaba macabeos. Mientras tanto los judíos llevaban a cabo su guerra de guerrillas contra los sirios, Antíoco perecía en guerra contra los partos.

 

Así que, tres años después de la profanación del Templo, los macabeos regresaron, y el 25 de diciembre del año 164 a.C. se reanudó la adoración al Señor. En honor a este acontecimiento, los judíos instituyeron la fiesta de la dedicación que se menciona en el Nuevo Testamento.

 

De ningún modo la lucha había terminado. Los sirios, a quienes respaldaban los judíos que estaban a favor de Grecia, obligaron a los macabeos a firmar un tratado mediante  el cual  se les garantizaba la libertad de adoración, pero aparte de eso el decreto real quedaba en vigor.

Para obtener respaldo en su lucha contra el rey, los judíos firmaron un tratado con los romanos. Éste era el primer trato con la potencia que más tarde los gobernaría. Realmente los romanos no les dieron ayuda.  Durante  un tiempo, un judío pro Grecia fue Sumo Sacerdote, y luego Jonatán, hermano de Judas asumió este oficio. Cuando fue capturado traidoramente y asesinado, un hermano suyo, Simón, pasó a ser sumo Sacerdote.  Los judíos ortodoxos estaban molestos por esto pues, aunque los hermanos asmoneos eran valientes y piadosos no tenían derechos a ser sumos sacerdotes debido a que no eran descendientes de Aarón.

Su malestar en parte se desvaneció al aceptar la solución como temporal “ hasta que el Mesías viniera:”  A Simón le sucedió su hijo Juan Hircano, bajo el cual se sacudieron completamente el yugo sirio y los judíos quedaron de nuevo independientes.

Casi  dos  siglos estuvieron los judíos bajo el dominio de los persas, y casi dos siglos más estuvieron bajo el dominio de los griegos.

 

Vamos a señalar algunos de los efectos de la dominación griega en el pueblo judío. En primer lugar, muchos aprendieron el idioma griego. De esta manera podían darse a entender en todo el mundo antiguo. Muchos judíos se propusieron dar a conocer a los gentiles  las ideas del Antiguo Testamento que no estaba disponible en griego, y muchos gentiles de habla griega, aunque se mantenían al margen del pacto de Israel y no aceptaban la circuncisión, pusieron su fe en el Dios de los israelitas.

 

Estos “temerosos de Dios”  como se les llamaba, se hallaban  bien preparados para aceptar el mensaje del cristianismo cuando se les predicó.

 

En segundo lugar, el pueblo judío entró en contacto con el pensamiento griego. Aprendieron la ciencia, la filosofía y el arte de los griegos. Desde luego, algunos judíos despreciaron todo esto y se apegaron a sus propias maneras de ser. Otros, por su lado, repudiaron por completo sus tradiciones judaicas e hicieron el intento de aceptar toda la cultura griega. A lo menos, todos los judíos ortodoxos comenzaron a poner nombres griegos a sus hijos,  y a discutir su fe según las normas del pensamiento forjado por los griegos.  Así  que resultaba perfectamente natural para los judíos del tiempo de Jesús pensar y escribir en griego. Esto resultó para bien porque, como resultado, el Nuevo Testamento estuvo disponible, desde el principio, en un idioma que la mayor parte de la población mundial entendía.            

En tercer lugar, como resultado de la civilización griega, el nivel de vida se superó notablemente en Palestina, aunque quizá no para todos. Pero con la prosperidad llegaron también la lascivia y los vicios. Gran parte de esta prosperidad fue malgastada en las constantes revueltas y guerras que diezmaron tanto a los hombres como el dinero del país.

 

Finalmente, el cruel e insensible esfuerzo de los sirios por suprimir la adoración al Señor  tuvo un efecto devastador entre quienes no eran sinceros y adoraban a medias al Señor, y obligó al resto hacia una nueva devoción.

( 3 ) El periodo de independencia judía.

 

 Por primera vez en cuatrocientos años los judíos habían recobrado su independencia, pero casi en seguida comenzaron las luchas intestinas. Los mismos Casidim (los santos)  que respaldaron el amotinamiento de los macabeos, se opusieron a Juan Hircano no únicamente por no ser del legítimo linaje de los sumos sacerdotes, sino porque había conducido guerras, una actividad que según ellos era inapropiada para un sacerdote. Juan no les prestó atención alguna. Atacó a los samaritanos y destruyó el templo que éstos tenían en el monte Gerizim. Atacó luego a los idumeos en el desierto al sur y los obligó a convertirse al judaísmo ( Herodes, el Grande fue un descendiente de estos idumeos ). Janio Alejandro, hijo de Juan, era uno de los más aguerridos. Completó la conquista de toda la región hasta que el estado judío fue tan grande como el de David. Abiertamente asumió el título de “rey” además del de “ Sumo Sacerdote”.

 

Los Casidim, mejor conocidos como fariseos, se le opusieron enérgicamente. Para vengarse, descargó sobre ellos atrocidades espantosas. En cierta ocasión mandó crucificar a 800 de ellos en hileras, en un lugar donde pudiera verlos morir mientras se dedicaba a una francachela de borrachera con sus concubinas. Los judíos, pues, sufrieron más a manos de sus mismos coterráneos que a manos de los reyes extranjeros.

A la muerte de Janio, su viuda Salomé Alejandra gobernó. Sus dos hijos en abierta lucha se disputaron el dominio. El mayor, Hircano, fue declarado Sumo Sacerdote, pero Aristóbulo buscó la ayuda de los saduceos para hacerle oposición. Los saduceos se interesaban en la observancia estrictamente literal de la ley de Moisés, pero en otros aspectos se inclinaban a favor de la forma de vida de los griegos. Cuando la reina Alejandra murió, Aristóbulo ocupó el trono, pero Hircano, con la ayuda de su ministro, Antípater de Idumea, se levantó contra él.

Sucedió que un famoso general romano, Pompeyo estaba en Damascon su ejército. Ambos hermanos apelaron a él para arbitrara su disputa. Pompeyo, al  verse invitado en esta forma, se dirigió a Jerusalén con su ejército. Los dos hermanos lo habían invitado,  pronto se dieron cuenta de el que había ido a arbitrar se había convertido en el amo. Algunos judíos se refugiaron en el templo pero los romanos los sometieron finalmente. Pompeyo penetró en el lugar santísimo del templo, y Roma asumió el dominio sobre Palestina.

 

El hecho más notable del siglo de independencia judía fue la separación de la sociedad en sectas: los fariseos, los saduceos y los esenios. Estos últimos para escapar de la maldad de aquellos tiempos, optaron por replegarse a monasterios. 

(4 ) El período del dominio romano.

 

  (a) El período del reino subordinado. Pompeyo, el general romano, instaló a Hircano II como gobernador bajo los romanos. Debía llamarse etnarca y no rey. Sin embargo, Antípater era el que en realidad mantenía el dominio del país. Tuvo la habilidad de irse ganando el apoyo de los hombres que luchaban por conseguir el mando del gobierno romano a medida que llegaban a la cima. Fue amigo de Pompeyo, luego de Julio César cuando éste derrocó a Pompeyo, después de Casio, uno de los asesinos del César.

 

Obtuvo de Julio César privilegios especiales para los judíos: derecho de recoger impuestos para el Templo en todo el  imperio romano, excepción del servicio militar, y otros más. Los judíos retuvieron estos privilegios muchos años. Uno de los hijos de Antípater se llamó Herodes. Éste sucedió a su padre como ministro ante Hircano.

 

Cuando los partos invadieron Palestina para instalar en el trono a uno de los descendientes de Aristóbulo, Herodes escapó a Roma. En ese entonces Antonio era el hombre fuerte en Roma. Con la ayuda de éste, Herodes consiguió que el Senado de Roma le nombrara “rey de los judíos”.   Respaldado por las armas romanas, Herodes volvió a tomar Palestina con gran derramamiento de sangre. Casi todos los judíos lo odiaron por esto y porque era irumeo, solamente medio judío. A pesar de eso, su reinado fue vigoroso y eficaz. En forma despiadada puso fin al desorden  y promovió  el bienestar económico.

 

Construyó una ciudad portuaria, Cesarea, y buscó la forma de aumentar su prestigio erigiendo, con despilfarro, monumentos en las ciudades exóticas como Atenas. Aunque decía ser judío leal, se mostraba más interesado en fomentar la cultura griega. Construyó teatros, gimnasios y edificios públicos al estilo griego. A la vez, construyó un suntuoso altar sobre la tumba de los patriarcas en Hebrón. Aún más importante que todo esto empezó la construcción de un nuevo templo en Jerusalén, templo que tardaría casi un siglo en terminarse y que dado su tamaño, esplendor y belleza habría de ser considerado uno de los más imponentes edificios del mundo. Éste fue el templo en el que enseñó Jesús, y cuya destrucción profetizó.  

 

Cuando Octavio, que más tarde se llamó Augusto, llegó al poder, Herodes obtuvo su respaldo. Pero su gobierno fue esta vez más tiránico. Mantuvo el orden por medio de una alta burocracia, con un ejército de mercenarios ( la mayor parte sirios ), y una policía secreta. Fue cruel, suspicaz y vicioso en su vida privada. Mató a su propia esposa Mariana, a quien todos querían, y a tres de sus hijos. Poco antes de su muerte, ya estaba  planeando dar muerte a los otros. En cierta ocasión Augusto dijo de Herodes que “preferiría ser el cerdo de Herodes antes que su hijo” dando a entender que era menos probable que el cerdo fuera degollado.   Cuando ya casi al fin de su perversa vida oyó decir que un niño había nacido como “el rey de los judíos “ no fue de extrañar que diera orden de llevar a cabo la masacre de los niños de Belén en un intento de darle muerte a Jesús.

 

(b) El período de la división de Palestina. A la muerte de Herodes en el año 4 a. C  su reino fue dividido entre sus tres hijos: Felipe, que recibió la región del Norte y Este de Galilea; Herodes Antipas, que recibió Galilea y Perea, y Arquelao, que obtuvo Judea, Samaria e Idumea. Como Arquelao, para mal suyo, no manejó bien su parte que le tocó, en el año 6 d. C.  Augusto lo depuso e hizo de Judea una provincia del imperio, gobernada por un representante personal del emperador conocida como procurador. Durante la vida de Jesús , Galilea seguía gobernada por Herodes Antipas.

 

Judea como provincia romana.  El primer procurador fue Pomponio. Bajo este nuevo régimen se hizo otro censo semejante al que se llevó a cabo cuando José y María fueron a Belén. Esto provocó la rebelión de un partido conocido como el de los zelotes, encabezada por Judas de Galilea. Ésta fue sofocada cruelmente, y muchos de los rebeldes fueron crucificados. 

 

El emperador Augusto le sucedió Tiberio, y los procuradores continuaron gobernado Judea. Después de tres procuradores de poca importancia cuyo más importante hecho fue deponer al sumo sacerdote Anás para poner en su lugar a su yerno Caifás, apareció  en el escenario Poncio Pilato, un italiano. Desde el comienzo Pilato contendió con los judíos. Intentó forzarlos a que aceptaran imágenes del emperador, y únicamente desistió de su intento al ver que ellos pasivamente preferían ser degollados antes que aceptar. Trató de usar parte de los ingresos del templo para construir abastecedores de agua para Jerusalén, hecho que los hizo enfurecer aún más.

 

Los dirigentes judíos lo consideraban desalmado y obstinado, y siempre estaban tratado de acusarlo ante el emperador.  Finalmente, después de su participación en la crucifixión de Jesús, interfirió en el asunto de los samaritanos  y lo llamaron a Roma para responder por su mal manejo de los asuntos. Pilato se suicidó más tarde, según escritores ulteriores.  Agripa ( Herodes Agripa ) como se le conoce en el Nuevo Testamento, nieto de Herodes, se ganó el favor de Casius Calígula, el nuevo emperador. Cada vez le concedpia más territorio. Cuando el insano Calígula pretendió que su imagen fuera adorada en el Templo de Jerusalén, Agripa consiguió disuadirlo. Cuando Claudio llegó a ser emperador, a Agripa le fue dada Judea y también 

(a) el título de “rey”,  quedando de nuevo Palestina como un reino unido. Agripa fue popular entre los judíos, y tuvo éxito en sus tratos con los romanos. Esto dio motivo a que se llenara de orgullo. A esto se atribuye que iniciar la persecución de los cristianos, durante la cual mató a santiago y puso en prisión a Pedro. Repentinamente y en presencia del pueblo, le sobrevino una enfermedad repugnante de la que murió.

 

A su muerte, Judea de nuevo volvió al estado de provincia Las cosas se agravaron durante los dos procuradores siguientes, Casius Fadus y Tiberio Alejandro. Se levantaron falsos profetas incitando al pueblo a lanzarse en rebelión y las luchas con los samaritanos se acrecentaron. Luego llegó como procurador Felix, quien en cierta ocasión había sido esclavo. Se enamoró de Drusila, hija  de Agripa I , la persuadió a que se divorciara de su marido y se casara con él. El hermano de Drusila, Agripa II , fue hecho rey de la parte septentrional de Palestina. El apóstol Pablo, como recordarán tuvo que enfrentarse a esta gente. Felix fue sustituido por Porcio Festo y ante y ante éste Pablo fue llevado por segunda vez y pidió la apelación al Cesar, el emperador Nerón.

 

   El emperador Claudio fue asesinado y tomó su lugar Neróan, uno de los más viles y nefastos gobernantes que el mundo ha conocido. Cuando la ciudad de Roma fue destruida por un incendio, el pueblo sospechó que el mismo Nerón había iniciado el fuego. Para desviar las sospechas, Nerón echó la culpa a los cristianos, y mandó que se les castigara con toda clase de atrocidades : mandó a echarlos a los leones en la arena o a sumergirlos en alquitrán, para luego usarlos como antorchas que alumbraran sus  holgorios. A partir de este momento, el cristianismo fue declarado una religión ilegal que el  gobierno romano trató de destruir, aunque no siempre por los mismos medios.  En Judea, mientras tanto, los judíos se habían conjurado y rebelado contra los procuradores de Nerón: Albino y Floro. Un grupo de terroristas llamados sicarios ( los asesinos ) mataban tanto a judíos como a romanos.

 

(b) La primera rebelión judía.  Sin hacer caso a las advertencias de sus cabecillas, sino  siguiendo las incitaciones de muchos falsos profetas y aprovechando el debilitamiento de los romanos por las insensateces de Nerón, los judíos  se levantaron en rebelión contra Roma. Al principio estaban triunfando, pero Vespasiano gradualmente los hizo retroceder. Nerón se suicidó y después de que otros tres no lograron mantenerse en el trono como emperadores más de unos cuantos meses,  Vespasiano se apoderó del trono en Roma, dejando a su hijo Tito la tarea de terminar la guerra con los judíos. Inoxorablemente, Jerusalén cayó en el año 70 d.C.  La profecía de Jesús se cumplió, el templo fue echado abajo, y desde ese día los sacrificios diarios cesaron. Millares de judíos fueron torturados, crucificados y muertos,. Ningún judío quedó con vida en Jerusalén, y la  nación entera quedó en ruinas. Aún hoy se puede ver el arco monumental erigido por Tito con el cual conmemoró su victoria, y en el que  se ven las esculturas en relieve de los famosos veladores de oro del templo

 

 

(c) La segunda rebelión judía. A despecho de este desastre, los falsos profetas y mesías seguían empeñados en engañar a los judíos  haciéndoles creer que aún podían vencer a Roma. Uno de los más famosos, Bar Koba, respaldado por el rabí Akiba, se declaró en rebelión durante la época  del emperador Adriano. Cuando fue totalmente aplastado, quedó prohibida para los judíos no solamente Jerusalén, sino toda Palestina. A Jerusalén se le bautizó con un nuevo nombre; Júpiter Capitolino. Esto causó un cambio en la religión de los judíos, ya que se hizo imposible la practica de los sacrificios. Los rabíes ejercían dominio sobre el pensamiento judío, y crearon el judaísmo que hoy conocemos. Actualmente el regreso de los judíos a Palestina es un hecho después de casi dos mil años de exilio.       

SI TE HA GUSTADO ESTA PÁGINA

DEJANOS TU COMENTARIO

Y GRACIAS POR VISITARLA

Comentarios: 0

BENDICIONES

DE UNCION DE LO ALTO

Hola, unción de lo alto les desea hermosas y abundantes bendiciones y que el Dios de toda gracia les conceda las peticiones de sus corazones, les animamos a que sigamos adelante con nuevos propósitos y proyectos en Cristo para la honra y gloria de su santo nombre, a no escatimar esfuerzos sabiendo que la obra de nuestras manos no es en vano, por lo que ponemos en sus manos estos pequeños panes y peces y que el Señor lo multiplique en su corazon, y como dice su palabra, no nos cansemos de sembrar que a su tiempo segaremos, bendiciones a todos nuestros Hnos, amigos y siervos en Cristo, asi, como a toda la familia en la fé les deseamos los pastores  Martha  y Daniel. de Iglesia Mundo de fe en Acapulco Gro...   Autores de esta página

Informacion de ministerios

 ESCUELA PROFÉTICA 2019

PARA MAYOR INFORMACION

Videos de bendición

Estado del tiempo en México

Alerta sismica en linea

Noticias relevantes en video

Amado Hno., Pastor o lider ¿deseas promover tu evento en nuestra página? podemos insertar tu poster o link en la pagina principal, solo contáctanos y nosotros te decimos como. Escríbenos en el siguiente formulario tus dudas.

CONTACTANOS VIA E-MAIL

Si deseas escribirnos en forma personal llena este formulario ya que en la sección de comentarios o del libro de visitas, A los e-mail el sistema no los registra, sino únicamente las direcciones de paginas webs, es por esto que no podemos contestar algunas peticiones que nos hacen  

         

QUE DIOS TE BENDIGA

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.